Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

El PJ fue al diálogo político con el chip electoral: sin temas conflictivos y con la unidad partidaria como bandera

La conducción del PJ santafesino llegó a la reunión con el gobierno con una decisión tomada: no poner sobre la mesa temas conflictivos. Por eso el encuentro con el ministro Roberto Sukerman transcurrió sin rispideces ni momentos de tensión. Y cada uno se llevó lo que fue a buscar: el gobierno escuchó, una vez más, el compromiso y el apoyo del partido a la gestión de Omar Perotti; y la dirigencia del PJ mostró una imagen que quiere sostener contra viento y marea, la unidad interna.

Sukerman recibió al PJ en el marco del diálogo político, luego de haber hecho lo propio con el socialismo, la UCR y el PRO. Asistieron el presidente del partido, Ricardo Olivera; los vice Norma López, Rubén Pirola y Silvina Frana, y otros miembros de la conducción. Entre ellos, Luis Rubeo y Armando Traferri que, en distintos niveles de virulencia, han confrontado decisiones del Ejecutivo. Sin embargo, nunca estuvo en duda la presencia de alguno de los dos. El único ausente fue Eduardo Toniolli, quien no pudo asistir.

La idea de evitar que se profundicen las grietas se respetó a rajatabla. La situación del ex titular de Seguridad, Marcelo Sain, uno de los temas que seguramente hubiese despertado dispares reacciones, al menos entre algunos de los presentes, nunca apareció en escena. Tampoco se habló del bloque de senadores alineados con Traferri, que en más de una ocasión fue a contramano de los intereses de la Casa Gris. No fueron hechos fortuitos sino, claramente, una decisión compartida por todos.

“Le transmitimos al ministro que nuestra idea es recrear lo que nos permitió ganar la Gobernación”, le dijo Olivera a Suma Política para sintetizar el espíritu con el que fue el PJ el miércoles a la ciudad de Santa Fe.

“Como partido de gobierno, y pensando en lo que viene, en el plano electoral, queremos interactuar con los funcionarios y las funcionarias en el territorio. Queremos que el gobierno nos acompañe en esa construcción colectiva y seguir defendiendo con fuerza la gestión del gobernador”, resaltó.

Las prioridades oficiales

Sukerman transmitió las prioridades del gobierno: en lo social, trabajar junto a los sectores más desprotegidos, con índices de pobreza que se dispararon dramáticamente durante la pandemia, y en el ámbito legislativo, la aprobación de la ley de conectividad. Y confía en que el peronismo puede hacer un aporte.

Olivera cree que el bloque del Frente de Todos puede contribuir a buscar consensos en Diputados. “Tenemos diálogo permanente con todos los partidos y estamos pensando en acuerdos”, dijo, aunque sabe que es el mayoritario bloque del Frente Progresista el que tiene la llave para destrabar el proyecto más ambicioso de la gestión Perotti. “Yo siempre apuesto a la racionalidad institucional de las mayorías”, admitió, y después pidió reciprocidad: “Cuando nosotros fuimos mayoría y el socialismo necesitó la ley de emergencia en seguridad la aprobamos sin discutir; y hemos llegado a aprobar presupuestos sobre tablas porque entendíamos que el gobierno necesitaba ese instrumento. Ojalá se entienda que la conectividad es una necesidad de los santafesinos”, redondeó el presidente del PJ. Más allá de su apelación a la racionalidad, también expuso sus dudas. “No vemos en la Legislatura voluntad política para resolver estas cuestiones, no digo la cuestión de la seguridad porque es un debate más profundo, pero nos interesa discutir en serio las leyes que están. No podemos seguir, después de 12 años de gobierno del Frente Progresista, con un 60 por ciento de los santafesinos que no tiene internet”. Además, añadió, “conectividad es más equidad educativa, más oportunidades. Es un proyecto que va a empezar con este gobierno y va a terminar con otro”.

Cronograma electoral

Las coincidencias también se dieron en el plano electoral, ya sea respecto al cronograma electoral como a la realización de las Paso.

La intención es que las elecciones provinciales coincidan con las nacionales, tanto por cuestiones políticas como operativas. En la práctica, para concretar ese objetivo, aparecen algunos inconvenientes, aunque no son insalvables. La provincia tiene que presentar el decreto con el cronograma electoral el 10 de abril, pero el gobierno nacional no lo va a tener resuelto para esa fecha porque dispone de más plazo para hacerlo. En la Casa Gris manejan la posibilidad de hacer un decreto sin fecha de elecciones y atado a la decisión nacional. La cuestión sanitaria y el avance de la vacunación son determinantes para decidir cuándo se votará. Si Nación posterga las Paso para septiembre y las generales para noviembre, a a nadie en la Casa Gris se le cruza que en la provincia se vote en otra fecha.

La pandemia también incidirá en la realización o no de las primarias. Perotti dijo públicamente que en esta situación crítica preferiría que las Paso no se realicen; en el PJ comparten que la cuestión sanitaria es la prioridad, pero en un contexto más benévolo están a favor de su realización. “Nosotros defendemos las Paso, y especialmente en las elecciones provinciales; con las candidaturas nacionales es distinto, son pocas, y pueden surgir de un acuerdo”, analizó Olivera. En la contienda provincial la situación es mucho más compleja. “Nos proponemos armar listas en los 365 distritos de Santa Fe y es imposible resolverlas sin las Paso. Pensemos que, por ejemplo en Rosario, en las últimas primarias se presentaron once listas del PJ. No estamos en condiciones de definir listas únicas”, agregó. Una opción para dirimir candidaturas son las internas partidarias en aquellos lugares donde haya más de una lista, aunque también tiene su complejidad sanitaria.

Después de escuchar las prioridades de la gestión Perotti, las autoridades del peronismo le relataron a Sukerman su plan de trabajo de cara al año electoral: presentar candidatos y candidatas en toda la provincia, garantizar las cuestiones formales a todos los que quieran competir y crecer en la cantidad de gobiernos locales administrados “por compañeros”. Hoy el PJ maneja menos de cien de los 365 distritos santafesinos, un número menor para una fuerza política que ganó la Gobernación. “Tenemos que ver en qué lugares no presentamos listas y ahora hacerlo, y trabajar mucho en aquellas comunas o municipios en los que estuvimos cerca de ganar. Es un diagnóstico que ya se empezó a hacer. Y, obviamente, mantener lo que ya tenemos”, le relataron los dirigentes a Sukerman.

Así, la reunión entre el gobierno y el partido de gobierno se consumió entre las prioridades de uno y los planes del otro, con coincidencias y compromisos de apoyo y defensa de la gestión. Sin abordar los temas conflictivos y con una idea que sobrevoló las intervenciones de los presentes: la unidad, la representación de todos los sectores. “La unidad no es lista única. La unidad es el día después de las elecciones internas sentarse todos juntos en una mesa, como lo hicieron Alejandra Rodenas y Agustín Rossi, lo mismo que Perotti y María Eugenia Bielsa. Esa es la verdadera unidad”, definió Olivera.

Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020