Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Debate de candidatos al Concejo: cruces entre periodismo y política, ideas encontradas y un nuevo faltazo

De los cinco candidatos anunciados finalmente estuvieron cuatro. No participó Ana Laura Martínez (JxC), la única mujer que encabeza una lista de concejales. Pero más allá de esa ausencia, el primer debate previo a las elecciones de noviembre resultó interesante y por momentos intenso: tuvo cruces, chicanas, respuestas picantes y también propuestas. 

Los protagonistas fueron Ciro Seisas (Frente Progresista), Lisandro Cavatorta (Frente de Todos), Juan Monteverde (Ciudad Futura) y Miguel Tessandori (Mejor); un dirigente político que ya fue concejal y tres periodistas que casi con seguridad lo serán. La procedencia —y la historia— de cada uno de ellos no resultó un dato menor y disparó varias controversias. 

El encuentro, organizado conjuntamente por el centro de estudiantes (Cesoc-FEU) y la facultad de Ciencia Política, recorrió cuatro ejes temáticos: 1) Seguridad: integración y violencia; 2) Juventudes: acceso a la vivienda, cultura y educación; 3) Economía y sustentabilidad: alimento, trabajo y ambientalismo, y 4) Igualdad e inclusión: feminismos y disidencias.

En el primer módulo se abordó la cuestión de la inseguridad y todos arrancaron fuerte. Por sorteo, comenzó Cavatorta. “Les voy a decir algo que nadie quiere escuchar: la inseguridad no es el principal problema de la ciudad, es una consecuencia. El mayor problema es la desigualdad y la falta de trabajo”. Y completó con una mirada crítica hacia su propio sector político: “No estamos bien y el gobierno de la provincia tiene que hacer más”, aunque enseguida recordó que “la inseguridad no empezó con Perotti sino muchos años antes. Y este gobierno hizo muchas cosas que nunca se habían hecho”.

Tessandori consideró que la inseguridad revela “la colaboración de los poderes de turno con el narcotráfico” y aseguró que “sólo se han aplicado parches y la situación es cada vez peor”. Ciro Seisas propuso como solución “dar mejor ciudadanía”, como abrir calles y llevar servicios a los sectores más postergados, y rescató las políticas que en ese sentido viene aplicando el intendente Pablo Javkin. Monteverde acuñó una nueva definición para la ciudad. “Rosario es la capital del lavado del dinero”, y completó su descripción diciendo que lo hizo “bajo los ojos del poder político y mediático”. No sería la única vez en la que cuestionó el accionar de los medios. 

También propuso avanzar con la urbanización de los barrios populares para que sus habitantes puedan tener un futuro distinto al narcotráfico. Y marcó diferencias con sus oponentes. “Lo que hicimos en Nuevo Alberdi es bien concreto, la urbanización más grande de Rosario. Es trabajo en el territorio, que no es lo mismo que ir con una camarita a contar lo que pasa”.

El misil pareció dirigido a Cavatorta —que en la presentación había rescatado su propio trabajo como periodista—, que no se quedó callado: “Con la camarita fuimos juntos con Juan (Monteverde) a defender el Parque de la Arenera”, retrucó. 

Enseguida Tessandori se preguntó qué hizo el gobierno de la provincia con los tres mil millones que le envió Nación y Seisas consideró que la llegada de más de 550 gendarmes fueron producto de que el intendente se “plantó”. Finalmente, el dirigente de Ciudad Futura pidió que se controlen de dónde llegan las inversiones y rescató un proyecto de la concejala Caren Tepp que propone ir detrás de la ruta del dinero narco, tras lo cual advirtió que no tuvo eco en el Concejo.

Foto: Kevin Dolce

Juventudes

En el segundo módulo los discursos hicieron hincapié en la educación y la imposibilidad de los jóvenes de acceder a una vivienda propia. En este tramo se produjo una de las más fuertes intervenciones de Tessandori, que generó réplicas entre el resto de los candidatos y una aclaración posterior del ex periodista de TV Litoral. “¿Qué pasa con los maestros? No quieren trabajar”, dijo, tras lo cual agregó que los jóvenes viven “un proceso siniestro” donde la educación “ha sido mancillada” y “todos los tejidos sociales se han roto”. 

Las respuestas fueron inmediatas. La de Monteverde pegó a dos bandas. “Los docentes trabajan y mucho, intuyo que más que los periodistas”, mientras que Cavatorta aseguró que “los maestros quieren trabajar y los alumnos quieren estudiar”. Tessandori intentó volver sobre sus pasos y dijo que en realidad sus palabras referían a que los docentes “fueron atacados en todos los gobiernos y su trabajo minimizado”. Pero resultó evidente que la aclaración no alcanzó para el público, porque a partir de allí sus intervenciones ya no recibieron siquiera los aplausos de gentileza que hasta allí las habían acompañado. 

Ciro Ruperto —como él mismo se encargó de subrayar— Seisas no se enganchó en el cruce y prefirió poner el eje en el plan “Volver a la escuela” del municipio, que se basa en un censo que hizo la UNR.

Con matices, los cuatro coincidieron en la imposibilidad del acceso a la vivienda propia y las dificultades que conlleva alquilar. Cavatorta advirtió que el municipio no construye viviendas desde hace décadas, que las hacen Provincia y Nación, tras lo cual anunció que se iba a reunir con la ministra Silvina Frana para hablar del tema. “Estaría bueno que esas reuniones no sean solo por afinidad política”, dijo Seisas, adoptando por un momento una posición más inquisidora. “Estás invitado a esa y a todas las reuniones”, devolvió el candidato del FdT.

Foto: Kevin Dolce

Economía y Sustentabilidad

Arrancó Seisas el módulo y volvió sobre la gestión municipal. Habló del proyecto del intendente sobre el Puerto de la Innovación —también participan la UNR, el Conicet, la Bolsa de Comercio y el Polo Tecnológico—, que apunta a generar nuevos puestos de trabajo, y del Plan Local de Acción Climática. 

Para Monteverde la pandemia dejó al descubierto el colapso de un sistema económico que solo busca el lucro y reivindicó el cordón verde que su agrupación sostiene en Rosario para producir alimentos. Cavatorta instó a la creación de parques industriales y habló de dos proyectos que presentó al gobierno de la provincia: la quita de ingresos brutos por tres años a las empresas que se radiquen en Rosario y establecer tarifas especiales de la EPE a los sectores productivos. Tessandori criticó que el Banco Municipal no tiene créditos para microemprendedores y fustigó tácitamente a Cavatorta: “Más que reunirnos con los que tienen poder, hay que escuchar a la gente, que tiene desesperanza, hambre, no tiene trabajo ni porvenir”. 

Foto: Kevin Dolce

Feminismos y disidencias

El primero en exponer su mirada fue Monteverde. “El feminismo y las disidencias pueden empujar el mundo hacia un lugar mejor, es lo más genuino de estos tiempos”, tras lo cual reivindicó la comisión de Feminismo que funciona en el Concejo y preside la concejala Tepp. “Es la que mejor funciona, hay 120 instituciones que todos los meses son escuchadas y aportan ideas”, dijo. 

Cavatorta hizo hincapié en que la sociedad es “patriarcal y machista” y rescató que el gobierno de Perotti jerarquizó el Ministerio de Igualdad, Género y Disidencias, y le triplicó el presupuesto. Después consideró que  la próxima etapa del feminismo es dejar de poner el acento en la palabra género para ponerla en igualdad. Monteverde lo cruzó (nuevamente). “Un varón diciéndole a las mujeres lo que tienen que hacer”, chicaneó, y sugirió buscar en el diccionario el significado de la palabra mansplaining. “No entendí lo que quisiste decir”, fue la escueta respuesta del ex conductor de “Bótelos”.

Tessandori sostuvo que “la igualdad no se discute”, pero advirtió que se estaba desviando el eje de la discusión, para volver a poner el acento en la pobreza y la falta de trabajo. “Con estos índices de pobreza se multiplica la violencia de género”, advirtió. Fue Ciro Seisas el que trajo a colación la ausencia de Ana Martínez y lamentó que la única mujer que encabeza una lista para el Concejo no haya estado presente. No la volvieron a mencionar, ni antes ni después, pero no pasó inadvertido el hecho de que su compañera en JxC, Carolina Losada, también faltó a su propio debate (el de candidatos y candidatas el Senado nacional). 

Foto: Kevin Dolce

En las conclusiones

El final mostró a cada uno de los candidatos exponiendo sus argumentos, en una especie de búsqueda de adhesiones y votos. 

El primero fue Cavatorta. “Quiero transformar el Concejo, que es muy malo, sobre todo en los últimos años”, dijo para comenzar. Después anunció uno de sus proyectos en caso de ser electo. “Voy a proponer salir del Concejo. Por eso quiero crear lo que llamo Concejal Cerca, dividir la ciudad en 28 zonas, una por cada edil. Cada concejal tendrá una zona y deberá ir allí todas las semanas a escuchar a los vecinos y dar respuestas”.

Tessandori contó por qué desembarcó en política. “Mejor se constituyó para pelear por la gente, hay que sentir empatía”, dijo. “Los que pasaron hicieron las cosas mal, estamos preocupados. A los políticos de turno les importó más el cargo que la gente, que el mandato de escuchar, presentar proyectos, transformar la pobreza y dar educación. Soy un hombre de 67 años que no viene a pensar en los cargos”.

Después llegó el turno de Seisas. “Es el desafío más importante de mi vida”, admitió, tras lo cual aseguró que “nosotros queremos escuchar el pedido de la gente: basta de divisiones, pelearse menos y trabajar más por Rosario. Eso es lo que estamos haciendo”.

El cierre fue de Monteverde. “Vine a la casa de la política a defender la militancia. Nosotros somos los primeros enojados con la mala política, por eso hicimos un partido nuevo y no fuimos a pedir candidaturas en los partidos de siempre”, disparó de entrada, un preanuncio de lo que vendría después. “Podemos pensar distinto pero coincidimos en que reducir la democracia a un zapping entre Canal 3 y Canal 5 es una tragedia para Rosario. Hay problemas estructurales donde se le va la vida a generaciones enteras”. Y profundizó las diferencias entre militancia política y el trabajo de periodista: “No hay tiempo para improvisaciones o aventureros. Militancias hay muchas pero el periodismo no es una de las formas más excelsas. No necesitamos relatar los problemas sino a alguien que tenga capacidad de poner en marcha procesos. Nosotros dedicamos parte de nuestra vida a tratar de mejorar la suerte de los demás, ustedes la dedicaron a mejorar su propia suerte. No digo que esté mal, pero la política es otra cosa”.

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020