Connect with us

Hi, what are you looking for?

Panorama

Para los privados no católicos, la suba de aranceles no va en la dirección correcta

Para los privados no católicos, la suba de aranceles no va en la dirección correcta



S.P.


Osvaldo Gallardo es el presidente de la la Federación Santafesina de Instituciones Educativas Privadas (Fesaiep), entidad que reúne a más de cien colegios públicos de gestión privada con fuerte presencia en el sur provincial y particularmente en Rosario. La Federación contiene un amplio espectro de establecimientos, ya que hay escuelas que cobran aranceles de hasta ocho mil pesos, y no reciben subsidios del Estado, y otras que están en zonas carenciadas y reciben subsidios del 100 %. Del universo total de alumnos que concurren al sistema privado, esta entidad recibe en sus aulas a un 25 % aproximadamente.

“A nosotros no nos consta que alguna de las escuelas adheridas haya hecho uso de esa opción, al menos hasta el momento”, dice Gallardo al abordar la aplicación o no del aumento autorizado por la Provincia. “Es una posibilidad de la que se puede disponer, pero nosotros entendemos que no es lo mejor. Estamos abocados a establecer estrategias y mecanismos para contener a los alumnos y una suba no va en ese sentido”.

En las instituciones educativas privadas algunos temas son recurrentes: adaptación a los nuevos tiempos, potencial pérdida de matrícula, mora en el pago de haberes y, desde hace un par de semanas, la posibilidad de aplicar el aumento.

“Es evidente el esfuerzo de las familias para que los chicos sigan dentro del sistema y desde las escuelas se están buscando alternativas. Hay escuelas que tienen una mora del orden del 20 %, otras tienen un poco más. Pero hay un compromiso de los padres para mantener al día, dentro de sus posibilidades, el pago de los aranceles”, dice Gallardo para describir la situación.

En este contexto, no descarta la posibilidad de que se produzca una pérdida de alumnos en 2021. Para Gallardo “hay un corrimiento, no es masivo pero hay un movimiento. Hay gente que está pasando situaciones muy complicadas”, aunque también sostiene que “por como están trabajando las escuelas, te puedo garantizar que ningún chico se está quedando afuera del sistema porque los papás no pueden mantener la cuota al día”.

Quizás por esta situación, la posición de la Federación frente al aumento es clara: “Entendemos que si el compromiso es sostener el sistema, aplicar el aumento es un recurso que será usado como última alternativa. No es algo que hoy las escuelas privadas estén haciendo”. De todas maneras, Gallardo deja una puerta abierta a la decisión individual de sus asociados. “Cada patronal puede decidir si lo aplica o no, nosotros aconsejamos que no se haga uso de esa alternativa”. Más allá de ello, entiende que el aumento decidido por Educación “es en mérito a la reglamentación vigente, es una posibilidad de la que se puede disponer o no”.



Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020