Connect with us

Hi, what are you looking for?

Panorama

“Los casos que diagnosticamos hoy van a ocupar las camas críticas en 15 días”

“Los casos que diagnosticamos hoy van a ocupar las camas críticas en 15 días”



D.A.


“¿Qué va a pasar en tres semanas cuando todos los que se contagiaron en los últimos quince días estén con su forma grave?”. La infectóloga Carolina Subirá se hace la pregunta pero sabe la respuesta: probablemente se va a volver a ocupar casi la totalidad de las camas críticas de los efectores de la ciudad, tal como ocurrió en el pico de la pandemia en Rosario, sobre fines de octubre de 2020. Hoy están en un 75%. Su preocupación es compartida por las autoridades sanitarias de Rosario y la provincia que temen que sobre fin de este mes y a principios de febrero se vea el efecto de los traslados que hubo por las vacaciones de enero.

Subirá es médica especialista en enfermedades virales, integrante del servicio de Infectología de Grupo Oroño y miembro del consejo técnico operativo de coronavirus que asesora al Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe.

Confirma que hubo en las últimas tres semanas un incremento de las consultas diarias, casi al mismo nivel que en septiembre del año pasado, en las vísperas del pico máximo de la transmisión, con más de mil casos por día en Rosario y 3.000 a nivel provincial.

El panorama que describe tiene estos datos: “Tenemos 2.500 consultas semanales, 250 consultas diarias, entre 200 y 300 hisopados por día, hay un 37% de positividad, o sea que más de un tercio de los que consultan tienen Covid. Estamos viendo más internaciones, más muerte, más ocupación de camas críticas, más habilitación de camas de internación para Covid”.

La especialista explica cómo se puede proyectar lo que va a venir: “Cuando se ve la ola de casos, diez días después se ve la ola de internación en salas generales, un par de días después aparece la ola de ocupación en terapia intensiva y después vienen los muertos. No es que se detecta el Covid y todo es simultáneo. Va desfasado. Cuando uno se contagia es el momento cero, 14 días después es el margen para que comience la enfermedad, en diez días puede aparecer la forma grave, y la internación puede llevar hasta dos meses de ocupación de una cama de cuidados críticos”.

Resume ese cuadro así: “Para que uno vea el impacto de los aumentos de los casos que ha habido en los últimos 15 días, faltan diez días para la forma grave, un poco más para la internación y la ocupación de las camas críticas. Ahora tenemos el 75% de ocupación, pero ¿qué va a pasar en tres semanas cuando todos los que se contagiaron ahora estén con su forma grave? Es crítico saber que todos los casos que estamos diagnosticando hoy van a ocupar las camas críticas de acá a 15 días. Sobre todo si este aumento de casos se sostiene”.

Distingue la infectóloga que “una cosa es estar con cien casos y otra es tener 500 todos los días. De esos, 15% se interna y 5% va a terapia. Esos 75 casos cada día se van acumulando. Una persona que se interna hoy ocupa la cama hasta dos meses. No se desagota. Es crítico bajar esa cantidad de casos y que no siga escalando”.



El centro exclusivo de Covid que entre abril y mayo construyó de manera acelerada el Sanatorio Parque tiene capacidad para 24 camas. En el pico de contagios de octubre se llenó y tuvieron que habilitar otras tres terapias Covid para 33 pacientes y cuatro pisos de internación dentro del mismo sanatorio. “Llegamos a tener más de cien pacientes todos los días”, recuerda Subirá.

Hoy ese centro está trabajando a un 70%, pero ya se empezaron a habilitar de nuevo más camas: de las otras 33 camas hay 18 ocupadas, más dos pisos de los cuatro que se habían habilitado para Covid. El máximo previsto son 70 camas, más las 24 del centro Covid. Así se podría albergar a casi cien pacientes Covid por día entre críticos e intermedios, afectando áreas no Covid del sanatorio.

En octubre del 2020 llegó a alojarse a 33 pacientes en terapia intensiva, todos con respirador, durante semanas. No hizo crisis el sistema pero debieron afectar un tercio del sanatorio para casos Covid, como la Unidad Coronaria que fue derivada a otra institución, y otra sala que fue transformada en unidad de terapia intensiva no Covid.

Todo eso pasó con medidas más restrictivas que las que existen ahora, y sin tener en cuenta los efectos de la entrada de la variable de cepa del Reino Unido que tiene una efectividad de ataque 70 veces mayor que la que viene circulando desde marzo.



“La gente se va a morir de otra cosa”


Para Subirá, la situación actual “es de extrema tensión, porque estamos cansados, porque seguimos trabajando desde marzo de lunes a lunes 18 horas por día, sin habernos tomado vacaciones, seguimos cubriendo a la gente que está licenciada porque tiene más de 60 años y nunca volvió, y todavía no nos terminamos de vacunar”.

Destaca que ahora gran parte del esfuerzo está puesto en vacunar, pero advierte que “hace nueve meses que hay personas que vienen postergando su atención por problemas no Covid que si no las tratamos ahora se van a morir de otra cosa, que no tiene nada que ver con el Covid, y que es tratable y atendible.

“Todas esas cosas siguen existiendo. La gente sigue teniendo cáncer, más allá de que haya o no Covid. Esa gente tiene que seguir tratándose, operándose o dándose quimio. Eso ocupa camas. Hay inseguridad y accidentes, los politraumas y baleados siguen existiendo, más allá del Covid, y también eso ocupa camas. La gente que se tiene que operar y recuperar en cuidados intensivos también ocupa camas críticas. La gente se sigue infartando, hoy más todavía por el estrés que hay.  Si se empieza a ver más Covid de nuevo, otra vez se va a tener que postergar la atención de estas personas. La gente ya está cansada, tanto dentro como afuera del hospital”.


Notas relacionadas



Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020