Connect with us

Hi, what are you looking for?

Panorama

Del búnker al delivery, el narcomenudeo se ajusta y gana en seguridad

Del búnker al delivery, el narcomenudeo se ajusta y gana en seguridad



O. A.

El búnker —el punto de venta fijo de drogas— fue una modalidad inédita en el comercio de drogas que se impuso desde Rosario, y con él se consolidaron los soldaditos —como “personal de seguridad”— y la mano de obra esclava reclutada entre menores y jóvenes para su atención. Pero el narcomenudeo atraviesa ahora un proceso de transformación, forzado por las circunstancias de la pandemia y las persecuciones judiciales y de las fuerzas de seguridad.

“Hoy se hace casi todo a través del delivery. En el lugar de los búnkers históricos ahora hay pibes en la calle que acercan la droga a los que pasan en auto. La estrategia es tener poca droga encima. Si los detienen, no pierden mucho”, explica el fiscal Matías Edery.

El narcomenudeo se despliega con un ritmo similar al del trabajo precarizado en la economía formal e informal: la rotación permanente de la mano de obra. Son razones de fuerza mayor, obligadas por las persecuciones de la ley y la competencia entre las bandas, y ahora agravadas en medio de una disminución del mercado.

“El sistema del delivery es más barato —les evita tener un búnker custodiado por soldaditos— y menos visible”, agrega Edery. En consecuencia, la violencia cambia también de objetivos: “El búnker era un punto fijo. Entre los narcos se sabía que para controlar una zona tenían que tirotear esos lugares o atacar a un cliente, para que lo cerraran. Vemos que los últimos homicidios narco son muchas veces de pibes que andan en moto o caminando. Con el delivery la droga es más difícil de encontrar y para los rivales agrega una dificultad para atacar”.


Nota relacionada



Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020