Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Chumpitaz, candidato: “El PRO Evolución trabaja por el Frente de Frentes y Pullaro gobernador”

El diputado nacional Gabriel Chumpitaz es uno de los referentes provinciales de PRO Evolución, línea interna del macrismo que apuesta a la conformación de un frente que contenga a todos los partidos de la oposición. Las diferencias políticas que mantiene con la conducción de su propio partido son marcadas: apoya la candidatura a gobernador del radical Maximiliano Pullaro y les abre las puertas de la coalición opositora al Partido Socialista y al intendente Pablo Javkin. 

Chumpitaz cree que el Frente de Frentes debería estar conformado antes del Mundial de Qatar, propone continuar con las políticas que el PS llevó adelante en salud y cuestiona sin miramientos al gobierno provincial “kirchnerista”. Paradójicamente, califica como “muy floja” la gestión municipal en Rosario; tal vez por eso, ya está anotado en la grilla para pelear por la intendencia en 2023. “El año pasado sacamos casi 50 mil votos en la ciudad y queremos repetir”, dice con confianza, y saca chapa en la interna: “Soy el dirigente del PRO que más votos sacó en toda la provincia”.  



—El diputado Federico Angelini, que tiene mayoría en la conducción del PRO santafesino, cuestionó públicamente el armado de un frente que incluya al socialismo y al intendente Pablo Javkin. ¿Cuál es su posición?

—Nosotros conformamos un espacio interno que se llama PRO Evolución y que trabaja a favor del armado del Frente de Frentes. Ya se ha construido, paso a paso, algo mucho más amplio. Hoy Juntos por el Cambio es más fuerte, más potente; casi la totalidad del radicalismo está en JxC, mientras que en 2021 era parte del Frente Progresista. Nosotros trabajamos con el objetivo de Maxi Pullaro gobernador y para consolidar este nuevo espacio. Todos los partidos que no sean kirchneristas pueden ser parte de este frente. Hay que poner primero los objetivos y después discutir una agenda programática.

—¿La voluntad política mayoritaria en el PRO es sumar al PS y a Javkin?

—Lo importante es que gane JxC; pero no sólo se trata de ganar sino de transformar la provincia. Lo que ha hecho el gobierno kirchnerista en Santa Fe es realmente desastroso en muchas materias de la gestión. 

—Definir políticamente a Perotti como kirchnerista suena al menos extraño.

—No considero que sea así. La verdad es que hay que identificarse, si no lo acepta es una cuestión del gobernador. Fue Cristina la que bancó la lista de Lewandowski, Perotti y Mirabella. Deben hacerse cargo de la gestión que llevó adelante el kirchnerismo nacional y también provincial. 

—¿Hay tiempo para cerrar los acuerdos políticos y definir un programa de gobierno para el Frente de Frentes?

—Entendemos que sí porque ya se viene trabajando. En el caso de nuestro espacio, PRO Evolución, lo venimos haciendo con la UCR Evolución de Pullaro, nos entendemos de memoria; por eso creemos que sumar al PS, a la Coalición Cívica y a otros actores es cuestión de plantear políticas macro en seguridad, salud, educación e infraestructura y ponerse de acuerdo. Lo primero que hay que plantear son los objetivos y después hacer los planes de gobierno. 

—¿Cuándo cree que debería estar conformado formalmente?

—Debería ser previo al Mundial. ¿Por qué? Porque la gente necesita certezas. 



—¿Qué relación tiene su espacio con la conducción provincial de su partido, a partir las diferencias políticas que mantienen?

—Parte de la conducción del PRO pertenece a nuestro espacio, como Gisela Scaglia, que es vicepresidenta. Hay otros referentes como Renata Ghilotti en Rosario, Mauricio Basso en Rafaela y muchos más. Existe buena relación con todo el mundo, simplemente tenemos una visión distinta de la conducción.

—La UCR Evolución, que en Santa Fe lidera Pullaro, tiene como referente nacional a Martín Lousteau. ¿Quién es el referente de PRO Evolución?

—Nuestros referentes son amarillos, en nuestro caso Horacio Rodríguez Larreta. Con Lousteau tenemos muy buena relación, pero nosotros somos del PRO. 

—¿Va a ser candidato a intendente de Rosario?

—Soy precandidato. Todo lo que sea para aportar al proyecto provincial, lo voy a hacer. Queremos repetir la performance del año pasado, con casi 50 mil votos. Y fui el candidato del PRO que más votos sacó en la provincia.



—¿El PRO tiene posibilidades de ir por afuera del Frente de Frentes?

—No hay ninguna chance. El PRO hoy está dividido en tres grandes grupos y dos estamos en el Frente de Frentes: nosotros y el sector de Anita Martínez y Germana Figueroa Casas, que juegan con Julián Galdeano (diputado provincial del radicalismo). 

—Entonces la resistencia es del sector alineado con Angelini y de los concejales que le responden.

—El único concejal alineado con Angelini es (Carlos) Cardozo. 

—El PRO condujo durante mucho tiempo Juntos por el Cambio, hoy ese papel protagónico lo tiene la UCR. ¿Es un paso atrás para el partido?

—Las elecciones del año pasado mostraron que le toca conducir este proceso al radicalismo. Son momentos, no siempre se puede conducir los procesos políticos. Este es un proceso que en Santa Fe lo lleva adelante el radicalismo y en la Nación lo va a llevar adelante el PRO. Vamos a tener un presidente amarillo en 2023. 



—Ustedes están alineados con Rodríguez Larreta, ¿cómo analizan la puja interna entre los tres candidatos a la presidencia?

—Creo que los candidatos amarillos son cuatro. Rodríguez Larreta, Macri, Bullrich y Vidal. A Horacio lo veo mucho más armado en cuanto a estructura y por su impronta de generar alianzas estratégicas dentro de JxC. Y después habrá que llevar adelante un gobierno de coalición tanto en lo parlamentario como en el Ejecutivo.

—Habló de un acuerdo programático en el Frente de Frentes. ¿Cómo podrían confluir en un programa común el PRO y el PS, con pensamientos tan distintos, en temas como salud y educación, por ejemplo?

—Hay que arrancar con las coincidencias. Con el kirchnerismo no nos podemos poner de acuerdo nunca porque no cree en el respeto a la propiedad privada y por lo tanto no cree en la Constitución. Eso no pasa con el PS, que sí respeta las instituciones y la Constitución nacional. El sistema de salud de Rosario es muy bueno, las cosas que se hicieron bien hay que continuarlas. Hace poco más de un mes fui a donar sangre para el policía que había sido baleado, Gabriel Sanabria; entré al Heca después de muchos años y quedé maravillado, un hospital que parece del Primer Mundo. El socialismo se encargó de hacer estas cosas buenas, otras no le salieron tan bien, pero en salud hay que felicitarlos. Más allá de que tengamos una ideología distinta, hay que seguir con esas políticas.

—¿Cómo evalúa la gestión de Javkin en Rosario?

—La gestión municipal ha sido muy tenue, muy floja. Y no sólo en términos de seguridad. Hay desorden en la ciudad, la limpieza no es buena, los basurales florecen en los barrios, el transporte público es un desastre. Ni siquiera se pudo cerrar la GUM, que era un pedido de toda la ciudadanía de Rosario; por el contrario la premiaron con uniformes y vehículos nuevos. 

—Entonces, ¿por qué estaría dispuesto a hacer una alianza con el responsable de una gestión “tenue”, “muy floja”?

—Es un acuerdo político. Nosotros confiamos en nuestra capacidad y en que le podemos ganar en las Paso. Pero una cosa es una gestión tenue y otra es aceptar al kirchnerismo. Con el kirchnerismo nada.


Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar