Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Con 10 años de recorrido, el programa Impulsar ya dio 600 microcréditos y lanzó la primera convocatoria 2022

Con el lanzamiento de la “primera convocatoria de financiamiento” para 2022 —que contempla líneas de crédito de hasta 200.000 pesos para productores asociativos y de 467.000 para cooperativas de trabajo—, el programa Impulsar, gestionado por la Asociación Civil Giros, celebró diez años de existencia con un acto y posterior cena realizados en la sede rosarina del partido Ciudad Futura. En un marco festivo se proclamó “extender y provincializar el alcance” del programa que, se anunció, ya va más allá de las fronteras de Rosario y “gana desarrollo en Baigorria, Funes, Roldán, Pueblo Esther, Villa Gobernador Gálvez, Santa Fe, Monte Vera, Venado Tuerto y Cañada de Gómez, entre otras ciudades”. 

El acto en el Distrito 7 de Ovidio Lagos y Córdoba tuvo también los contenidos políticos de la hora: allí, como figura central invitada, se contaba Alberto Gandulfo. Especialista en economía social, el licenciado Gandulfo, artífice de las políticas públicas que se celebraban, iba a ser presentado por el locutor como titular de la Conami (Comisión Nacional de Microcrédito) del Ministerio de Desarrollo Social. Sin embargo, horas antes del encuentro trascendió que ya no ocupaba ese cargo.

Antes de que se sirviera el pollo al horno con verduras en la multitudinaria cena en el Distrito 7, y mientras el propio Gandulfo tomaba la palabra desde el escenario para decir que finalmente “los sueños se hacen realidad”, en las mesas de periodistas y militantes era comentado su reciente desplazamiento y éste se atribuyó, según trascendidos, a la fuerte pelea interna instalada en el seno del Gobierno nacional. Gandulfo habría perdido terreno a manos de Emilio Pérsico, secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo, quien finalmente lo habría desplazado del cargo. Horas después de su discurso en el D7, el propio Gandulfo confirmaba esas versiones entre las mesas de los comensales.

Ese trascendido no aguó el festejo de los cientos de productores y emprendedores de distintos sitios de la provincia que colmaron las instalaciones del Distrito 7 para festejar los diez años del Impulsar y los anuncios. Empero, y a pesar de que nada se dijo en contrario, habrá que ver si, a la luz de los ajustes presupuestarios que se insinúan a nivel nacional, estos recursos estarán disponibles para sostener la política de microcréditos. 

Julián Ferrero, coordinador del Impulsar, aseguró a Suma Política que esos fondos sí están garantizados: “Tenemos convenio vigente con la Conami para 2022 y la estimación es colocar diez millones de pesos con rotación de fondos incluida”, aseguró. 

El Impulsar surgió al amparo de la llamada “política de microcréditos” del gobierno de Néstor Kirchner en 2006, durante la gestión de su hermana Alicia en el Ministerio de Desarrollo Social. Aquel año se sancionó la ley 26.117 que, para “estimular el desarrollo integral de las personas, los grupos de escasos recursos y el fortalecimiento institucional de organizaciones no lucrativas”, concedió a estas últimas un periódico y sostenido flujo de subsidios que luego las mismas transformaron en créditos para productores asociados y cooperativas. Esto fue lo novedoso.

“La ley propuso la transformación del subsidio público en crédito popular, dado que la metodología propuesta consiste en apoyar a las organizaciones intermedias de la sociedad civil para que sean éstas las que, apoderándose de la herramienta, ejecuten la política en el territorio”, destacaron desde Giros. En la misma dirección, fundamentaron: “Para desplegar una política que tiene en su centro una variable sensible como un instrumento crediticio, la única forma de hacerlo es a través de la proximidad y la cercanía del oferente con el demandante, del que otorga con el que recibe”.

La Asociación Civil Giros —germen del que hoy es el partido político Ciudad Futura— fue una de esas articuladoras y es hoy la organización administradora y ejecutora del Programa Nacional de Microcrédito en una vasta zona de la geografía santafesina. Giros fue, a la vez, también beneficiaria por lo que esa línea de trabajo le aportó a su construcción política desde entonces. Sancionada en 2006, la ley 26.117 comenzó a instrumentarse en 2008 y en Santa Fe, en particular, el programa Impulsar gestionado por Giros empezó en 2012.

En diez años de trabajo, el programa otorgó en el ámbito santafesino “600 microcréditos solidarios, alcanzando a un total de 3.500 trabajadores de la economía social y popular, logrando una tasa de recupero inédita: 93 por ciento”, según se informó desde Giros.

Además, se señaló que de la totalidad de los créditos entregados, la mitad son re-créditos: “se trata de una política que permite apoyar de manera sostenida en el mediano y largo plazo a los emprendimientos que obtienen crédito y lo devuelven en tiempo y forma. La tasa de interés aplicada a cada crédito es del 3 por ciento anual, para que la devolución del financiamiento esté sujeta, principalmente, a reponer el fondo solidario y permitir su rotación, sin perjudicar el desenvolvimiento de los productores”.

Entre los logros del programa se mencionaron también la Feria Impulsar, “que lleva generados 3.000 espacios de comercialización dirigidos a pequeños emprendimientos locales”; el Mercado del Futuro, un sistema de compras “que conecta a 250 productores de alimentos con 9.500 consumidores en Santa Fe, Venado tuerto, Pueblo Esther, villa Gobernador Gálvez y Cañada de Gómez”, y el primer Almacén de Cooperativas de la ciudad de Santa Fe, inaugurado en 2021.

Desde la instrumentación de la ley 26.117, se otorgaron cerca de 800.000 créditos en todo el país, de acuerdo a datos oficiales, que involucraron a más de 1.800 organizaciones ejecutoras. Hubo leyes provinciales de adhesión a la norma nacional y también se promovieron casi 200 ordenanzas municipales en el mismo sentido. La cartera actual de créditos activos otorgados en el país es de unos 35.000 y el Impulsar es el programa con mayor volumen de trabajo en la provincia de Santa Fe.

Alberto Gandulfo. Especialista en economía socia y artífice del Programa Impulsar

Lo que viene 

Las líneas de crédito anunciadas en la primera convocatoria de financiamiento en 2022, además de encuadrarse en una “tasa justa” (3 % anual) y estar adaptadas a “necesidades y posibilidades de cada proyecto”, no contemplan la necesidad de “presentar garantías patrimoniales o recibos de sueldo”, conllevan asesoramiento técnico y la posibilidad de acceder a la cartera de canales de comercialización del partido Ciudad Futura.

Un comité de crédito es el que analiza las propuestas inscritas y prioriza en su evaluación “la viabilidad financiera y económica, la paridad de género y cupo laboral trans, la articulación con otros sectores de la economía social, los proyectos que generen arraigo local y traccionan ejes y actividades estratégicas de cada región, y producciones sustentables”.

Los créditos pueden destinarse “a compra de herramientas de trabajo y maquinaria, mejora y remodelación del establecimiento de trabajo, fortalecimiento de los procesos de logística y distribución, compra de insumos y materia prima, inversiones en nuevos procesos productivos que contribuyan al agregado de valor, y capacitación y formación”.

El acto en el D7 cerró con un brindis teñido de esperanzas, un estandarte al que se aferran esos cientos de productores y emprendedores cada día frente a los datos, por momentos devastadores, que les devuelve la realidad socioeconómica argentina.

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar