Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

La nueva ley de alquileres debuta en julio con un incremento del 38% para el segundo año de contrato

La semana que viene se cumple un año desde que entró en vigencia la nueva ley de alquileres. Por eso, desde el 1° de julio se actualizarán por primera vez los valores de los contratos de alquiler bajo el Indice de Contratos de Locación (ICL) elaborado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Ese índice, según le confirmaron a Suma Política desde la ONG Concejalía Popular, alcanzará el 38%.

Para los inquilinos se trata de una buena noticia, porque el ajuste es menor a la inflación anual –que arrojó un promedio cercano al 45%- y, también, porque se trata de un porcentaje similar al que sufrieron hace dos años atrás, cuando aún no regía la nueva legislación. “Se evidencia que la nueva medición es más favorable para los inquilinos que las actualizaciones que arbitrariamente aplicaban las inmobiliarias”, sostiene Ariel D’Orazio, referente de Concejalía Popular.

Este nuevo indicador interanual por el que se rige el BCRA se construye siguiendo un 50% el valor de los salarios y un 50% la evolución de la inflación.

La Coordinadora Regional Santa Fe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), Celina Calore, consideró que el ajuste “sigue siendo un nivel muy elevado, entendiendo que los salarios no se incrementaron en la misma medida”. En diálogo con Suma Política, sostuvo que a priori “no parece alentador” el incremento, aunque admitió que “sí se trata de un hecho positivo que haya una regulación al respecto”.

Este aumento impactará en todos los contratos que se hayan realizado con la ley nueva en el mes de julio de 2020. Los que quedan excluidos de este ajuste son todas las renovaciones contractuales que se hayan generado en el último año porque la nueva ley no las contempla, algo que generó quejas por parte de los inquilinos.

Las razones para ese malestar son claras: en estos últimos doce meses numerosos contratos tuvieron renovaciones con incrementos de entre un 60% y 80%, un índice muy por encima del que se aplicará con la nueva normativa.

En esta línea, desde CESO detectaron que “se especuló mucho con la ley por parte de propietarios e inmobiliarias y quitaron del mercado el 40% de las unidades ofertadas en Rosario; esto generó que la oferta se achicara y los precios se incrementaran”, destacó Calore.

Debut positivo

Así debuta la nueva actualización, que puede consultarse en la página del BCRA, y que generó mucha controversia el año pasado cuando se aprobó en el Congreso de la Nación tras una incesante lucha por parte de las asociaciones y ONGs defensoras de los derechos de los inquilinos.

Desde Concejalía Popular recordaron a este medio que en el 2019 –previo a la sanción de la ley- las inmobiliarias aplicaban una actualización, en promedio, del 18% semestral acumulativo. Ahora, conociendo el nuevo porcentaje de aumento (38%), “se evidencia que la nueva medición es más favorable para los inquilinos que las actualizaciones que arbitrariamente y en forma semestral dictaminaba el sector inmobiliario”, puntualizó Ariel D’Orazio.

Es que previo a la nueva ley “el 18% era aplicado cada seis meses y compuesto, es decir que los intereses de cada semestre se aplicaban sobre la última suma resultante”, indicó. Además, según D´Orazio, “muchas inmobiliarias aplicaban aumentos por encima de ese porcentaje”.

De acuerdo a su interpretación del mercado, ninguna inmobiliaria hubiera aumentado este año un 38%, dado que sería prácticamente el mismo porcentaje que se aplicó hace dos años atrás cuando la ley no estaba vigente”, con lo cual “es un debut positivo”.

Ejemplo: alquiler con ley y sin ley

Desde Concejalía Popular realizaron un ejemplo práctico de cuánto aumentaría el alquiler de un departamento de dos dormitorios contemplando el índice de actualización bajo la nueva ley y de cuánto sería si no estuviera vigente, acorde al último incremento que se realizó previo a su aprobación.

Contrato a 3 años

+ Precio inicial: $15.000.

+ Fecha de inicio: 20/07/2020.

Índice para Contratos de Locación (ICL) 1: el que figura en la página del BCRA en la fecha de inicio del contrato (20/07/2020).

ICL 2: el que figura en la página del BCRA en la fecha en la que se cumple 1 año (20/07/2021).

ICL 3: el que figura en la página del BCRA en la fecha en la que se cumplen 2 años (20/07/2022).

Primer aumento:

$15.000 x (ICL 2 /ICL 1) = PRECIO A PAGAR A PARTIR DEL MES 13.

Por ejemplo:

$15.000 x (1,35 /1,01) = x

$15.000 x 1,33 = $19.950

Segundo aumento:

$15.000 x (ICL 3 / ICL 1) = PRECIO A PAGAR A PARTIR DEL MES 25

Por ejemplo:

$15.000 x (1,72 / 1,01) = x

$15.000 x 1,7 = $25.500

“Hagamos el mismo ejercicio si aplicamos el 18% semestral acumulativo aplicado en 2019 (en el mejor de los casos) por el sector inmobiliario”, señalan.

“Paga $15.000 los 6 primeros meses, $17.700 los 6 segundos meses, $20.886 los terceros 6 meses, $24.646 los cuartos 6 meses. Y (con la normativa anterior) debe renovar contrato a los 2 años, con actualización del precio al antojo del locador/a, nuevo aumento semestral y acumulativo y gastos de contrato y comisión inmobiliaria”, concluye el ejemplo.

Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020