Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

¿Cruje el poder territorial de los senadores de la provincia?: hubo 4 dobles derrotas y sólo 8 ganaron

A la luz de los últimos resultados electorales, ¿cruje el poder territorial de los senadores provinciales? Aunque algunos de ellos ya llevan varios mandatos (hay quienes van por el quinto: 20 años), si los resultados de las elecciones internas de septiembre se repitieran en 2023, 11 de los 19 senadores no obtendrían votos suficientes para renovar sus bancas. 

Sólo ocho vieron ganar en su departamento al frente político al que pertenecen, y cuatro de ellos sufrieron una doble derrota, la elección general y también la interna partidaria. Quienes apostaron al candidato derrotado en la interna y además pertenecen al partido que perdió en la general son tres del peronismo opositor, de los departamentos Belgrano (Guillermo Cornaglia), Las Colonias (Rubén Pirola) y Vera (Osvaldo Sosa) y uno del Frente Progresista, el de San Jerónimo (Leonardo Diana).

Suele decirse que los senadores son fuertes en sus departamentos, que tal vez les costaría imponerse si fueran candidatos en una elección provincial pero que nadie les gana en sus territorios distritales, porque su peso a nivel local es imbatible. Esta vez el apoyo no funcionó: en el Frente de Todos perdieron la interna al menos cinco de los seis senadores del bloque que lidera Armando Traferri.

En el medio quedó el representante de San Lorenzo, Armando Traferri, que perdió la interna en la que apoyó al sector de Agustín Rossi, pero quedó bajo el paraguas del Frente de Todos que consiguió una trabajosa victoria en ese departamento.

Otros siete senadores ganaron la interna pero perdieron la elección general: son seis peronistas, Marcos Castelló (La Capital), Eduardo Rosconi (Caseros), Alcides Calvo (Castellanos), Joaquín Gramajo (9 de Julio), José Baucero (San Javier) y Cristina Berra (San Martín), y un radical, el de General Obligado (Marcón).

A la hora de las explicaciones, varios de los que perdieron acuden al manual de excusas: aseguran que su imbatibilidad se da siempre y cuando la competencia sea de igual a igual, equilibrada, y no contra todo el aparato estatal como pasó en el Frente de Todos.

O repiten el argumento más clásico, que una cosa es cuando apoyan a otros candidatos, donde no siempre se juegan tanto como para torcer los votos donde no se ganó, y que es distinto cuando ponen sus nombres en la boleta y está en juego su permanencia.

Lo que muestran los resultados

Según datos del escrutinio provisorio, a nivel general el Frente de Todos se impuso a Juntos por el Cambio únicamente en cinco de los 19 departamentos: Vera, San Javier, Garay, Rosario y San Lorenzo, todos representados por senadores oficialistas. En los dos últimos, los más grandes, hay una especie de empate técnico, ya que la victoria en el escrutinio provisorio es por apenas uno a dos puntos.

De los otros siete senadores opositores, seis pueden decir que ganaron. El único que perdió fue el representante del departamento San Jerónimo, Leonardo Diana, que juega en la interna del Frente Progresista pero se alineó con la candidatura de Rubén Giustiniani.  

A la ganadora de las Paso Carolina Losada sólo la respaldó un senador, el del departamento Iriondo, Hugo Rasetto. 

Con Maximiliano Pullaro se alinearon cuatro senadores actuales: el de San Justo, Rodrigo Borla; San Cristóbal, Felipe Michlig; Constitución, Germán Giacomino, y el de General López, Lisandro Enrico. Estos ganaron a nivel general (frente contra frente) y también le ganaron la interna a Losada.

Al representante del departamento General Obligado, Orfilio Marcón, lo definen como un “equilibrista” en la interna radical, por lo que no se sabe si ganó o perdió, aunque se anota en el triunfo general.

En ese departamento fue clave para la victoria de Losada la candidatura del intendente de Avellaneda Dionisio Scarpin. Con el 5 % del padrón provincial, este departamento es el quinto en tamaño electoral debajo de Rosario, La Capital, San Lorenzo y General López.

Curiosidades peronistas

Sólo hubo tres departamentos pintados claramente de azul, es decir donde en la sumatoria de sectores internos el Frente de Todos le ganó a Juntos por el Cambio: Vera, Garay y San Javier, aunque estos dos últimos representan menos del 2 % del padrón provincial. 

En el departamento San Javier se dio un empate técnico a nivel interno. Según los datos del escrutinio provisorio hubiera sido una excepción, donde por apenas cuatro votos ganó Rossi, que contó con el apoyo explícito del senador José Baucero. Pero el conteo definitivo promete arrebatarle esa módica victoria. Ganaría la lista oficial por 4 votos a senador y por 20 a diputado, según las planillas de los fiscales del oficialismo.

En Vera, su lugar de nacimiento, Agustín Rossi perdió la interna por casi 30 puntos pero en la sumatoria el Frente de Todos sacó una pequeña ventaja de alrededor de un punto por sobre Juntos por el Cambio. Es también casi un empate técnico. Allí el senador es Osvaldo Sosa, alineado con el bloque de Armando Traferri.

En Rosario y San Lorenzo podría decirse que la pelea frente contra frente fue pareja, aunque ambos departamentos quedaron pintados de azul sólo por centésimas en el escrutinio provisorio. En uno es senador Marcelo Lewandowski y en el otro Armando Traferri. 

Ya en una lectura interna, desde el oficialismo peronista destacan que dos de sus senadores leales, el de Rosario y el de Santa Fe, sumaron más votos que los seis que jugaron en contra, por el volumen territorial y de votos que representan. En efecto, en la suma, los seis que apoyaron a Rossi le aportaron apenas el 15 % de su caudal electoral: 26.451 votos de los 163.501 que sacó en toda la provincia. “En el recinto, cuando levantan la mano, todos valen igual”, contestan los senadores apuntados. 

Desde las listas oficialistas resaltan que cumplieron el objetivo de máxima que se habían impuesto, que era ganar en todos los departamentos y duplicar a nivel provincial en las Paso y ganar aunque sea por un voto en Rosario y Santa Fe a sus rivales de Juntos por el Cambio.

Dentro de la interna, la gran performance de Lewandowski en Rosario, donde logró una de las mayores diferencias llegando al sacarle 39 puntos a su contrincante, explica una parte importante del contundente triunfo sobre Rossi.

El ahora candidato a senador tiene alta imagen en el departamento Rosario pero un alto nivel de desconocimiento en el interior de la provincia, y también en la capital santafesina.

El departamento San Lorenzo es un caso de estudio, ya que en las últimas elecciones vienen ganando parejos el intendente radical la ciudad (Leonardo Raimundo) y el senador peronista el departamento (Traferri). Esta vez, Raimundo jugó fuerte con el movimiento interno NEO aunque no logró trasladar esa influencia al candidato que apoyó (Pullaro). A la hora de las explicaciones, se dice que no es lo mismo la candidatura de Rossi que la de Traferri, que uno sumó cuatro mil votos y el actual senador obtuvo más de quince mil en la última elección. 

Otro caso notable es el del senador Alcides Calvo, representante de Castellanos, donde Juntos por el Cambio se impuso por más de veinte puntos. El dato importa porque es el terruño más representado en las boletas, que llevan como candidatos al gobernador Omar Perotti y a Roberto Mirabella, el primero de la lista para  diputados nacionales, ambos oriundos de Rafaela.

Los más y los menos

A la hora de hacer un destacado de victorias y derrotas se pueden anotar algunos puntos:

  • Los departamentos donde Juntos por el Cambio ganó más holgadamente fueron Las Colonias (por 33 puntos, doblando en votos el frente al que pertenece el senador del PJ Rubén Pirola); General Obligado y San Justo (en los dos por 29 puntos); General López (por 25) y San Cristóbal (por 20 puntos). 
  • Donde Juntos por el Cambio sacó mejor porcentaje de votos fue en General Obligado (55 %), San Justo (55), General López (51) y San Cristóbal (50).
  • Al Frente Amplio Progresista le fue mejor en los departamentos Rosario (14 %) y La Capital (13) donde gobiernan tres de las cinco principales ciudades de la provincia (Javkin en Rosario, Jatón en Santa Fe y Ricci en Villa Gobernador Gálvez). En el resto tuvo una magra cosecha: sólo en Iriondo y Garay, departamentos de poco peso electoral, superó la marca del 10 %. Sus peores desempeños estuvieron en San Justo (4,99), San Cristóbal (6), General Obligado (6,5) y Las Colonias (6,7).

Facebook comentarios

Autor

  • Periodista. Licenciado en Comunicación Social de la UNR. Ex jefe de Redacción de La Capital. Twitter: @DanielAbba_

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020