Connect with us

Hi, what are you looking for?

Panorama

Lo que viene: fase 1 estricta o apertura segmentada y rotativa

Lo que viene: fase 1 estricta o
apertura segmentada y rotativa



Ya no hay lugar para medias tintas. Después de estos siete días más de restricciones, al gobierno provincial ya no le quedará margen para extender este listado de prohibiciones ni para andar retocándolo con nuevas habilitaciones parciales. O se vuelve a la estricta fase 1 y se cierra todo o, lo que parece más probable, se avanza a un esquema de apertura de actividades en forma rotativa que permita convivir con la pandemia.

Ese es el análisis que hacen algunos funcionarios del gabinete de Omar Perotti después de las deliberaciones del viernes para tratar de justificar un paquete de medidas que no estaban en el horizonte cuando arrancó la semana y los bares se preparaban para atender en terrazas y espacios abiertos. “Fue el día más bravo desde que asumimos”, confesó un funcionario.

La realidad de la cantidad de contagios volvió a cambiar los planes y ahora hay preocupación por saber si las medidas parciales que se tomaron hace 14 días van a dar esta semana los resultados que se planearon. De lo contrario, eso también podría atentar contra esta extensión de las restricciones, como ya pasó con los gimnasios que al abrir pese a las prohibiciones se pusieron al frente de una suerte de rebeldía que se desconoce qué efecto tendrá sobre el resto de la sociedad.

A diferencia de lo ocurrido dos viernes atrás, a principios de mes, esta vez las autoridades provinciales se sentaron con todos los sectores más inquietos por la inactividad para explicarles a uno por uno el cuadro completo de situación. “Al principio todos decían que querían abrir, pero después ya aceptan seguir igual si les dan la certeza de que esta puede ser la última semana así”, comentaron después de una de las tantas reuniones, algunas muy duras, en las que se prometieron ayudas económicas.

Es que el agotamiento no sólo afecta a las personas, sino fundamentalmente a las actividades que están ralentizadas por el Covid. Y los pronósticos no son mejores: estiman que la vacuna no se va a aplicar plenamente hasta avanzado el año que viene. “Cuando llegue al país estará disponible primero para el 30% de la población de riesgo; el resto, el 70, seguirá igual que hoy por bastante tiempo”, calculan.



Lifschitz, el gran ausente


“Esta vez trajimos las placas”, se disculpó el gobernador antes de hacer lo que no hizo hace 14 días: explicar en detalle las medidas que acababa de decidir.

También, a diferencia de entonces, se encargó de estar bien rodeado. “Hay que repartir las cargas”, explican a su alrededor.

Por eso no sólo sentó a su lado a la vicegobernadora Alejandra Rodenas; al intendente Pablo Javkin, y al secretario de Salud Leonardo Caruana (su ministra estuvo por Zoom ya que está afectada por el virus), sino que también juntó a varios intendentes de ciudades del Gran Rosario y lo escoltaron como granaderos los cinco senadores de los departamentos afectados por las medidas.

Sorprendió verlo entre ellos al senador Lisandro Enrico, quien hace quince días estuvo al frente de una especie de rebelión de Venado Tuerto, cuando el intendente de esa ciudad (que no asistió tampoco ahora) pidió formalmente que no se cumplan las medidas restrictivas y se abra toda la actividad. Justo ese día, Venado registró un pico de contagios. Y la realidad parece que hizo tomar conciencia.

 “Costó convencerlo”, admitieron desde el gobierno sobre Enrico, y se deslizó una frase que usaron para que no le quedaran dudas de lo que está en juego: “Si seguimos así nos vamos a terminar tirando con muertos”.

No obstante, se reconoce que el cumplimiento a las medidas que decidió el gobierno de Perotti es parcial y desigual en los departamentos del sur. Pero la presencia de los senadores y los intendentes ahora los compromete un poco más.

Al que invitaron y no asistió fue al ex gobernador Miguel Lifschitz. El actual presidente de la Cámara de Diputados integra el comité de expertos, pero desde que se creó ese espacio -hace ya varios meses- apenas concurrió a un par de esas reuniones. Al resto mandó a distintos referentes de su espacio político.

A esta última convocatoria se excusó diciendo que no sabía lo que se iba a anunciar. Y probablemente pasó factura porque para hacer los anuncios anteriores, cuando todavía la sociedad tomaba bien este tipo de medidas, nadie lo llamó. Igual, aseguran que no sólo está de acuerdo con lo anunciado, sino que si él fuera el gobernador, “hubiera sido más estricto”.

 Por lo visto, las coincidencias actuales pasan más por el lado sanitario que por el político.

Los días que vienen serán también una prueba para la sociedad, y para las autoridades, que tendrán que medir el acatamiento o la desobediencia a sus medidas, y a la vez mostrar su capacidad para controlar lo que decidieron.  


Las medidas anunciadas



Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020