La novela de la deuda con la provincia suma otro capítulo, entre dudas y reproches



La novela del pago de la deuda que tiene Nación con Santa Fe por la detracción indebida del 15 por ciento de la coparticipación, escribió otro capítulo al incluirse el artículo 109 del presupuesto nacional 2021. ¿Qué dice? En pocas palabras, permite a la Jefatura de Gabinete negociar y hacer modificaciones presupuestarias para dar cumplimiento a condenas judiciales firmes y con un monto determinado.

En el gobierno provincial esperan atentos el fallo de la Corte Suprema de la Nación que fijará el monto de la deuda, porque a partir de ello podría volver a avanzar. Quienes están inmersos en el tema indican que “es muy difícil estimar cuándo podría estar la decisión del tribunal”. A su vez, aquellos que deambulan por los pasillos de la Casa de Gris y la cartera de Economía son cautos en este tema e indican que “no se puede dar la seguridad de que vaya a ingresar algún dinero durante el ejercicio que viene”.

La sintonía y la “buena onda” entre el presidente, Alberto Fernández, y el gobernador, Omar Perotti, presentan una oportunidad histórica, ya que estarán sentados y negociando en la mesa por primera vez dos gobiernos del mismo color político. Esto hace pensar, dentro del Ejecutivo Provincial, que hay chances reales de que la provincia pueda empezar a cobrar la deuda en el mediano o largo plazo. Si bien la decisión de Diputados fue recibida de buena manera, son prudentes e indican que están “a la espera de la liquidación firme de la Corte”. Que se haya agregado el artículo 109 en el presupuesto “favorece a Santa Fe”, aseguran desde el justicialismo local y desde la cartera de Economía refuerzan esta idea al afirmar que “hay una voluntad de empezar a hablar para saldar la deuda”.

¿Cómo podría ser la forma de pago? Desde el gobierno santafesino no le cierran la puerta a la posibilidad de que la devolución incluya “cash” y también la ejecución de distintas obras para la provincia. En el ministerio que maneja las finanzas de la provincia no se atreven a arrojar un número sobre el monto que debería devolver la Nación, aunque sí se encuentran realizando los cálculos para tener una estimación propia.



Negociación y tironeo


Santa Fe Ciudad


La gesta del mencionado artículo comenzó con una presentación formal por parte de los diputados del Frente Progresista para que “se contemple una partida para el pago de la deuda dentro del presupuesto 2021”. La solicitud fue realizada ante el presidente de la Comisión de Presupuesto de Diputados, Carlos Heller, pero según pudo averiguar Suma Política, los diputados oficialistas, que estaban de acuerdo con lo solicitado por sus pares socialistas, fueron los que se encargaron de traccionar internamente para que se le diera lugar al pedido, “movimos todo para meterlo”, aseguran desde el entorno peronista.

El mencionado artículo “autoriza al Jefe de Gabinete a disponer las acciones, negociaciones, compensaciones y efectuar las modificaciones presupuestarias para atender y dar principio de cumplimiento a condenas judiciales firmes y con monto determinado, a favor de la provincia de Santa Fe, conforme sentencias dictadas por la Corte Suprema de Justicia”.

Desde el Frente Progresista lo ven con buenos ojos, pero no lo toman como un gran logro. Afirman que “si bien es un avance, sigue siendo insuficiente”, ya que hubieran preferido que “se incluya una partida con dinero”. En contraposición a esto, desde el Frente de Todos no dudan en decir que “el texto refleja más el pedido de ellos (por el socialismo)” y son optimistas al plantear que “tener un artículo en el presupuesto te pone en un lugar distinto de la negociación”.

Dentro del Gobierno Provincial hay quienes concluyen que se llegó a esta situación de no cobro por las decisiones tomadas la anterior gestión del Frente Progresista. Durante el debate del presupuesto en la Cámara Alta, el senador Roberto Mirabella apuntó contra el ex mandatario socialista indicando que “lamentablemente no haber hecho a tiempo los reclamos correspondientes nos ha perjudicado, porque recién el año pasado el gobierno de Santa Fe presentó las formalidades necesarias y no entendemos por qué el entonces gobernador Lifschitz, demoró más de tres años para hacerlo”.

Si bien el presupuesto 2021 ya fue aprobado en Diputados, luego de ser aprobado en el Senado debió volver a la Cámara Baja por un error registrado en el envío de planillas anexas de obras públicas. Pero es un hecho que se convertirá en ley.


Marchas y contramarchas


El hecho de que la Corte Suprema tenga que decidir y fijar el monto a devolver por parte de Nación, ocurre porque pasaron casi cinco años sin acuerdo entre Santa Fe y el Estado Nacional, es decir, nunca se logró establecer un mecanismo de pago. Ante esta situación, la provincia realizó en 2019 un nuevo reclamo a la Corte para que fije el monto a pagar.

Retrocedamos en el tiempo. A fines de 2015, pocos días antes de que asumiera Mauricio Macri, Santa Fe se vio beneficiada por un fallo en el que la Corte Suprema ordenó a la Nación devolver el 15 por ciento de coparticipación que desde 2006 se le retenía a la provincia para financiar a la Anses. Si bien las detracciones cesaron apenas se publicó el fallo, quedó pendiente la negociación por el pago de la deuda de lo acumulado desde 2006. En ese momento, la Corte no fijó plazos y dejó el manejo de los tiempos y la negociación al Estado Provincial y Nacional.

El tema volvió a la agenda en 2017, cuando Macri logró que Santa Fe apoyara el Pacto Fiscal a cambio de que en aquel acuerdo quedara fijado de manera explícita el compromiso de las partes de ponerse de acuerdo sobre el monto y la forma de pago de la deuda. “Tras largas negociaciones firmamos el acuerdo con Nación, poniendo como condición que el día 31 de marzo de 2018 tiene que estar establecido el monto y la forma de pago de la deuda de coparticipación que tienen con Santa Fe”, afirmó el 16 de noviembre del 2017 Miguel Lifschitz en su Twitter.



En medio de la crisis económica que atravesó el país, las negociaciones y gestiones no dieron sus frutos y se venció el plazo. En noviembre de 2018 se dio por terminada la prórroga acordada en el Pacto Fiscal de 2017 y Miguel Lifschitz fue de manera presencial hacia la sede de la Corte Suprema de Justicia de la Nación a reclamar el cobro de la deuda. «Le solicitamos a la Corte Suprema que defina un plazo perentorio, que establezca el monto actualizado de la deuda de coparticipación y también una forma de pago rápida, para que podamos resarcirnos de los recursos”, expresó el gobernador en ese momento.

Santa Fe decidió en ese momento presentar una liquidación que posteriormente, en 2019, la Nación rechazó. Al mismo tiempo, el gobierno nacional presentó sus propios cálculos, pero las diferencias entre ambos fueron “tan significativas” que se truncó la negociación. Ahora, es la Corte la que decidirá el monto actualizado de la deuda y la forma en que se cancelará.


Lifschitz, al salir de la sede de la Corte Suprema para reclamar el cobro de la deuda

Facebook comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *