Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Bienvenidos a mi Pueblo, el programa que se adelantó a la pandemia

El confinamiento que supuso la pandemia dejó expuesto lo hostil que puede resultar el encierro en la ciudad entre cuatro paredes, sumado al home office y el poco contacto con la naturaleza. Y eso se materializa en un fenómeno concreto: en cuarentena se incrementaron las consultas para migrar de las grandes ciudades a lugares menos poblados. Sin embargo ya desde 2016 una fundación suiza viene trabajando en un programa de repoblación rural que tuvo una prueba piloto exitosa en Santa Fe y planea expandir fronteras. “La gente se quiere ir a un pueblo porque quiere un cambio de vida”, asegura Cintia Jaime, impulsora de la iniciativa. 

“Bienvenidos a mi pueblo” es un proyecto que pertenece a la fundación Es Vicis y que propone un enunciado simple: volver a poblar pequeñas comunidades descongestionando las grandes ciudades. Pero no se trata solo de poblar por poblar sino que se busca atraer perfiles específicos con el objetivo de generar arraigo y dinamizar el pueblo. “Planteamos la idea de que no pueden vivir de cualquier cosa en un pueblo, tienen que vivir de lo que el pueblo está necesitando”, explicó  la directora ejecutiva de la fundación, que además es docente en la Universidad de Basilea.

El programa comenzó con una prueba piloto en Colonia Belgrano, un pueblo de 1.400 habitantes ubicado en el departamento San Martín, en el centro oeste de la provincia de Santa Fe. Cuando se lanzó la primera convocatoria en 2016 hubo 20 mil postulantes de los cuales quedaron 200 preseleccionados. De ese total 45 familias reunían los requisitos pedidos y finalmente 15 terminaron mudándose al pueblo.

En poco tiempo los resultados quedaron a la vista: la llegada de nuevas familias incrementó la población en un 10 por ciento, pero además la comunidad pasó a contar con una variedad surtida de nuevos emprendimientos que buscan potenciar el pueblo. Para seguir midiendo el impacto del programa, Jaime toma la variable inmobiliaria partiendo de que en 2018 había 4 viviendas en alquiler temporal para los trabajadores golondrinas en todo el pueblo. Hoy en día son 27 las viviendas alquiladas de manera permanente. 

“El pueblo tiene alrededor de 40 casas más construidas. Son unas 20 que trajo el programa, 10 más que construyeron privados y otras 6 que se entregaron hace poco a nuevos habitantes. Es decir que hay una cantidad de desarrollo inmobiliario que muestra la movilización de la población y el crecimiento porque uno construye cuando hay dinero para invertir”, detalló aclarando que se tratan de números correspondientes a enero, y que seguramente se modificaron en estos últimos meses. 

Si la convocatoria en 2019 fue un éxito, con la pandemia explotaron los teléfonos de la fundación: durante el año pasado las consultas para formar parte del programa se incrementaron por diez. Para Jaime el confinamiento “cambió el chip” y puso en el nivel conciente lo que ya estaba en el imaginario colectivo. “Antes se pensaba en ir de vacaciones 15 días al pueblo y hoy se cambió la cabeza. ¿Por qué en vez de 15 días no vivir siempre con tranquilidad e ir a la ciudad solo cuando lo necesite?”, reflexionó. 

Un lugar tranquilo

Colonia Belgrano es un pueblo de ocho cuadras por ocho cuadras. La Comuna, el Club Atlético Belgrano, las escuelas y la Biblioteca Popular son algunas de las instituciones más destacadas. Cuenta con algunos atractivos que la hacen interesante como ser la sede de la fiesta provincial del Bricelet —una masita dulce de origen suizo— que todos los años reúne a un buen número de personas. Además es el pueblo natal del reconocido locutor y presentador televisivo Silvio Soldán. 

También cuenta con el pergamino de ser el lugar donde se edificó la primera Iglesia Evangélica Valdense del Río de la Plata, un movimiento anterior al protestantismo surgido en el sur de Francia e impulsado por Pedro Valdo, y que se caracterizó por la prédica itinerante del Evangelio y el fomento de una vida sencilla. La construcción data de 1890 y este año la senadora Cristina Berra impulsó un proyecto para que el lugar sea patrimonio histórico y cultural de la provincia. 

En las últimas elecciones votaron 745 personas y desde que se inició el programa “Bienvenidos a mi pueblo” pasaron tres presidentes comunales: Javier Bossio, Francisco Berta y Daniel Pistilli. Los tres tuvieron participación activa en el funcionamiento de la iniciativa, cuando se debió articular con los integrantes de la fundación, representantes de la embajada suiza y el gobierno provincial que se hizo cargo de la construcción de 20 viviendas en un terreno donado por la Comuna. 

“Fueron seis meses en los que le metimos pata a las viviendas sumando cuadrillas de empleados porque no dábamos abasto”, recordó Berta a Suma Política. El dirigente, que finalizó su mandato en 2019 y hoy se desempeña como presidente del SAMCO local, explicó que el acuerdo fue un plan de viviendas a pagar en 30 años y por el cual las familias podían ir habitando las casas a medida que iban estando disponibles. De las 20 casas, 15 se destinaron a las familias que venían de afuera y 5 para nativos belgranenses. 

Finalmente, los primeros días de octubre de 2019 el ex gobernador Miguel Lifschitz inauguró las casas en el pequeño poblado. “Después de haber gobernado esta provincia por cuatro años y de haberla recorrido de punta a punta, el gran potencial de desarrollo, progreso y crecimiento que tiene Santa Fe no está ni en Rosario ni en la Capital. Está en los pueblos del interior y las ciudades más pequeñas. Y la gente tiene que visualizar que ahí hay una oportunidad”, decía el dirigente socialista a los medios que se acercaron al lugar.

Berta define a Colonia Belgrano como un lugar “lindo, tranquilo, de gente buena y laburante”. Y entiende que la fundación “dio en el clavo” a la hora de elegirlos para hacer la prueba piloto del programa: “Creo que el objetivo se logró. Tenemos 20 casas más en movimiento, con más consumos en los supermercados, en las farmacias, en las ferreterías y en las cooperativas. O sea que fue favorable”.

¿Por qué Colonia Belgrano? 

Cuando la fundación puso en marcha el programa se sondearon 14 localidades comprendidas entre los departamentos Las Colonias y San Martín. Para Jaime, lo que terminó de inclinar la balanza hacia Colonia Belgrano fue el interés de los vecinos y el compromiso de la Comuna, que se entusiasmaron con la idea. De hecho, se conformó una comisión de apoyo entre los vecinos belgranenses para acompañar a los nuevos habitantes durante su llegada y primeros meses en el pueblo. 

Ese proceso de “bienvenida” es uno de los pilares fundamentales que se plantean desde la fundación para poder facilitar cualquier proceso migratorio; los otros son trabajo y vivienda. “La sociedad que los recibe es la que dice bienvenidos. En cuanto al trabajo, nosotros investigamos y hacemos un estudio de mercado que es un aporte muy grande para ellos. Nosotros sabíamos que iban a funcionar los emprendimientos textiles, por ejemplo, porque hubo un estudio previo en el que invertimos”, explicó. 

Una vez definidas las necesidades del pueblo también se moldean los perfiles a seleccionar. En líneas generales los requisitos fueron que los postulantes sean familias con hijos “para generar arraigo” y que tengan en marcha un emprendimiento viable en el lugar que a la vez sirva para dinamizar el pueblo. Desde la fundación se realizó un acompañamiento con tutorías y asesoramientos en planes de negocios durante 36 meses para que nada quede librado al azar.  

“Se hicieron capacitaciones y entrenamientos. Hubo proyectos que tuvieron que hacer para poder seguir participando. Hubo varias etapas de preselección, de selección y de instalación de negocios. Fue todo un proceso acordado con convenios y proyecciones en donde las propias familias sabían cuántos clientes o cuántos ingresos debían hacer para que sea sustentable. Se les dio todo un acompañamiento pero ellos ponían sus objetivos y tenían que ir a trabajar por ellos”, detalló Jaime. 

Terminaron siendo más de 20 emprendimientos que abordan diversos rubros como la herrería, carpintería, textiles, peluquería, albañilería, colocación de aires acondicionados, venta de comidas y comercios varios. Muchos de ellos fueron creciendo, uniéndose e incluso contratando a gente del pueblo para expandir las distintas iniciativas. Y la rueda de la economía empezó a girar. 

Para la directora del programa, ese es el objetivo principal: “Se piensa en cómo dinamizar y con qué elementos. Por eso el programa no tiene como idea trasladarse a un pueblo a vivir y seguir haciendo lo mismo pero a distancia, porque eso no va a generar empleo para otros. Y por eso también la idea siempre es reservar los primeros lugares para aquellos que vienen a dinamizar la población, porque están solucionando distintos problemas”.

Expandir fronteras

Los buenos resultados que arrojó el programa en Colonia Belgrano llevaron a la fundación a seguir ampliando la iniciativa a otras localidades e incluso también se piensa en replicar la propuesta en provincias como Buenos Aires, Mendoza y Córdoba. Por lo pronto ya se firmaron convenios con cinco pueblos del departamento General López, al sur de la provincia de Santa Fe: Cafferata, Carmen, Labordeboy, Maggiolo y San Eduardo. 

En todas estas comunas se ve una fuerte caída en el número de habitantes si se comparan los censos de 1991 y 2010. “Es un convenio para repoblar y generar arraigo”, aclara Jaime y agrega: “A veces insisto con eso porque se interpreta como que ‘nos traen a los de afuera’, cuando muchas veces es gente de los propios pueblos que busca retornar. Y por eso es importante hacer pie en volver a pensar en la gente desde la gente y no desde el afuera”. 

Si bien la situación es particular en cada una de las localidades, hay algunos puntos de contacto. El más importante es la necesidad de crecer, lo mismo que ocurría con Colonia Belgrano: “Algunos (pueblos) tienen muchas casas vacías, otros tienen pocas pero no crecen y quieren seguir creciendo. Con diversos matices todas necesitan de un programa de repoblación sostenible y arraigo para su gente y que se genere trabajo”. 

Nota relacionada

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020