Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Presupuesto 2022: del Frade abre el fuego en el debate público del proyecto de Perotti y lo califica de “pesadilla”

Carlos del Frade, diputado provincial por el Frente Social y Popular, consideró que el proyecto de Presupuesto 2022 enviado por el Ejecutivo a la Legislatura santafesina fortalece la estructura de un “país unitario”, pues hace depender a Santa Fe “en un 55 por ciento” de los recursos que envíe la Nación. Al mismo tiempo, cuestionó la poca incidencia que, en el total de asignaciones, tiene el gasto social: “Este Presupuesto 2022 está pensado desde la visión política que impulsan los sectores que concentran y extranjerizan las riquezas. Son números que tienen más que ver con las pesadillas que con los sueños del pueblo santafesino”, opinó el legislador.

Del Frade —candidato a diputado nacional por Soberanía Popular en las elecciones de noviembre próximo— alertó además sobre el peso que tendrá en el Presupuesto 2022 el pago de servicios de deuda pública contraída por el gobierno santafesino y dijo que ésta se incrementó nueve veces en los últimos cinco años. Advirtió también que áreas clave como Trabajo, Medio Ambiente o Cultura “no llegan al uno por ciento”, cada una, del total general: “el tamaño de los números del presupuesto es el verdadero tamaño de la importancia que le da la política oficial a los temas. Se acaban todos los versos ahí”, sentenció.

—¿Qué consideraciones generales te merece el proyecto de Presupuesto 2022 enviado por el Ejecutivo provincial a la Legislatura?

—Es un presupuesto absolutamente conservador, que está de acuerdo al país unitario que tenemos, porque depende en un 55 por ciento de lo que mande el gobierno nacional y está especialmente vinculado a la infraestructura y al mantenimiento de algunas cuestiones sociales que vienen de vieja data, como por ejemplo el Boleto Educativo o esto de ahora que llaman la “tarjeta del Banco de Santa Fe” o Billetera Santa Fe.

—Hablame un poco de esa dependencia a la que hacés referencia…

—Es que me llama muchísimo la atención, en primer lugar, que el origen, la fuente principal de financiamiento del Presupuesto 2022 para Santa Fe sea en un 55 por ciento por asistencia de la Nación. Cuando te metés en la página del Ministerio de Economía nacional, ves que Santa Fe es la provincia que más ayuda recibe. Y para mí eso tiene que ver con lo siguiente: se le da esa cantidad enorme de dinero porque ni siquiera se habla de la deuda que tiene Nación con la Provincia (por los fondos coparticipables retenidos indebidamente, con fallo favorable a Santa Fe por parte de la Corte Suprema de Justicia). De eso ni se habla. Claro, el Presupuesto Nacional tiene casi 4.500 páginas, es arduo, pero hay que estudiarlo y verlo, porque ahí te encontrás con datos muy concretos sobre Santa Fe. Y cuando cruzás ese Presupuesto con el de la Provincia, ves que hay un montón de ayuda del gobierno nacional para Santa Fe. En ambos presupuestos, en el nacional y en el provincial, no hay una sola línea sobre la deuda…

En el proyecto de presupuesto 2020 “ni siquiera se habla de la deuda que tiene Nación con la Provincia. De eso ni se habla”

—¿Hay ajustes en áreas clave?

—Sí, los ajustes están dados en, prácticamente, el congelamiento de todo lo que tiene que ver con vacantes para el Estado. Eso es de por sí una medida de ajuste y también lo es la cuestión genérica con que se aborda el aumento salarial para el sector público: se habla de que se va a respetar lo que salga por paritaria, lo cual hace a la cuestión bastante difusa en el mensaje enviado… 

—De acuerdo a tu análisis, ¿qué se proyecta para el gasto social?

—No hay ninguna medida que sobresalga en todo lo que tiene que ver con lo social. Es un proyecto más vinculado con los sectores económicos que manejan la provincia que con la gente. Todas esas variables bajaron, con excepción de lo asignado a Salud, pero insisto: esto tiene más que ver con los recursos que manda Nación por la cuestión de la pandemia. Bajó Educación, que, si bien es la partida principal y tiene 135.000 millones de pesos, su porcentaje de incidencia en el Presupuesto es cada vez menor. Desde 2017 en adelante, la partida de Educación ha ido reduciéndose cada año en cuanto a su porcentaje. Hoy está en un 18,06 por ciento, por lo cual es, como decía, la partida más grande de dinero pero a la vez el porcentaje más bajo de los últimos cinco años. En 2017 estaba en un 22 por ciento, aproximadamente. Estos números demuestran que, aunque en el mensaje enviado a la Cámara de Senadores se hable de incentivar “el consumo, la producción y el empleo”, los recursos proyectados para las carteras respectivas son anoréxicos. Un punto porcentual del presupuesto son 8.500 millones de pesos. Ni el Ministerio de Trabajo, ni la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo, ni Cultura, ni Ambiente, ni Género, llegan al uno por ciento de los recursos. El Ministerio de Género representa el 0,12 por ciento del Presupuesto, 1.092 millones de pesos, algo absolutamente testimonial.

“Ni el Ministerio de Trabajo, ni la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo, ni Cultura, ni Ambiente, ni Género, llegan al uno por ciento de los recursos”

—¿Qué lectura hacés de eso?

—Que el tamaño de los números del presupuesto es el verdadero tamaño de la importancia que le da la política oficial a los temas. Se acaban todos los versos ahí. El tamaño de la palabra se reduce al tamaño del número y el tamaño del número revela la importancia que le da la política a las cosas. Entonces, si a las principales partidas sociales vos las reducís tanto, este es, evidentemente, un presupuesto hecho más para los factores de poder que manejan la economía de la provincia que para la gente. Este presupuesto 2022 está pensado desde la visión política que impulsan los sectores que concentran y extranjerizan las riquezas. Son números que tienen más que ver con las pesadillas que con los sueños del pueblo santafesino.

—Los proyectos de presupuesto siempre tienen modificaciones, ¿cuáles ves posibles que sean introducidas en su tratamiento legislativo?

—Bueno, esto ya tiene que ver con la resignación política de los partidos mayoritarios que gobiernan la provincia. Estos partidos repiten el verbo “gerenciar”, se alejaron de la idea de la transformación y, por lo tanto, no van a querer dar vuelta esto como una media, como propongo yo. Para mí hay que duplicar todas las partidas sociales y para ello habría que reducir un montón de cosas, entre otras cuestiones, algo que me llama mucho la atención: el crecimiento de la deuda pública de Santa Fe.

“…hay que duplicar todas las partidas sociales y para ello habría que reducir un montón de cosas, entre otras cuestiones, algo que me llama mucho la atención: el crecimiento de la deuda pública de Santa Fe”

—¿Por qué? ¿Qué implica esa deuda pública?

—Yo tengo la sensación de que la deuda pública crece porque los partidos grandes que gobiernan la provincia, en lugar de tener la valentía de cobrarles a las exportadoras, que están exentas del Impuesto a los Ingresos Brutos, le cobran siempre más impuestos a la gente y la gente ya no da más. Entonces se contratan créditos externos con bancos internacionales para financiamiento de obra pública y otras cuestiones. Esta deuda pública de la provincia ha crecido nueve veces desde 2018 hasta ahora. En 2018, el pago de los servicios de esa deuda representaba el 0,51 por ciento del presupuesto. Ahora en 2022, los servicios de la deuda pública santafesina representan el 4,84 por ciento de los recursos. Nadie habla de esto en los sectores políticos mayoritarios de la provincia. Y es realmente muy importante: esa deuda es mucho más que todos estos presupuestos de los que te hablé antes. Con esa deuda pública se financian cosas que están bien, pero yo siempre voté en contra de contraer esos empréstitos, porque eso tiene que ver con buscar dinero afuera porque no alcanza la plata que recaudás: ¡y nunca te va a alcanzar porque más temprano que tarde la gente de clase media y sectores populares llegan hasta ahí con el pago de impuestos! Pero las exportadoras siguen exentas… Entonces es un mecanismo perverso de endeudamiento de la Provincia con organismos internacionales y con la Nación. Por eso volvemos al principio: el país se hace cada vez unitario. Esto mismo pasa si leés el presupuesto nacional: es impresionante lo que tiene que ver con la deuda pública y, al mismo tiempo, ves exenciones impositivas para los que más plata tienen.

Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020