Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

La designación de asesores y asesoras en la Legislatura, un tema del que se habla poco y se conoce menos

La designación de asesores y asesoras en las cámaras de Senadores y Diputados de la provincia es un tema del que poco se habla y menos se sabe. Si los designa cada legislador, si en algunos casos deben compartir su “cupo” con el partido o las jefaturas de bloques, cuánto ganan según cada una de las categorías en que pueden ser contratados —existen varios niveles—, en qué consisten sus tareas, cuáles son sus obligaciones, cómo, cuándo y dónde las ejercen.

La discreción con que se maneja el tema no distingue partidos ni gestiones, e incluye la inexistencia de alguna base de datos que contenga la totalidad de los nombres y antecedentes de asesoras y asesores legislativos, que pueda ser consultada con facilidad y en tiempo real por cualquier habitante de la provincia.

Así no es de extrañar que cada tanto se produzca alguna sorpresa o trascienda algún nombre, como los dos casos que siguen:


Scataglini, de asesor “pedido” a asesor despedido



Darío Scataglini, ex diputado reutemista, fue brevemente asesor nada menos que del presidente del Partido Justicialista de Santa Fe, Ricardo Olivera, actual diputado provincial. Su designación es un muestrario de cómo se eligen algunos asesores. Quien lo tenía en funciones, y lo propuso apenas ocho meses atrás, declaró que no era “hombre de su confianza” y que lo designó a principios de este año por pedido de un sector del peronismo.

Al parecer, la aparición de Scataglini en la Legislatura fue una suerte de compensación política acordada cuando se dirimió a favor del propio Olivera el segundo lugar en una lista de candidatos a diputado del PJ. Ese espacio se lo disputaban el hijo del presidente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia, Rafael Gutiérrez, (Rafael Esteban) que terminó siendo designado secretario legislativo del Senado, y otro candidato. Olivera fue la solución salomónica. Aseguran que el pedido de designación de Scataglini como asesor tiene origen judicial y que Olivera se va a reservar el nombre de quien se lo pidió.

En cambio, su desvinculación parece más clara: quedó involucrado cuando llamó al teléfono del empresario del juego “arrepentido” Leonardo Peiti, que estaba intervenido por orden judicial. Lo atendió una mujer que se identificó como la secretaria del empresario. “Yo tengo este teléfono, pero le aviso que lo llamaste y se comunique”, le dijo. Scataglini le dejó el número de su celular y le aclaró: “Llamo de parte del senador Traferri”. La escucha se conoció en la audiencia imputativa al fiscal de Rosario detenido Gustavo Ponce Asahad. Al conocerla, Olivera no dudó en dar a conocer que había dado de baja a su asesor recomendado.


Barletta, de embajador de Macri a asesor de su yerno



Para saltar hay que tomar impulso. Esa parece ser la filosofía de Mario Barletta, el santafesino que viene de ser embajador en Uruguay durante la gestión de Mauricio Macri y se posiciona ahora para competir otra vez en las venideras elecciones en la provincia (tal vez en una candidatura a diputado nacional). Mientras tanto, arma su estrategia de campaña con unas funciones que no fueron anunciadas: es asesor del diputado provincial Alejandro Boscarol, que además es su yerno.

A Barletta le atribuyen la frase “una candidatura y un café no se le niegan a nadie”, pero es probable que no sea cierto. Lo que es real son las nominaciones y cargos que ocupó a lo largo de su vida política. Este ingeniero e investigador del Conicet fue desde decano y rector en la Universidad Nacional del Litoral a intendente de Santa Fe, diputado nacional, dos veces candidato a gobernador y recientemente diplomático del gobierno de Macri.

No menor fue su actividad partidaria. Llegó a presidir el comité nacional del radicalismo, cargo en el que lo sucedió el ex intendente de Santa Fe, José Corral. Con lo que dos dirigentes santafesinos condujeron los destinos de uno de los partidos de mayor tradición en el país, un logro al que ni se acercaron otros correligionarios provinciales de la talla de Aníbal Reinaldo, Horacio Usandizaga o Luis “Changui” Cáceres, y que en la historia protagonizaron nada menos que Hipólito Yrigoyen, Elpidio González, Arturo Frondizi, Ricardo Balbín y Raúl Alfonsín. Desde la conducción de la UCR, por otro lado, tanto Barletta como Corral impulsaron y sostuvieron con especial energía la alianza de su partido con el PRO.



Notas relacionadas



Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020