Denuncian vacunas VIP en Santa Fe, Lifschitz ordena la tropa, el PJ se re-une y vienen más cambios en el transporte



Lifschitz, el candidato que ordena a la oposición



“Si Lifschitz es candidato ordena a gran parte de la oposición”. La frase la pronunció el diputado Maximiliano Pullaro en diálogo con Suma Política pero podría atribuirse a buena parte de la dirigencia radical santafesina.

A principios de semana fue el propio ex gobernador quien abrió la puerta de par en par a su candidatura. “Es posible que me toque jugar el rol de candidato a senador nacional por el Frente Progresista en las próximas elecciones”, dijo Lifschitz ante un grupo de periodistas nucleados en la Asociación de Periodistas de la República Argentina (Apera). Una definición que cambia el escenario político y le sirve al Frente Progresista para contener al radicalismo provincial, que se venía mostrando proclive a cerrar un acuerdo con el PRO. Ahora, con el mayor exponente electoral de la oposición en la cancha, el panorama es otro.


Santa Fe Ciudad

Lifschitz aprovechó ese encuentro para marcar territorio. Reivindicó el Frente Progresista, se mostró abierto a ampliar ese armado con la incorporación de nuevas fuerzas y minimizó las voces radicales que impulsan al intendente Pablo Javkin como líder de ese espacio. “Estamos dispuestos a reforzarnos pero sin cambiar el color de camiseta”, dijo el ex gobernador apelando a una metáfora futbolera. En esa misma línea se manifestó Pullaro: “Imagino que será algo nuevo, pero con el mismo formato”. Lo que sí dejó en claro el diputado es en qué lugar va a jugar: “Siempre lo dije, si va Lifschitz yo estoy con él”.


El PJ, unido en la diversidad



Las autoridades provinciales del PJ se reunieron con los senadores del Nuevo Espacio Santafesino (NES) para comenzar a delinear la estrategia electoral. El encuentro sirvió para confirmar que el NES será parte de la maquinaria electoral del PJ. Los senadores del NES ratificaron su compromiso de “trabajar desde el partido renovando el vínculo con todos los espacios políticos” y de poner “la energía en crecer en representación en todos los municipios y comunas de la provincia, así como generar alternativas y representación en el Congreso nacional”. No se habló de nombres propios, pero sí de la estrategia territorial y de la búsqueda de candidatos competitivos en todos los distritos. Participaron del encuentro el presidente del PJ Santa Fe, Ricardo Olivera; la vicepresidenta Norma López, y los senadores Armando Traferri (San Lorenzo), José Baucero (San Javier), Guillermo Cornaglia (Belgrano), Osvaldo Sosa (Vera), Raúl Gramajo (9 de Julio) y Rubén Pirola (Las Colonias).


¿Vacunas VIP en Santa Fe?



La vacunación VIP en el Ministerio de Salud de la Nación sacudió las estructuras del gobierno nacional. El presidente Alberto Fernández echó al ministro de Salud, Ginés González García, y designó en su lugar a Carla Vizzotti. El escándalo estalló luego de que el periodista Horacio Verbitsky contara en radio que se había vacunado tras llamar a Ginés. Verbitsky relató que el ministro le dijo que fuese a vacunarse al hospital Posadas, pero que luego un secretario lo convocó al ministerio. También reveló —risueño— que se había enterado que en su misma condición estaba el número dos de Clarín, Héctor Aranda, quien decidió esperar hasta el lunes para aplicarse la de AstraZeneca. Lo cierto es que las sospechas de vacunación VIP no se circunscriben solo a la Nación; en varias localidades del país se dieron situaciones similares y las sospechas abarcan a muchas más. En Santa Fe, el diputado Carlos Del Frade (Frente Social y Popular-Ciudad Futura) presentó un pedido de informe para que se detalle “en cuáles municipios se han detectado casos irregulares de personas que por vinculaciones políticas recibieron una dosis que está destinada a las dedicadas a tareas esenciales”. El pedido de informes apunta al municipio de Pueblo Esther, luego de que vecinos aseguraran que fueron vacunadas personas que no pertenecen a los grupos definidos como prioritarios y esenciales. Del Frade aclaró que hasta el momento no hay casos comprobados.


Los “retoques” al transporte de Rosario



La adecuación del sistema de transporte de colectivos en Rosario se lanzó en enero y a la semana siguiente ya sufrió cambios. Fueron los que les sugirieron al intendente Pablo Javkin algunas vecinales y otras asociaciones barriales. A esas primeras modificaciones ahora se agregarán otras a partir del retorno de las clases presenciales y, según adelantó la secretaria de Movilidad, Eva Jokanovich, se va a seguir modificando en función del monitoreo que se seguirá haciendo. Adelantó que se mejorarán las frecuencias y se cambiarán los recorridos en función del mayor uso que se detecte de las unidades. Precisó la funcionaria que cuando se implementó el plan de adecuación había 460 colectivos en la calle, pero desde el lunes ya suman 513, o sea que se sumaron más de 50. Otra cantidad similar planean sumar cuando se inicien las clases en marzo. En el medio, hay otros cambios como el de las líneas 134-135 que modificó la punta de línea y alargó su extensión. O el de la línea 106, que llega a Tablada, que va a aumentar a seis unidades para disminuir el tiempo de frecuencia de 27 a 14 minutos.

Los cambios tienen justificación: en tres semanas se incrementó la cantidad de pasajeros en un 13%, de 150 mil a 180 mil. El problema es detectar los horarios de mayor uso y en qué línea para mejorar las frecuencias, algo de lo que todavía se quejan los usuarios del transporte. No obstante, la funcionaria municipal adelantó que ni cuando las clases vuelvan al cien por ciento se va a volver a tener la cantidad de viajes que se tenía en 2019. Había 130 mil viajes por día con motivo de la educación. “No se va a llegar ni a la mitad y no vamos a tener la misma cantidad de colectivos”, anticipó. “A lo sumo se llegará a los 250 mil pasajeros en todo el sistema”, señaló. Para paliar las quejas, se prepara un cambio que parece menor, pero que también enoja a los pasajeros. A raíz del Covid, se implementó el ingreso por la puerta trasera, para que los choferes queden aislados por una cortina plástica. Ahora se van a colocar mamparas para permitir otra vez que la gente suba por la puerta delantera.


Facebook comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *