Primer paso hacia la autonomía: extender el mandato de los presidentes de comuna



Redacción Suma Política


El gobierno provincial ya tiene redactado y enviará en febrero un proyecto de ley a la Legislatura proponiendo extender la duración del mandato de los presidentes de comuna de los actuales dos a cuatro años, para ponerlos en ese punto en un pie de igualdad con los intendentes.

La iniciativa tiene amplio consenso y es uno de los puntos en los que coinciden todos los partidos políticos que han ingresado proyectos en ese sentido. No obstante, ya se generó alguna discusión técnica sobre las facultades que tiene la provincia para hacer ese cambio, y algunas expresiones sobre la oportunidad de la reforma.

Esa propuesta fue la primera repercusión del encuentro del gobernador Omar Perotti con intendentes y presidentes de comuna, para iniciar la discusión de un proyecto más amplio de autonomía municipal.

El obstáculo técnico que podría tener el asunto es si se puede realizar ese cambio por una ley, y no en el marco de una reforma de la Constitución. “La Constitución provincial lo prohíbe, porque dice que el mandato de los presidentes de comuna es de dos años”, sostienen los que no están tan convencidos del procedimiento de este cambio, más que del punto en sí.


Santa Fe Ciudad

El ministro de Gobierno, Roberto Sukerman, enfrenta esas dudas señalando que actualmente la Carta Magna de Santa Fe está incumpliendo la Constitución nacional que desde 1994 contempla las autonomías de los municipios. También recordó los recientes fallos de la Corte Suprema de Justicia nacional que exhortan a la provincia a ponerse a tono con esos postulados. Esas resoluciones fueron un cambio de fondo en el punto de vista que había sobre el tema.

Como la duración de los mandatos de los presidentes de comuna está establecido en la Constitución provincial y en la Carta Orgánica de Municipios y Comunas, el proyecto lo que hace es modificar con una ley ese artículo por un tiempo razonable, hasta que se acuerde una ley marco que permita redactar una nueva ley orgánica en el marco de la autonomía.

Una vez que sea enviado el proyecto, los tiempos ya dependerán de la Legislatura, que en la visión del gobierno “ahora no sólo tendrá que explicar sus demoras al Ejecutivo, sino también a los 310 referentes comunales”. Algo que podrían acordar las cámaras de Diputados y Senadores es que la modificación rija no desde este año sino a partir de 2023, para que los mandatos de los presidnetes comunales queden en la misma sintonía que la mayoría de las intendencias, que finalizan sus mandatos ese año.

La duración de las gestiones de los presidentes comunales se convirtió así en la avanzada de los cambios que el gobierno provincial se propone impulsar con los intendentes, a medida que vaya alcanzando otros consensos.



En el encuentro realizado en el Salón Blanco de la Casa Gris se abrió un camino para la discusión de cuestiones que pueden modificar las gestiones de los municipios, especialmente cuando se hable de cómo se recauda y cómo se distribuyen los fondos. Los intendentes se comprometieron a aportar material y colaboración para definir un proyecto integral.

Sukerman anticipó que va a realizar un relevamiento del estado en el que se encuentran las autonomías municipales en el resto del país. En ese punto resaltó que sólo tres provincias no tienen la autonomía municipal reconocida por sus constituciones: Santa Fe, Mendoza y provincia de Buenos Aires.

Perotti estuvo acompañado en la reunión por los ministros Sukerman y Marcos Corach, quien rescató un concepto del gobernador: “Perotti no va a borrar con el codo lo que escribió con la mano de intendente durante sus tres mandatos en la ciudad de Rafaela”.

Un día antes, Sukerman había realizado una expresión parecida: “Todos somos municipalistas mientras somos intendentes”, para reprocharle al Frente Progresista que desde la Intendencia de  Rosario impulsaba la autonomía municipal, pero desde el momento que llegó a la gobernación provincial se olvidó del tema. “Usaron la autonomía como escudo de lo que no podían hacer y no como espada”, dijo.

Sukerman repitió la relevancia que el gobernador le da a los municipios más pequeños de Santa Fe al recordar que Perotti derogó por decreto la ley que creó el Plan Abre, que estaba destinado a los municipios más grandes, para reemplazarlo por el programa Incluir, con el que piensa llegar a todos.

“Este es un día histórico y va a significar un salto en la calidad institucional de la provincia”, resaltó Sukerman, para quien este cambio va a permitir un rediseño de los poderes del Estado.

Después de la ley que propone extender el mandato de los presidentes comunales, el gobierno se propone avanzar en otros temas que hubieran estado en un proyecto de reforma de la Constitución si hubiera sido posible. Entre ellos menciona restringir la inmunidad parlamentaria de los legisladores, obligar a diputados y senadores a hacer públicas sus declaraciones juradas de bienes, transparentar el acceso a la información pública y habilitar formas de participación ciudadana.

También se propone limitar las reelecciones de los legisladores, y habilitar el calendario parlamentario de febrero a diciembre, cambiando la fecha actual de inauguración de sesiones ordinarias fijada para el 1º de mayo.



Lo que trae la autonomía


Durante la reunión con los intendentes, el gobernador confirmó que podría haber distintos grados de autonomía municipal, y confirmó que se va a conformar un grupo de trabajo con municipios y comunas para brindarles más competencias y facultades. “La descentralización del poder se realiza a través de ellos”, dijo Perotti.

En materia política, la autonomía amplía las atribuciones del municipio y le permite, por ejemplo, convocar a elecciones, dictar una nueva carta orgánica, establecer su propio régimen municipal, determinar el número de concejales, definir que estos se elijan en representación de las circunscripciones, realizar consultas populares, plebiscitos, y hasta en los comicios optar por un sistema de doble vuelta entre los dos candidatos más votados, entre otras cuestiones.

En materia económica le posibilita también extender sus facultades de recaudación, hoy restringidas sólo a la tasa municipal y a ingresos brutos. En materia de seguridad, por ejemplo, le permitiría tener una policía municipal si quisiera.

Un punto central de la discusión girará en torno a los recursos, porque la descentralización exige fondos propios y la delegación de facultades que la propia Constitución le da a los gobiernos y la Legislatura, y que con la autonomía se pueden concentrar en las ciudades.



Un muestrario de intendentes


A la reunión con el gobernador asistieron los intendentes de Rosario, Pablo Javkin, y de Santa Fe, Emilio Jatón, junto a una muestra de referentes que tuvo en cuenta la representación territorial, de género y las diferentes pertenencias políticas.

De manera presencial estuvieron los intendentes de Reconquista, Rafaela, Vera, Cañada de Gómez y Esperanza. Pidió la palabra por Zoom el intendente de Rufino, que como el resto siguió de manera remota el discurso del gobernador y los primeros aportes que hubo sobre el tema.

El proyecto de ley de autonomía que se redacte rescatará proyectos similares presentados en la Legislatura en distintas épocas: dos durante el mandato de Jorge Obeid (en 2005 y 2007), otro del actual defensor del Pueblo, Raúl Lamberto, otros de los ex diputados Hugo Marcurri (UCR) y Julio Eggiman (PJ) y, más recientemente, el que en noviembre de 2020 presentó el actual diputado provincial Rubén Giustiniani, que fue acompañado por legisladores de otras bancadas y tiene todavía estado parlamentario.

La autonomía municipal está reconocida en la Constitución nacional, pero no en la provincial. El debate que hubo sobre si una ley podía determinar la autonomía se saldó con un último fallo de la Corte Suprema de la Nación que en un conflicto gremial le ordenó a la provincia que concrete la autonomía económica y financiera de los municipios.

Fue en una sentencia del alto tribunal del 29 de octubre del 2020, cuando falla a favor del gremio de municipales de la ciudad de Esperanza y declara inconstitucional la ley provincial que obligaba a todos los trabajadores a “aportar solidariamente” el 1% del salario para una organización de segundo grado como la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Santa Fe.


Facebook comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *