mega888
Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

El dato sobre seguridad que el gobierno todavía no quiere anunciar

De 26 a 16 es la baja en la cantidad de homicidios registrados en Rosario si se compara el mes de enero del año pasado con el actual. El descenso es del 40% y en términos estadísticos es bastante más que un buen indicio, pero las autoridades santafesinas decidieron que siga siendo un dato interno y no salir a comunicarlo públicamente como si se hubiera ganado una batalla.

Es que sostienen que en materia de seguridad, y más si se cuentan muertos en las calles, no habrá nunca motivos completos para celebrar, ya que será prácticamente imposible llevar ese recuento a cero en una ciudad de un millón de habitantes, y siempre que haya un caso habrá una falencia que obligará a plantearse nuevos objetivos y a renovar los esfuerzos.

Mejorar en seguridad fue uno de los asuntos prioritarios que se impuso la nueva gestión provincial de Maximiliano Pullaro al asumir el gobierno. Para eso se tomaron medidas desde el primer día, como fueron el traslado de los presos que estaban alojados en las comisarías, el aislamiento en las cárceles de los detenidos de alto perfil, la recuperación de patrulleros y el incremento de la presencia policial en la vía pública, con más móviles y efectivos.

Con ese impulso esperaban lograr resultados en el corto plazo, pero no imaginaban una caída tan relevante en apenas el primer mes de gestión completa, en una ciudad que venía de batir récords de muertes violentas en todo el 2023.

La decisión de no anunciar ahora esa caída en el número de homicidios registrados en Rosario también tiene que ver con que aseguran estar en medio de un plan que recién empieza a concretarse y al que le faltan otras acciones, entre ellas varias que dependen de decisiones nacionales.

Ya le pasó a la ministra Patricia Bullrich cuando celebró que en el primer mes de implementación del plan Bandera en Rosario habían bajado los homicidios en un 57% en las zonas controladas por las fuerzas federales. Y después de varios días en los que no se registraban muertes violentas, un nuevo caso pareció retomar la senda de malas noticias diarias a la que estaba acostumbrada Rosario en los últimos años.

Por ese y otros motivos, desde el ministerio de Seguridad y en el gobierno de Pullaro toman nota del dato, dicen que los alienta, pero que no es más que un buen comienzo. Tendrían incluso para fundamentar a favor que en lo que va de febrero hasta ahora en Rosario se produjo un solo caso de homicidio, y también que se registra una caída significativa en los heridos por arma de fuego, una estadística que suele ser menos popular pero que para los entendidos refleja mejor el resultado de las políticas de seguridad.

El panorama en el resto de la provincia es mejor que en Rosario: mientras en esta ciudad se contaron 16 homicidios en enero, en el resto de los departamentos hay para anotar en el mismo rubro sólo en seis: 5 en la Capital, 3 en San Lorenzo y uno en Castellanos, Constitución, General Obligado y Las Colonias.

Pero antes de hacer público ese detalle, el gobierno provincial prefieren esperar, convencidos de que siempre es prematuro contabilizar sólo un mes. Los estudiosos del tema estadístico aconsejan evaluar tres meses para recién tener definida una tendencia.


Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar