Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Amalevi, Irigoitia, Schvartz y Teisa: un primer perfil de las cuatro mujeres que se suman al Concejo de Rosario

Este jueves asumieron en sus bancas los nuevos concejales electos en los comicios del pasado 14 de noviembre y que formarán parte del cuerpo deliberativo local por cuatro años. Entre los nuevos ediles aparecen siete dirigentes que ya tuvieron paso por el Palacio Vasallo, y otros siete que harán su debut. Pero de la nueva conformación se destaca la participación mayoritaria de mujeres con un total de 16 edilas en 28 bancas, de las cuales cuatro caminarán por primera vez los pasillos del Concejo Municipal de Rosario. 

Entre los dirigentes que ya ocuparon bancas aparecen Ana Laura Martínez, Carlos Cardozo y Martín Rosúa (Juntos por el Cambio), Juan Monteverde y Jésica Pellegrini (Ciudad Futura), Norma López (Frente de Todos) y Verónica Irizar (Partido Socialista). Los nombres nuevos son Ciro Seisas y Nadia Amalevi (Arriba Rosario), Miguel Ángel Tessandori y Valeria Schvartz (Mejor), y Lisandro Cavatorta y Julia Eva Irigoitia (Todos Hacemos Rosario). Al listado hay que sumar a Silvana Teisa (Unidad Ciudadana) que jurará el próximo 16 de diciembre en reemplazo de Eduardo Toniolli, quien deja su banca para ser diputado nacional por Santa Fe.

Suma Política dialogó con Amalevi, Irigoitia, Schvartz y Teisa, las cuatro nuevas mujeres que sumará el Concejo, para conocer más sobre sus trayectorias, sus recorridos políticos, y sus intenciones dentro del legislativo local.  

Nadia Amalevi

El oficio de los libros

Nadia Amalevi tiene 44 años y comenzó a militar a los 17 en la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Sus primeros pasos los dio dentro de las filas de la Franja Morada que en ese entonces conducía el centro de estudiantes de la mano de dos nombres conocidos de la política local: María Eugenia Schmuck, actual presidenta del Concejo, y Franco Bartolacci, hoy rector de la universidad.  

Su abuelo es el fundador de la imprenta editorial Amalevi que publicó la histórica revista Boom, entre otras. El oficio de los libros corre en la sangre Amalevi, porque en 2012 Nadia asumió como directora de UNR Editora, tomando las riendas de la editorial universitaria, y más tarde haciéndose cargo de la coordinación de la Red  de Editoriales Nacionales Universitarias de la Argentina (REUN). 

“Yo arranqué en la editorial de la universidad cuando tenía otra impronta: se parecía más a una imprenta que a una editorial” explicó Amalevi. Los cambios que impusieron desde la nueva conducción apuntaron a expandir fronteras y que las publicaciones no se limiten a las investigaciones y autores de la propia casa de estudios, sino que se puedan incorporar a otros actores. “Nos dejamos de leer entre pares”, sintetizó.  

Para Amalevi, la propuesta de integrar una de las listas al Concejo llegó como un reconocimiento a los años de militancia en los que fue ocupando distintos lugares y cumpliendo distintos roles: “Mi grupo entendió que yo era la persona indicada para asumir este desafío de ser candidata a concejala de la ciudad y lo concibo así, como una nueva responsabilidad que me asigna un proyecto político del cual soy parte”. 

Respecto a su rol dentro del Concejo, la dirigente sostuvo que será el de apoyar los proyectos del Ejecutivo y trabajar para sostener las políticas de consenso que se vienen dando desde la asunción de Pablo Javkin en el Municipio. “Este es un Concejo que tiene otra impronta, que es mucho más dialoguista, y que intenta agilizar las iniciativas. No importa el color político si se trabaja para la ciudad”, remarcó, aunque también adelantó que su perfil de gestión estará ligado a lo cultural: “Me gustaría aportar de lo que sé, que es visibilizar la cultura que fue un área bastante castigada durante la pandemia. Y me parece que el Estado tiene un rol fundamental sobre todo en tratar de que la gente que quiera vivir de hacer cultura, que Rosario tiene una tradición muy rica en eso, el Estado pueda brindarle herramientas”. 

Amalevi: “Me gustaría aportar de lo que sé, que es visibilizar la cultura que fue un área bastante castigada durante la pandemia”

Julia Eva Irigoitia

Trabajo e inclusión social

“Si rastreo mis primeras incursiones en política tienen que ver con presentar proyectos para mejorar la placita Eva Perón, ahí en barrio Tablada”, recordó Julia Eva Irigoitia que dice haber nacido en una familia donde siempre se discutió política. Hoy, con 33 años, lleva en sus hombros un recorrido de militancia en organizaciones de base, pero también ocupando cargos en la función pública que la fueron fogueando para asumir el desafío de formar parte del Concejo de la ciudad. 

Sus primeras participaciones estuvieron ligadas a la Biblioteca Popular Pocho Lepratti y a la Biblioteca Empalme Norte, donde coordinó tareas de organización institucional y gestión de proyectos. Se graduó como traductora en el Instituto de Educación Superior “Olga Cossettini” y trabajó como docente en escuelas barriales. De 2013 a 2015 se desempeñó como directora de Análisis y Evaluación Institucional del Ministerio de Defensa nacional, y su experiencia más reciente estuvo vinculada a la coordinación del programa “Santa Fe Más”, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia. 

Para la joven dirigente, el balance al frente de esta experiencia es “absolutamente positivo” y aseguró que quedaron las bases armadas para que quienes tomen las riendas del proyecto puedan seguir con ese proceso de inclusión: “Nosotros lo que hicimos fue buscar una mirada de la política social que se corriera del asistencialismo y la contención, y que pudiera pensar la inclusión a partir de la vinculación de los jóvenes con el mundo del trabajo. Eso responde a una tradición política que es el justicialismo y en la cual nosotros estamos enmarcados”. 

Si bien no va a poder estar más al frente del proyecto por una cuestión de incompatibilidades, Irigoitia sostuvo que la intención es poder vincular el trabajo del Concejo con el Santa Fe Más en particular, pero con la gestión provincial en general. “El gran desafío para el año que viene es aportar a terminar de construir las redes y alianzas con el sector privado, con el sector sindical, y con las organizaciones sociales”, detalló. 

Julia tendrá participación en la comisión de Promoción del empleo y Producción, Ecología y Gobierno, y por esos ejes también rumbeará su gestión en el Palacio Vasallo. Uno de los proyectos pensados es la elaboración de una plataforma de información laboral con el objetivo de “alinear la demanda del sector privado respecto a la mano de obra calificada”, así como también la utilización de los programas de formación y capacitación laboral que existen en el marco de los gobiernos municipal, provincial y nacional, en favor de los jóvenes que están en la búsqueda de trabajo.

Irigoitia también destacó el rol que tendrán las mujeres en la nueva conformación del Concejo, pero en particular dentro del interbloque peronista, donde habrá cinco concejalas mujeres, de un total de siete ediles. “Entusiasma porque en el movimiento de mujeres tenemos una manera diferente de ejercer el poder y construir políticamente”, expresó y agregó: “Tenemos el gran desafío como mujeres de imprimir esta lógica del trabajo, de solidaridad, de unión, de registro y de cuidado, en el marco de este cuerpo”. 

Irigoitia: “En el movimiento de mujeres tenemos una manera diferente de ejercer el poder y construir políticamente”

Valeria Schvartz

En defensa de los consumidores

Una de las grandes sorpresas de estos comicios fue la irrupción de un nuevo espacio político en la ciudad. La alianza Mejor, conformada por el Partido Conservador Popular y el Partido Autonomista, llevó como cabeza de lista a la figura televisiva Miguel Tessandori y el gran caudal de votos obtenidos alcanzó para que ingresaran dos concejales. Esa segunda banca será ocupada por la abogada Valeria Schvartz, ligada a la defensa de los derechos de los consumidores de Rosario. 

Si bien esta será su primera incursión en política, la mujer de 44 años tiene un largo recorrido en distintas oenegés de la ciudad, como la Unión de Usuarios y Consumidores de Rosario, y también como delegada local de la organización nacional Consumidores Unidos. Por medio de una beca también estudió en la Consumers International de Londres, una organización que nuclea a grupos de consumidores de todo el mundo.

“El tema consumidores es algo que me apasiona”, resumió la dirigente y aseguró que su participación en el Concejo estará relacionada a ese tema: “Siempre que pueda vamos a seguir con eso, aprovechando también que el Concejo tiene una Oficina del Consumidor para ver si podemos hacer algunas gestiones y proyectos por ese lado”.  

Al igual que Tessandori, Schvartz fue tentada en varias oportunidades para sumarse a la actividad político partidaria de la ciudad, pero nunca aceptó por no sentirse identificada con esos espacios. “Hasta que me llegó la propuesta de este partido independiente, que no tenía ningún aparato político atrás ni nadie que los condicione. Me resultó interesante”, explicó. 

“Después nos juntamos con Miguel varias veces para conocernos y me parece que es una persona súper honesta, responsable, que ha hecho una carrera privada sin depender de nadie y que tiene unos valores increíbles. Me sentí muy identificada con eso de que ciudadanos comunes puedan hacer algo por esta lucha que tenemos de querer que esté mejor la ciudad sin tener ningún interés político detrás”, agregó. 

La abogada integrará las comisiones de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana y también la de Salud, y en ambas buscará imprimir un perfil de trabajo similar al que viene realizando por su cuenta: “La salud tiene mucho que ver con el tema de los consumidores, sobre todo en el acceso y en cómo responden las distintas obras sociales o prepagas. En cuanto a seguridad lo mismo, el hecho de que las calles no estén cortadas, que los árboles no estén caídos, hace la seguridad de la gente. Pero sobre todo hay que trabajar en organizar el tema de la accesibilidad”, detalló. 

Schvartz: “La salud tiene mucho que ver con el tema de los consumidores, sobre todo en el acceso y en cómo responden las obras sociales o prepagas”

Silvana Teisa

Una mirada gremial

La última concejala en asumir fue Silvana Teisa, quien juró el pasado jueves 16 de diciembre. El desfasaje corresponde a que la dirigente no fue electa en estos comicios sino que reemplaza a Eduardo Toniolli, quien armó las valijas para desembarcar en la Cámara de Diputados de la Nación. Ella ocupó el cuarto lugar en la lista de concejales del peronismo en 2019, y eso le permitió asumir esa banca hasta diciembre de 2023.

Teisa viene de la rama gremial, como delegada de la fábrica de línea blanca Electrolux, instalada en la zona sur de Rosario. “El gremio metalúrgico es ampliamente masculino, pero las mujeres siempre tuvimos las puertas abiertas”, reconoció la dirigente de 41 años, y adelantó que seguirá vinculada a la vida sindical de Rosario: “Es lo que me gusta y apasiona. Que haya tenido esta posibilidad de poder representar a los compañeros desde otro lugar no quiere decir que eso haga que me aleje de lo gremial”. 

Su participación en la lista de 2019 estuvo impulsada por la relación que mantienen Toniolli y el Movimiento Evita con la Unión Obrera Metalúrgica, y su rol dentro del Concejo estará atravesado por esos ejes: producción, trabajo y mano de obra rosarina. “Ya hemos tenido ordenanza de compre local que fue impulsada por la UOM y fue aprobada, lo que hizo que en su momento se fabricaran colectivos acá en la ciudad, en lugar de traerlos de Brasil. Y eso hace que podamos crear mayor mano de obra local y empleo genuino para todos los rosarinos y rosarinas. Queremos seguir esa misma línea”, anticipó. 

Teisa: “Crear mayor mano de obra local y empleo genuino para todos los rosarinos y rosarinas”

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020