Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

El fiscal destituido Mauro Blanco dijo que utilizaba como informante a un acusado de narco por “falta de personal”

Pocas veces una decisión de los diputados y senadores de la provincia tuvo tanto consenso. Por unanimidad, la sesión conjunta de la Legislatura decidió la remoción de su cargo del fiscal de Venado Tuerto Mauro Blanco, quien además fue inhabilitado por 10 años para ocupar cargos en el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Blanco se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria, acusado de cometer nueve delitos graves. Había sido suspendido en sus funciones en octubre del año pasado; ahora se selló el final de su carrera en el MPA.

Hace una semana el fiscal a cargo de la investigación, Leandro Mai (Reconquista), le atribuyó los delitos de enriquecimiento ilícito, omisión de insertar datos en una declaración jurada, omisión de denunciar, omisión de los deberes de funcionario público y cohecho pasivo agravado. Tres días más tarde la comisión bicameral de Acuerdos de la Legislatura de Santa Fe emitió un dictamen a favor de la destitución. Ese dictamen fue votado este jueves por unanimidad.

La investigación detectó innumerables irregularidades en el accionar de Blanco. Una de ellas fue que utilizó como informante a David Roldán, quien está acusado de distribuir drogas en la zona de Venado Tuerto, y no asentó en ningún lado de donde provenía la información que usaba para llevar adelante los procedimientos contra el delito. Cuando se presentó para defenderse de las acusaciones en su contra, Blanco admitió el hecho y dijo que recurrió a Roldán por “falta de personal”. No explicó por qué no dejó constancia de ello y tampoco está claro si usó información de alguien acusado de narco en operativos antinarco. Esto fue determinante para su suspensión hace seis meses y ahora para removerlo de su cargo.

Blanco no es el único problema para el MPA. Dos ex fiscales de Rosario están detenidos (Patricio Serjal y Gustavo Ponce Asahad) y dos más están imputados en un proceso penal (Rodrigo González de Reconquista y Melisa Serena de San Lorenzo).

El destituido fiscal de Venado Tuerto está mencionado en varias escuchas telefónicas que se ordenaron en el marco de investigaciones llevadas adelante por distintos delitos.

En una de ellas, María del Carmen Luna, una mujer acusada por estafas, le cuenta a un detenido en la cárcel de Piñero que le fue entregando dinero a su abogado para cerrar un trato económico con el fiscal para que la acusación en su contra fuese más leve. Y para no correr riesgos de ser engañados, acuerda con el detenido grabar una conversación que ella iba a mantener en esos días con Blanco.

En otra de las escuchas, una mujer que se identifica como Mily le detalla a Mauro Nahuel Novelino, un presunto capo narco que estaba detenido, que le entregó dinero a Blanco para que no les inicie una causa por venta de drogas: a él por manejarla desde la cárcel y a ella por moverla afuera.

Las escuchas

A continuación se transcriben fragmentos de las escuchas de conversaciones entre María del Carmen Luna y Marcelo “Costeleta” (alias de Héctor Durand), detenido en Piñero. Del diálogo participa otra mujer que se identifica como Ale. Luna relata que el fiscal (más adelante precisa que es Blanco) la llamó para adelantarle que quedó “con cuatro estafas” y que iba a pedir “doce años”.

—Me llamó (el fiscal) para notificarme que quedé con cuatro estafas.

—¿Sí?

—Pero yo le dije, cómo voy a quedar con cuatro si me reconoció una sola persona. Y las otras personas no me reconocieron. Bueno dice, yo te llamo para notificarte que voy a pedir doce años para vos. Antonio me dijo está loco, si no mataste a nadie vos (Antonio es el nombre de pila del abogado de Luna).

Le preguntan a la mujer: ¿Y vos, qué vas a hacer?

—Con lo que había pasado del joyero y todo eso, me pidió un arreglo él (el fiscal).

—Ah sí.

—Por todo, y bueno, yo le fui dando la plata al abogado, lo que pasa que ahora no sé por qué salió con eso, y ahora tengo que ver tres o cuatro días para ver qué pasa con esto sino me buscaré otro abogado.

—Sí, lo que pasa que Antonio a lo mejor ni hizo el arreglo y se quedó la plata él, vamos a ser sinceros.

El diálogo entre los protagonistas gira en torno a la notificación del pedido de condena de parte del fiscal.

En un momento “Costeleta” le dice a Luna que vaya a hablar con el fiscal Blanco: “Pero decile, vos me mandás doce años en cana, no amenazándolo, pero se pudre todo, yo descubro todo lo que fue decile, ¿vos no quisiste arreglar conmigo?

Finalmente especulan sobre las razones que tendría el fiscal Blanco para pedirle 12 años por el cargo de estafas.

—Ellos saben que voy a cobrar un seguro.

—Sí.

—Y a lo mejor se pusieron de acuerdo para asustarme con 12 años.

—Para pedirte una…

—Claro, se pusieron de acuerdo para asustarme.

—¿Y vos le contaste al abogado todo esto?

—Sí, él fue conmigo.

—¿Le contaste de la plata esa y todo?

—¿Y cómo no? Él sabía de mi accidente, no sabe cuándo ni cuánto, pero para mí, yo lo tomo como que se deben haber puesto de acuerdo. Mañana voy y hablo con Blanco.

—Decile que sí, ofrecele medio millón de pesos, no me calienta, después que firme y te diga que sí ¿entendés?, sí decile, está todo bien, pero se lo grabamos todo el arreglo que cazamos, haceme caso.

Otro caso

En otra escucha, una mujer a la que se menciona como Mily habla con Mauro Nahuel Novelino, presunto capo narco de Venado Tuerto que estaba preso. El diálogo quedó registrado en una causa en la que se investigaba a una organización liderada por Novelino, quien estuvo detenido en Piñero y luego en la Unidad 7 de Resistencia.

En uno de esos diálogos  la mujer le asegura a Novelino que le entregó dinero a Blanco para que no le iniciara una causa a ambos por venta de estupefacientes.

Lo que sigue es un fragmento de esa conversación.

—(Novelino) Vos quédate tranquila que yo no le voy a hacer nada ahora, estoy re parado boluda.

—(Mily) Imaginate, yo todo el fin de semana recagada, el tiro más chico me traspasó la pared de lado a lado boludo, altos fierros tenían.

—No, lo que pasa es que yo te había dicho a vos que no juegues porque yo nunca me porté mal, porque si yo hubiera querido….

—Bueno llámame a este número, o escribime acá, yo me quedo acá, en lo de mi hermana, es de mi hermana el celular.

—Yo te escribo.

—En todo este trayecto que lo cagaron a tiros, que fueron los milicos, dijo que yo te había cagado con plata falsa, que por eso vos me mandaste a tirotear la casa, que había comprado merca, todo le dijo a la policía, todo.

—Ya está, mirá.

—¿Yo qué hice? Fui, hablé con el fiscal y le di la plata, le dije para que no me haga una causa. Porque nos va a meter una causa a los dos, a vos por venderme allá adentro y a mí porque la estaba moviendo acá afuera, ¿me entendés?

—¿A qué fiscal le diste la plata? ¿a cuál?

—A Blanco, Blanco. Mirá yo sé que mañana ella está citada porque ella fue la única que vio cuando cayó el auto y todo eso, ¿viste?

En octubre pasado Blanco fue suspendido por 180 días. En aquel momento del proceso, el senador Raúl Gramajo (miembro acusador de la comisión investigadora de la Legislatura) aparecía como uno de los pocos decididos a impulsar su destitución del cargo mientras que muchos de sus pares se inclinaban por la suspensión. Seis meses después, las dudas dejaron paso a las coincidencias. Blanco fue destituido por unanimidad. Ahora son cinco los miembros del MPA imputados en un proceso penal.

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020