Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Los diputados salen del letargo para sancionar la ley de etiquetado frontal pero el presupuesto sigue en el freezer

Diputados vuelve al ruedo con una agenda cargada. Después de cerca de tres meses sin sesionar, este martes, la Cámara que preside Sergio Massa apunta a sancionar la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos, entre una serie de iniciativas que se vienen arrastrando por el letargo. Se prevé que será la única sesión antes de las elecciones del 14 de noviembre. En tanto, ya es un hecho que la comisión de Presupuesto y Hacienda que preside el banquero Carlos Heller comenzará a tratar el Presupuesto 2022 una vez pasados los comicios. Esto no significa que el texto que redactó el ministro de Economía Martín Guzmán ya no esté siendo modificado por los propios diputados oficialistas.  

La convocatoria a la sesión que se celebrará este martes al mediodía fue el resultado de un acuerdo al que llegaron la bancada del Frente de Todos con Juntos por el Cambio, “Los Ramones” y el Interbloque Federal luego del fracaso que protagonizó el oficialismo días atrás. 

Esto fue cuando de manera unilateral el jefe de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, convocó a una sesión de viernes a martes (lo que dificultaba las posibilidades de viajar e hisoparse a buena parte de los legisladores que se encontraban en sus respectivas provincias) y con un temario que dejaba afuera iniciativas como la Ley Ovina, que vienen exigiendo, sobre todo, los patagónicos de JxC. 

El Frente de Todos apuntó contra JxC (no hizo mención a los del Interbloque Federal, que tampoco dieron quórum) por pegar el faltazo a la sesión especial. Los acusaron de defender los intereses de las empresas que se oponen a la ley que busca advertirles a los consumidores sobre aquellos alimentos o bebidas sin alcohol que posean, en exceso, componentes como sodio, grasas trans o azúcar. 

Desde Juntos por el Cambio desmintieron esas acusaciones. De hecho, en su gran mayoría, apoyan y vienen militando para que el texto vea la luz antes de que pierda estado parlamentario. Dejaron en claro que son un bloque de oposición. “Si el oficialismo decide unilateralmente convocar a una sesión especial, debe garantizar el quórum. Las sesiones especiales se solicitan con temario acordado y los bloques que las piden garantizan el quórum”, argumentaron desde la bancada que lidera el cordobés Mario Negri. 

No fue el lobby empresario, fue la política.

La pulseada, que trajo como consecuencia seguir demorando la ley que el Senado aprobó el año pasado la ganó la oposición. Dejó en evidencia que el oficialismo lejos está del número mágico que habilita el inicio de una sesión (129 diputados). Pero además, fueron cinco los diputados propios que dejaron colgado del pincel a Kirchner y brillaron por su ausencia. 

A eso se le sumó que el encargado de negociar con los bloques opositores, Massa, tampoco tuvo éxito. El presente que dieron Los Ramones y la Izquierda no alcanzó para darle luz verde al debate. Los cordobeses y los lavagnistas vienen expresando sus diferencias con el oficialismo y la convocatoria unilateral les vino como anillo al dedo. 

Lo que ocurrió en la sesión que no fue es solo un anticipo de lo que le depara al oficialismo si en las elecciones del 14 de noviembre se repite el resultado de las Paso. Cada sesión requerirá sentarse con los bloques opositores. De lo contrario, no habrá chances de que las sesiones prosperen.

Lo que ocurrió en la sesión que no fue es solo un anticipo de lo que le depara al oficialismo si en las elecciones del 14 de noviembre se repite el resultado de las Paso

De hecho, los encontronazos que hubo entre el oficialismo y Juntos por el Cambio terminaron dirimiéndose luego de una serie de reuniones informales que mantuvieron diputados de ambos espacios. Se pasó de un acotado temario a un extenso listado que incluye iniciativas que diputados de Juntos por el Cambio y del Interbloque Federal quieren llevar a sus provincias antes de que sea 14 de noviembre. 

Pero sobre todo, el proyecto de ley que lleva el sello de la camporista Anabel Fernández Sagasti y que tiene entre sus principales objetivos “garantizar el derecho a la salud y a una alimentación adecuada a través de la promoción de una alimentación saludable, con información nutricional simple y comprensible de los alimentos envasados y bebidas analcohólicas, para promover la toma de decisiones asertivas y activas” finalmente será ley

Presupuesto

Mientras tanto, el Presupuesto 2022 que Guzmán giró a Diputados hace más de un mes sigue freezado. A cinco semanas, de la presentación del texto, ni el ministro ni ningún funcionario de su cartera pisó la Cámara baja para defender los principales lineamientos. Más allá de los intentos que hizo un ala del oficialismo para acelerar su tratamiento, difundiendo cronogramas que no fueron, lo cierto es que, por lo bajo, desde el entorno de Máximo Kirchner admitieron que el debate se dará recién después de los comicios de medio término. 

El Presupuesto 2022 que Guzmán giró a Diputados hace más de un mes sigue freezado y desde el entorno de Máximo Kirchner admitieron que el debate se dará recién después de los comicios de medio término

Entre tanto, y mientras Guzmán sigue negociando con el FMI, el sector que cuestiona la “prudencia fiscal” por la que el ministro aboga, lápiz rojo en mano, ya está trabajando en las modificaciones que le harán al texto que tiene casi 5.000 páginas. 

El desafío de sacar el Presupuesto antes de que finalice el año será alinear a la propia tropa. Juntar los votos de la oposición es otro capítulo.

Hasta ahora le dieron una leída muy superficial al proyecto. Es que dan por descontado que el texto que comience a tratarse en la comisión que lidera Heller no será el mismo que aterrizó en la Mesa de Entradas de la Cámara baja el 15 de septiembre. “No he querido avanzar mucho porque entiendo que el oficialismo meterá mano”, reconoció uno de los diputados opositores que más estudia las leyes de corte económico, al ser consultado por Suma Política sobre sus impresiones a propósito del proyecto.  

Habrá que ver si al día siguiente de las elecciones se impone la visión del Instituto Patria, que desdeña el equilibrio fiscal en pos de reactivar el consumo o si fue una puesta en escena para los propios y finalmente se imponen los lineamientos de Guzmán. Entre ellos, la reducción de subsidios a las tarifas de los servicios públicos, como respuesta a las exigencias del FMI para terminar de sellar un acuerdo.  

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020