Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Contigiani se enteró de los afiches cuando estaban en la calle y no le avisó a Boasso de su renuncia

“Independientemente si se trata de Cristina o de Macri, cuando el debate de ideas pasa al plano personal, al escrache, a la estigmatización, de manera antidemocrática, la política muere, es violencia y guerra”. La frase de Luis Contigiani encierra el argumento con el que sostiene la  decisión de renunciar a su candidatura a diputado nacional tras un afiche que lanzó su compañero en la boleta, Jorge Boasso, en el Frente Primero Santa Fe. El afiche en cuestión muestra a Cristina Fernández de Kirchner con traje a rayas y una leyenda que dice “Basta de corrupción”. 

“Me enteré de los afiches cuando estuvieron en la calle”, reveló el ex ministro de Lifschitz. También dijo que no le avisó a Boasso de la decisión de bajar su candidatura y que después de eso ya no volvieron a comunicarse. “No podemos convivir con la política como un instrumento de odio”, dijo para explicar su reacción. “Acá se cruzó un límite, es grave y muy peligroso”, sentenció.

Lo paradójico es que más allá de la renuncia pública de Contigiani, todavía no está claro si dan los tiempos para que la Justicia electoral pueda retirar su nombre de la boleta o si, finalmente, seguirá estando junto al de Boasso. 

Este es el diálogo de Contigiani con Suma Política.

—¿Usted sabía que iban a aparecer los afiches o se enteró después?

—No tenía conocimiento alguno. Un colaborador amigo me mandó anteanoche (por el miércoles) una foto tomada en la calle y así me entero. Desde ese momento intercambié varios whatsapp con esta persona (por Boasso) tratando de revertir la situación; tenía la esperanza de que cambie, porque estamos ante un hecho grave. Previo a eso, él me había manifestado, semanas atrás, su intención de tener un discurso más metido en la grieta, que era un poco su perfil. Lo entendí y hasta se lo facilité.

—¿Cómo se lo facilitó?

—Le dije de armar dos campañas en una, él con su eje, con el que se siente más cómodo, y yo voy con el mío, pero siempre pensando en un debate de ideas, de temas. Quedamos abiertos en ese sentido, entendiendo la situación. Pero siempre esperé un debate respetuoso. Y semanas después de esa charla me encuentro con esto. Evidentemente hizo todo en reserva, y entonces cambia todo porque creo que estamos ante una situación grave.

—¿Le avisó a Boasso que iba a bajar su candidatura?

—No, no le avisé. Cuando me mandan esa foto con el afiche automáticamente le escribí para darle mi parecer, muy duro de parte mía; el me contesta, yo le contesto, me contesta. No llegamos a ningún acuerdo. Esperé por las dudas un día más, tratando de darle una posibilidad de rectificación pero no se produjo. Al contrario, había más afiches en las redes y ahí tomé la decisión de renunciar; lo hice en soledad y sin avisarle a nadie.

—Después de anunciar su renuncia, ¿tuvo algún contacto?

—No.

¿Qué le diría a los más de 30 mil santafesinos que lo apoyaron en las Paso?

—Bueno, ese es un tema que me pesó y me pesa. Entenderán ellos también que hay lugares en los que uno no puede estar, y este es uno. No podemos convertir a la política en un instrumento del odio; independientemente de la opinión que tenga usted y yo de Cristina, de Macri, de quien sea, cuando el debate de ideas pasa al plano personal, a la estigmatización, al escrache, a la condena pública, de manera antidemocrática, antirepublicana, cuando se hace política así se está apelando a la violencia, al odio, a la guerra. Con eso no se puede uno confundir. Entenderán los santafesinos. Mi compromiso es el de siempre: seguir militando por los grandes temas de los que me vengo ocupando, como el federalismo, el trabajo, el desarrollo. Y yo siempre hago una distinción entre vocación y poder: la vocación política está mucho antes que el poder.

—¿Desde qué lugar va a seguir trabajando?

—Quiero terminar mi mandato de la mejor manera posible el 10 de diciembre. Y después no lo sé.

—¿Va a apoyar a algún otro candidato?

—No, no quiero mezclar las cosas. No sería apropiado.

—Boasso dijo en sus redes que peor que su afiche contra Cristina “es un ministro de Seguridad que amenaza a un humorista”. De alguna manera se puede leer como un mensaje elíptico hacia usted.

—Respeto todo lo que es debate de ideas. Esa es una afirmación política con la que uno puede estar en desacuerdo o no, pero es una afirmación política racional. Lo que yo no puede permitir y permitirme es una campaña violenta, de escrache. Ahí la política muere, es todo guerra y odio. Lo que él diga por las redes lo tomo como una opinión a respetar. Esto fue otra cosa, un hecho muy grave, inhumano, horrible, feo para propios y extraños. Pongo a Macri en ese lugar, pongo a quien quiera, no es la forma, no se puede permitir eso.

—Parece ingenua su sorpresa. No es la primera vez que Boasso recurre a golpes de efecto y muestra un perfil confrontativo.

—En mi renuncia está la admisión de mi error también. Es una manera de asumir mi error. Por otro lado, cuando formamos el Frente Primero Santa Fe, y yo fui uno factor clave en la formación, siempre propusimos un eje programático, de ideas, en el campo productivo, social. Era un Frente muy diverso, ecléctico, con diferentes corrientes, con desarrollistas, peronistas, radicales, humanistas. En esa diversidad, se lo invita a Jorge, porque él es un invitado.

—¿Usted lo invitó a sumarse?

—Todos nosotros. Ahí se habló claramente de lo que era el Frente, y el asumió eso. Y lo asumió bien, porque hasta las Paso mostramos una actitud consecuente con lo que habíamos querido formar. Hablamos de nuestras propuestas, de los temas federales, de la porteñización de la política, de la transparencia institucional. El problema viene después; ahí me manifiesta su necesidad de tener un discurso más crítico. Pero esto es otra cosa, acá se cruzó un límite muy peligroso, muy grave, que yo como responsable principal del Frente no me lo puedo permitir.

—Más allá de que usted baja su candidatura a diputado, el Frente Primero Santa Fe va a participar de las elecciones de noviembre y Boasso será el candidato a senador. ¿Lo va a votar?

—No, no, claramente no. Estoy renunciando por un hecho grave y eso marca también mi voto.

—¿Renuncia al Frente o sólo a su candidatura?

—A la candidatura. Inclusive estamos viendo cómo vamos a hacer, porque los tiempos son complicados en términos electorales. Estamos mandando la nota de renuncia al Tribunal Electoral Federal, a los apoderados del partido, veremos si hay tiempo de sacar mi nombre de la boleta. La otra opción es que ya no se pueda sacar por el cronograma electoral, pero en cualquier caso mi renuncia es política y personal, con boleta o sin boleta, pase lo que pase.

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020