Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Cannabis santafesino: con buenos resultados y la segunda cosecha a la vista, apuestan al cultivo intensivo

Hace apenas cinco meses, el 18 de julio, se inició en Monte Vera el cultivo a campo de cannabis medicinal a cargo del Estado provincial. Allí se plantaron doscientos ejemplares de Cannabis Sativa L, para comenzar los primeros ensayos de un ambicioso programa de investigación. Ahora, con una segunda cosecha en ciernes, se apuesta a terminar un invernadero y laboratorio de última generación que permitirá producir durante todo el año, incrementando el volumen.

La intención de los profesionales que llevan adelante el proyecto en el Centro de Investigación y Desarrollo de Cannabis Medicinal de Santa Fe (Cidcam), a partir de las nuevas instalaciones, es dejar de depender del proceso natural de crecimiento de las plantas y sostener cultivos a lo largo de todo el año. Este es el paso previo para incrementar exponencialmente la producción de cannabis.

A largo plazo, el proyecto es armar la cadena completa de producción mediante el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) sin necesidad de importar ningún tipo de insumo para la generación del aceite de cannabis.

Una vez logrado esto, Santa Fe estaría en condiciones de abarcar un mercado no solo nacional sino también internacional, como ya se proyecta en breve con las pastillas de Misoprostol. 



Los avances


“Ya tenemos construido el invernadero de 180 metros cuadrados, que con la nueva tecnología que incorporamos nos permite manejar un fotoperíodo y el control de parámetros fisicoquímicos que nos va a habilitar a tener cultivo durante todo el año”, adelantó a Suma Política Eliana Eberle, la responsable del Cidcam.

La referente contó que en julio dieron inicio al primer cultivo a campo y en esa primera instancia sembraron 200 plantas con cobertura, que fueron cosechadas tres meses después. En los primeros días de noviembre comenzaron con el segundo cultivo a campo, pero ya sin cobertura, siguiendo las características naturales de la planta —que viven de octubre a marzo—. En esta oportunidad ya son 501 plantas en total.

Con este proceso en marcha, Eberle explicó que estas cosechas son de “diseño experimental” y les permite obtener “pruebas de diferentes germoplasmas de cannabis medicinal” para evaluar tipos de crecimiento. Con la floración, a su vez, pueden “conocer cuáles son los rindes e ir evaluando cómo se desarrolla la genética”.

El plan es poder, en el mediano plazo, aumentar la producción actual con plantaciones que perduren todo el año. Para ello la referente del Cidcam indicó que, además del invernadero, también ya tienen construida “la infraestructura exterior y parte del espacio donde estará instalada la nueva tecnología de automatización”.

En este momento “estamos finalizando la etapa de lo que concierne al piso de este nuevo lugar junto con la sección de anclaje de luminaria”.

No sólo eso. Con la intención de poder agilizar los tiempos de crecimiento en cuanto a la producción de cannabis santafesino, están avanzando en simultáneo con “el área de secado”, que “sigue la línea de buenas prácticas agropecuarias”.

Con las miras puestas en “enero”, Eberle adelantó que también “está muy avanzado” el diseño del sector de ensayo científico y el del laboratorio para “hacer las pruebas de fracción y purificación del aceite”, siguiendo siempre “los lineamientos internacionales” y utilizando “insumos agroecológicos”.

Una vez que todos estos desarrollos estén listos y preparados para poder trabajar, desde el Cidcam pretenden comenzar con el proceso para poder ampliar la producción del cultivo que al día de hoy se desarrolla siguiendo la lógica natural de la planta.


Un antes y un después


El hecho de que se pueda contar en el mercado local con un nuevo medicamento a base de cannabis es posible a partir de que el Congreso de la Nación aprobó en noviembre del 2020 su legalización para tratamiento médico. La nueva reglamentación habilita su producción tanto pública como privada y permite la venta de aceites en droguerías.

Desde 2017, con la ley 27.350, quedaron establecidos los lineamientos legales para la investigación científica y el uso de cannabis, que se venía usando en la informalidad de manera creciente. Pero el 12 de noviembre del 2020 el Poder Ejecutivo publicó por decreto en el Boletín Oficial la nueva reglamentación de esta ley, legalizando el autocultivo y el expendio de aceites en farmacias, a través de recetas magistrales.


Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar