Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Giustiniani no vuelve al socialismo pero impulsa una propuesta que podría hacer que sus caminos se encuentren

Después de diez años, los caminos políticos del diputado Rubén Giustiniani y el Partido Socialista pueden volver a encontrarse. El legislador descartó las versiones que indicaban que quería retornar al PS y recordó que sus diferencias con la conducción del partido fueron el detonante de su alejamiento.

Un eventual reencuentro, entonces, pasaría por otro lado. Giustiniani, referente del bloque Igualdad en la Legislatura santafesina, impulsa la conformación de un frente de centroizquierda que sea una alternativa electoral por fuera de la grieta. Allí podrían converger el socialismo, Ciudad Futura, el Frente Social y Popular, el Partido de los Trabajadores Socialistas y su propio partido, Igualdad.

En realidad ya hubo charlas entre Giustiniani y el socialismo, que dejaron una propuesta concreta sobre la mesa de trabajo: el ex gobernador Miguel Lifschitz, que apuntaba a sumar otras fuerzas para darle mayor volumen al Frente Progresista, le propuso a Giustiniani que jugase adentro del Frente en las próximas elecciones. Esa charla, según cuentan quienes están al tanto, se produjo el 31 de marzo pasado en la casa de Lifschitz.

A tal punto fue así que una comisión integrada por dirigentes de ambos sectores se reunió para analizar las posibilidades de avanzar. Lifschitz tenía decidido habilitar internas este año en el Frente Progresista, algo que en las últimas elecciones no se hizo (de hecho, Sebastián Cáceres, hijo de Changui Cáceres, no pudo hacerlo y terminó participando en las primarias de Igualdad).

“Nuestro planteo es que la centroizquierda, el progresismo, confluya en una propuesta programática para las próximas elecciones”, le dijo Giustiniani a Suma Política. “Tuvimos reuniones con todos los sectores; creemos que el camino es un acuerdo amplio, sin exclusiones; si no hay posibilidades de una lista común, que se legitime en las primarias”. De todas maneras, el líder de Igualdad advierte que “nosotros tenemos conversaciones avanzadas con (Carlos) Del Frade para conformar un espacio conjunto”.

Giustiniani fue presidente del Partido Socialista Popular por diez años cuando Guillermo Estévez Boero dejó ese cargo y, tras sellarse la unidad con el Partido Socialista Democrático, fue titular del Partido Socialista por otros diez años. Si bien siguió siendo afiliado socialista, desde 2011, cuando dejó la presidencia, no tiene participación orgánica en el partido.

“Mi disidencia siempre fue con la conducción”, asegura el legislador para dejar en claro que se alejó por esas diferencias y no por las ideas del socialismo, e inmediatamente aclara que no se propone retornar a las filas del partido que lo lanzó a la vida política. “Podría interpretarse como que aspiro a un cargo y la verdad es que no me interesa ningún cargo”.

Las posibilidades de un reencuentro político entre Giustiniani y el socialismo vienen por otro lado. “Si logramos una confluencia de la centroizquierda, estaremos en el mismo lugar que el PS; cada uno presentará sus propuestas, sus listas. Lo que importa ahora es proyectar un espacio, que no quede exclusivamente la grieta como alternativa para la gente”.

“Tuvimos reuniones con todos los sectores; creemos que el camino es un acuerdo amplio, sin exclusiones; si no hay posibilidades de una lista común, que se legitime en las primarias”

La muerte de Lifschitz sacudió las estructuras de la política santafesina. Los cambios en el escenario son vertiginosos: el Frente Progresista, tal como se conoció, ya no existe. Tenía dos patas fuertes, una quedó muy debilitada (el socialismo) y la otra (los radicales del Neo) avanza firme hacia nuevos rumbos.

“Mi disidencia fue con la conducción del PS”, repite Giustiniani, aunque ahora, con la asunción de Mónica Fein como presidenta del partido, ve un cambio que hace más factible un reencuentro: “La escucho a Mónica decir lo mismo que nosotros; si piensan lo mismo veremos si se puede concretar”, dice con cautela.

Tiene claro Giustiniani que una confluencia ya no será en el Frente Progresista sino algo nuevo, y también marca los límites que su sector no está dispuesto a pasar. “Desde ya que no está ni siquiera en consideración el Frente de Frentes con el PRO, ni hablar”, marca la cancha. “¿Radicales? Si alguno quiere estar, claro, Palo Oliver por ejemplo. Pero la mayoría se va a ir con Cambiemos”.

Sobre el final, Giustiniani retoma sobre lo único concreto que hay hasta el momento. “Las charlas entre Igualdad y el Frente Social y Popular están avanzadas. Ojalá se sume también Ciudad Futura”.

—¿En ese caso sería Del Frade diputado nacional, Giustiniani senador?, preguntó este medio.

—(risas). No, no hablamos de eso. Lo importante es que podamos avanzar en un acuerdo programático. Para las candidaturas falta mucho y ya veremos cómo se deciden.

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020