Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Juntos por el Cambio modelo Santa Fe: una dura interna que define liderazgos y posicionamientos para 2023

Cuatro listas, una macrista pura, otra íntegramente radical y dos con componentes de ambos partidos del frente agitan la durísima interna de Juntos por el Cambio en Santa Fe. En el espacio opositor hay demasiado en juego en las elecciones del domingo: la definición de los liderazgos, los posibles candidatos para la provincia y la ciudad en 2023 y la aspiración de ser el polo más votado entre las diferentes facciones para soñar con un noviembre de gloria, que permita conservar y hasta incrementar la representación política en el Congreso.  

La primaria de Cambiemos en la provincia tiene además el condimento adicional de los apoyos de los caciques nacionales a parte de los candidatos: Patricia Bullrich y Mauricio Macri apoyando la lista de Federico Angelini, y Elisa Carrió a la que encabezan José Corral y Roy López Molina. 

El cierre de listas de los cambiemistas en la provincia dejó una primera lectura insoslayable: el radicalismo recuperó protagonismo en el frente tras ser furgón de cola durante años en la provincia, en especial detrás de la figura de Miguel Del Sel, quien dos veces quedó a pocos votos de llegar a la gobernación.  

La UCR sumó hombres y mujeres a los primeros lugares de las listas por la atomización del PRO y por su decisión de sumarse casi de lleno a Juntos por el Cambio tras años de pertenencia al Frente Progresista. La muerte de Miguel Lifschitz, el gran elector de ese espacio, y el haber dejado el poder tras tres gestiones en la Casa Gris, explican este fenómeno. 

Las listas de la coalición opositora en Santa Fe pueden leerse en clave de pertenencias partidarias entre los cargos en juego para el Senado y Diputados.  

La macrista de pura cepa lleva a Angelini a la Cámara alta y al economista Luciano Laspina a la baja. La radical ciento por ciento tiene a la periodista Carolina Losada para senadores y a Mario Barletta para Diputados  

Las otras dos son más aliancistas: una es la dupla Corral-López Molina. La otra promueve al radical Maximiliano Pullaro para el Senado y al macrista Gabriel Chumpitaz para la Cámara baja. 

Los comicios del domingo definen demasiado en Juntos para el Cambio versión santafesina. Para empezar quién lidera el espacio, hoy sin una referencia unívoca tras el corrimiento definitivo de Del Sel y el salto de muchos radicales. Esa definición impactará fuerte en el armado de las candidaturas para el crucial 2023, año de elecciones ejecutivas a intendente y gobernador. 

Pero además, JxC apuesta a ser el frente más votado en las primarias de este fin de semana para poder sumar bancas propias en las generales de noviembre. Busca conservar los cinco escaños propios que pone en juego en Diputados y duplicar la representación en el Senado de una a dos butacas. 

Nombres propios

Angelini es el caballo del comisario. Es vicepresidente del PRO a nivel nacional, donde secunda en la conducción a Bullrich y días atrás recibió un fuerte espaldarazo del propio Mauricio Macri a su candidatura en Rosario. Tiene un discurso pro grieta y en sus slogans se presenta como un límite para frenar los atropellos institucionales del kirchnerismo en el Parlamento.  

Su aspiración es no sólo liderar el espacio sino además ser el candidato indiscutido del sector para la gobernación en 2023. Dos años atrás se bajó de esa aventura tras haberse lanzado, a pedido de Marcos Peña y Mauricio Macri. Fue candidato a diputado nacional y triunfó en su categoría en las generales de octubre. 

Pullaro y Losada se sumaron al eje de la grieta incluso con un discurso más radicalizado que el de Angelini. La retórica de ambos es más dura que la del líder del PRO, tal vez suponiendo que no hay margen para tibieza y que el votante de JXC es más anti K que pro Cambiemos. 

El diputado provincial buscó potenciar su pasado como ministro de Seguridad y días atrás se presentó en el juicio a Los Monos y expuso ante los fiscales la lucha que dio contra las mafias. 

Y la periodista con domicilio en Buenos Aires apeló a una controvertida y sugerente puesta en escena mediática para captar el voto duro anti Frente de Todos en Santa Fe. 

Corral, el cuarto en discordia, dejó de lado esa beligerancia anti K y si bien se mostró crítico del gobierno nacional y sus políticas, buscó una vía más propositiva, con apelaciones a aperturas, flexibilizaciones y al país que viene post pandemia en busca de un votante más moderado.

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020