Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Perotti: acto con la Sole y una reunión en el PJ para superar la soledad

El 20 de junio la popular cantante de folclore Soledad Pastorutti será la figura principal del acto por el Día de la Bandera, que seguramente tendrá repercusiones políticas más allá de Rosario para el gobernador Omar Perotti. Mientras tanto, hubo un encuentro en el PJ santafesino para romper cierta tendencia a la soledad que aflige al oficialismo en la provincia, y en ese encuentro convocado por el presidente del partido Ricardo Olivera estuvieron todas las líneas internas. O mejor dicho, casi todas.

Los actos junto al Monumento a la Bandera han facilitado siempre a los líderes políticos provinciales y de Rosario un escenario a la altura de sus ambiciones locales, provinciales o nacionales. Una multitud convocada por los espectáculos, por la militancia, o ambos con el magnífico conjunto escultórico ante el Paraná, brinda las postales que todo dirigente sueña. Puede proporcionar imágenes deliciosas para los drones. Y por fin, fuera de la pandemia se pueden tener palcos sin barbijos y sonrisas de los asistentes.

Para las mejores horas de sol del lunes 20, entre el mediodía y las 18, en la última jornada de un fin de semana largo, habrá música y un cierre a cargo de Soledad que se atreverá con Aurora. Según un experto que pidió guardar el anonimato, ella es contralto y puede llegar a sonar como el tenor que exige esa bella obra de Héctor Panizza. Además, la cantante del sur de Santa Fe reúne todo lo necesario para lucirse y sumarle al acto del Día de la Bandera su indiscutible popularidad, hoy con pantalla caliente en el difícil rol de jurado del show de concursos La Voz Argentina.

Gobernadores cercanos (más por proximidad que en términos políticos) se espera que participen también del acto, y que haya un lugar destacado para los soldados y ex combatientes de Malvinas, para los que la provincia prepara un reconocimiento especial. Todavía no se sabe si vendrá o no el presidente Alberto Fernández, pero la presencia del jefe de la Casa Rosada en la ciudad de Santa Fe para presentar la obra de ampliación de la planta potabilizadora de agua en la capital provincial parece desechar esa posibilidad.

El acto tiene al ministro de Cultura Jorge Llonch ocupado en cerrar más espectáculos con figuras convocantes. Pero mientras tanto, su esposa, la vicegobernadora Alejandra Rodenas no fue invitada a la reunión en la que en el Partido Justicialista de Santa Fe se ha vuelto a hablar de impulsar la reforma constitucional, de insistir con el voto joven si no hay avances reformistas, o con una ampliación de los mandatos para los presidentes comunales, o consagrar la autonomía municipal. En el encuentro en el frío edificio de calle Crespo siempre se invita a pensar en términos de avanzar en pos de la unidad del peronismo, aunque ya nadie pueda creer en aquello de la “unidad en la diversidad” que fue el caballito de batalla puertas adentro en los comicios de 2019 para la fórmula Perotti-Rodenas.

Consejo Ejecutivo “ampliado”

Al encuentro convocado por el presidente del PJ Ricardo Olivera asistieron altos dirigentes del rossismo, como el diputado provincial Leandro Busatto que sostiene que será precandidato a gobernador, el diputado nacional kirchnerista Marcos Cleri y la concejala de Rosario Norma López. También ocupó un lugar destacado la ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana que, como otros dirigentes de Encuentro por Santa Fe (como el senador nacional Marcelo Lewandowski) se maneja con total libertad respecto de María Eugenia Bielsa, quien en 2019 enfrentó en las Paso a Perotti  y ahora parece fuera de la actividad política activa. 

En términos formales, fue una convocatoria de la conducción partidaria a una reunión del Consejo Ejecutivo ampliado del PJ Santa Fe, bajo el lema de que “el peronismo es reformista de la mano de los intereses del pueblo”. 

Las invitaciones estuvieron a cargo de Olivera como presidente y de la ex periodista rosarina como vice. Estuvieron dirigentes del perottismo y su mesa chica, como el diputado nacional Roberto Mirabella y los senadores provinciales de Lealtad encabezados por su jefe de bloque, el rafaelino Alcides Calvo y sus pares de Rosario, Miguel Rabbia, y Santa Fe, Marcos Castelló, que sigue activamente como líder y cantante del grupo de música tropical Kaniche. Estuvieron tres de los seis integrantes de Lealtad.

Hubo conversaciones en ronda —como si no hubiera jefaturas— para hablar entre militantes y dirigentes de cómo instalar una agenda legislativa desde el peronismo, para que la idea de la reforma no quede solo en manos de los diputados socialistas que han presentado sus proyectos de ley en la Cámara que insiste en llamarse de “Diputados y Diputadas” (pese a lo que dice la Constitución). Una inmediata advertencia del presidente del radicalismo santafesino en términos similares (“no se puede avanzar en contra de la letra de la Constitución”), del senador Felipe Michlig y expresiones similares a cargo del candidato a la Casa Gris de Evolución, Maximiliano Pullaro, le pusieron la tapa a esos proyectos del PS y estas conversaciones del PJ. Sin dos tercios no puede haber reforma y para eso es necesario el acuerdo de los radicales. Más allá de que a la lista de ocho proyectos de reforma constitucional se haya sumado en la última semana uno del radical de Cambiemos Alejandro Boscarol: el sancristobalense jefe de la UCR dejó en claro que esa es solo una iniciativa personal.

Choripanes

Antes de terminar las charlas sobre la Legislatura, la Constitución y el peronismo en la reunión, que contó con la presencia del ex gobernador Víctor Félix Reviglio, hubo choripanes. Pero no estuvieron allí todos los sectores internos del PJ para saborearlos. Ninguno de los senadores del Nuevo Espacio Santafesino encabezados por Armando Traferri, presidente del bloque Juan Domingo Perón, se mostró por la sede partidaria, ni a la hora de elegir entre chimi y mostaza. Incluso el presidente provisional del Senado, Rubén Pirola, también del NES, encontró alguna excusa para no participar aunque es parte de las autoridades partidarias y del Consejo Ejecutivo del peronismo de la provincia.

En el sur santafesino se vio con atención toda publicación fotográfica respecto de la ronda justicialista del sábado 11 de junio: no hubo ningún dirigente del departamento San Lorenzo. A las razones de esa ausencia unánime hay que buscarlas por el lado del pasado reciente y del silencio del PJ santafesino ante las descalificaciones de cierto justicialista de la provincia de Buenos Aires que era ministro de Seguridad y al mismo tiempo director del Organismo de Investigaciones del MPA, de cuyos cargos fue separado, por el gobernador Perotti en el primer caso y por la Legislatura en el segundo: Marcelo Sain.

Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar