Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Perotti logró aprobar su proyecto más ambicioso: es ley la conectividad

Un año y medio después de anunciar el proyecto en la Legislatura santafesina durante la apertura de sesiones ordinarias, el gobernador Omar Perotti logró el mayor triunfo político de su gestión: Diputados aprobó la ley de conectividad, para lo cual autorizó al gobierno provincial a tomar un crédito por 100 millones de dólares. 

Otros dos elementos confluyen para darle mayor valor a la gestión del oficialismo: no tuvo votos en contra y, pese a los cambios que se le introdujeron al proyecto en la comisión de Presupuesto de Diputados, evitó que volviese al Senado. 

Conectividad —en realidad “Santa Fe + Conectada”— se convirtió en ley con 39 votos a favor y 11 abstenciones (del bloque Evolución, que preside  el radical Maximiliano Pullaro, y de Amalia Granata). En La Casa Gris también valoran que el proyecto no haya tenido que volver al Senado, porque eso no solamente hubiese significado más tiempo sino probablemente una nueva y engorrosa negociación. 

Para evitar esa instancia fue clave el encuentro que mantuvo el ministro Marcos Corach con los integrantes de la comisión de Asuntos Constitucionales, el miércoles por la tarde; de ese cónclave participaron Leandro Busatto y Luis Rubeo (Frente de Todos); Joaquín Blanco, Esteban Lenci y Gisel Mahmud (Frente Progresista), Alejandro Boscarol (Juntos por el Cambio) y Ariel Bermúdez (Creo). La oposición pidió que se incorporasen las conclusiones que se fueron registrando en las audiencias públicas y el oficialismo se comprometió a tenerlas en cuenta en la reglamentación de la ley. Ese compromiso destrabó los cuestionamientos que aún persistían y despejó el camino hacia la aprobación.

El acuerdo en Constitucionales, además, frustró el plan de los legisladores enrolados en Evolución, que descontaban que, de mínima, la iniciativa volvía al Senado. Un acierto a dos bandas del oficialismo. 



Nuevo escenario

La sesión de ayer comenzó a delinear lo que puede significar un nuevo mapa político en la Cámara baja. Tras el alejamiento de los diez diputados que responden a Pullaro del bloque del Frente Progresista, el socialismo comenzó a rearmar su frente interno. Los catorce legisladores del PS votaron en bloque y sumaron a Palo Oliver (UCR), Gabriel Real (PDP), Mónica Peralta (GEN) y Bermúdez (Creo), en lo que para algunos fue la primera aparición en escena de lo que puede ser una mayoría alternativa. De todas maneras, esas mismas voces coinciden que no está en el ánimo del PS romper con Pullaro y los suyos. Describieron lo que pasó como “un nuevo equilibrio”. En la Casa Gris también vieron con satisfacción lo que sucedió y se mostraron confiados en que a partir de ahora se instale en la Cámara un “soplo de aire que aporte a la gobernabilidad”. 

No obstante el apoyo en la votación, el discurso de Clara García fue crítico con el gobierno, especialmente por la duplicidad de proyectos que llegaron a la Legislatura y las demoras de los funcionarios del Ejecutivo en dar respuestas a los requerimientos de la Cámara. “Faltó información”, disparó, y también cuestionó que se tome un préstamo por cien millones de dólares mientras el gobierno tiene “76 mil millones de pesos en plazo fijo”. No obstante, confirmó el voto del interbloque del Frente Progresista porque “la ley va a ser buena para la gente”. A la hora de las críticas, apuntó especialmente a la ministra de Educación, Adriana Cantero. 

La posición más dura contra el proyecto siempre la sostuvo Pullaro. Incluso en los días previos recordó un compromiso que en su momento había asumido el Frente Progresista con la Asociación de Cables de la provincia. “El Estado no puede entrar y matar a un privado”, había dicho. También aseguró que la conectividad no va a llegar a todas las localidades santafesinas sino a “apenas algo más de 220”. Sin embargo, ayer no votó en contra. 

Brecha tecnológica

“Santa Fe + Conectada” requiere para su implementación un monto de 124.670.000 dólares, de los cuales 100 millones serán cubiertos por el Banco de Desarrollo de América Latina; el resto será afrontado por el Estado santafesino con recursos propios. La ley que aprobó la Cámara de Diputados autoriza precisamente al Gobierno a tomar esa deuda. 

El endeudamiento se realizará bajo condiciones financieras reguladas por la tasa de interés LIBOR + Margen (1.97 % anual) y un plazo de amortización de quince años, con cinco de gracia, para el pago del capital.

De acuerdo a los argumentos del gobierno, “Santa Fe + Conectada” permitirá reducir la brecha tecnológica —mostrada exponencialmente durante la pandemia— a través del tendido de más de 4.000 kilómetros de fibra óptica, llegando así a las 365 localidades de la provincia (200 serán alcanzadas con banda ancha y 165 a través de radio enlace).

Actualmente, el 72 % de las escuelas santafesinas no posee conexión a Internet para uso pedagógico, lo que representa el 54 % de los alumnos de la provincia.


Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020