Connect with us

Hi, what are you looking for?

Suma Politica

El jefe de la Policía de Santa Fe pide licencia, que lo investiguen y manda mensaje a Sain

El jefe de la Policía de Santa Fe pide licencia, que lo investiguen y manda mensaje a Sain



Redacción Suma Política

“Debo señalar que a excepción del ministro de Seguridad (Marcelo Sain), nadie que conozca me llama con el diminutivo de mi apellido”. Incluyendo esa frase, el jefe de la Policía de Santa Fe, Víctor Sarnaglia, redactó una nota que planeaba presentar este jueves ante los fiscales para ponerse a disposición y que se investigue la difusión de una hoja en la que se sugiere la existencia de una red de corrupción policial que incluye un eslabón al que se identifica como “Sarna”. Anoche, Sarnaglia adelantó verbalmente al ministro de Seguridad y al gobernador que hoy va a pedir de manera formal en Santa Fe una licencia especial (está retirado) por 30 días y confirmó que mañana (jueves) se presentará espontáneamente, sólo y sin abogados, en la Fiscalía de Delitos Complejos de Rosario a pedir que lo investiguen. “No necesito defenderme de nada, no soy un delincuente”, dijo el funcionario, de 62 años.

“No sé si soy yo el que está ahí. Le pido a los fiscales que lo aclaren. Y que aclaren primero cómo es que se filtra una prueba que aporta un arrepentido. Cuál es el objetivo  de que aparezca ese papel en la prensa. Ni siquiera sé si está en la investigación o es un invento de alguien. Quiero que lo aclaren. Porque si yo tenía cinco millones de dólares porque estoy en la joda, con la aparición de ese papel hago desaparecer todo”, explica Sarnaglia fuera del escrito.

Se refiere a la hoja de papel escrita a mano que se divulgó durante la investigación contra el ahora detenido ex jefe de fiscales Patricio Serjal, acusado de haber recibido coimas para no investigar a quien pagaba ese dinero, Leonardo Peiti, imputado como miembro de una banda dedicada al juego clandestino.

Se deduce de ese escrito que por cada “garito” o casino clandestino se abonaban 10 mil pesos por mes “para comisarios” que debían repartirse con sus superiores, otros diez mil pesos para un tal “Sarna”, más otros 10 mil por gastos “de la Policía Federal y Fiscalía”.

Hasta ahora, el jefe de Policía Víctor Sarnaglia no había respondido a esas insinuaciones. Pero esta semana decidió redactar una nota para “aportar cualquier tipo de elemento probatorio que importe avanzar detrás de la investigación por corrupción policial”, derivada de la investigación que se lleva adelante a los fiscales  Gustavo Ponce Asahad y Patricio Serial.

Menciona Sarnaglia en el escrito -que finalmente no va a presentar- un artículo publicado por el diario “La Nación”, donde se hace referencia a esa hoja con inscripciones que detalla el dinero que bajo el concepto de “gastos” iría a parar a jefes de dependencias policiales.

“Desconozco verdaderamente la existencia e incorporación a la causa de tal foja”, enfatiza Sarnaglia.

No lo dice en el escrito, pero para Sarnaglia resulta “extraño” ese papel, que no nombra a ningún comisario,  pero sí replica las primeras cinco letras de su apellido, casualmente el mismo apócope con el que suele llamarlo el ministro Sain.


Uno de los documentos en los que se señala el pago de coimas a una persona identificada con el apodo «Sarna».

En la nota a los fiscales, el jefe de la Policía expresaba su preocupación “no solo por lo que ello implica en el plano institucional, sino en lo personal, puesto que parte de lo consignado resultan ser las cinco primeras letras de mi apellido, por lo que los análisis periodísticos mal intencionados han llegado a las sospechas que salpican mi honor y honestidad, afectando gravemente la tranquilidad de mi espíritu”.

Y es ahí donde aparece tal vez el punto más sensible del escrito y ahonda su malestar y discrepancias con la gestión en la que trabaja: “En lo estrictamente funcional -dice Sarnaglia-, el organismo específico de la investigación sobre juego clandestino no corresponde al área a mi cargo como Jefe de Policía Seguridad Preventiva, según el nuevo esquema de esta gestión de gobierno”.

Y en esa parte no sólo menciona al ministro sino también al gobernador Omar Perotti.

Por si quedaran dudas, aclara: “Lo que si corresponde a la Agencia de Investigación Criminal, que depende directamente de la Subsecretaria de Investigación Criminal que a su vez depende del Señor Ministro de Seguridad, es la encargada de investigar, controlar y reprimir las organizaciones criminales como las que fueran objeto de la presente investigación”.

Para reforzar ese esquema de funciones, Sarnaglia recuerda que “desde que me hice cargo de la Jefatura de Policía, por órdenes expresas del señor Ministro, se prohibió que las Unidades Regionales realicen, ya que carecen de estructura al efecto y que como antes expresé, el actual sistema las centra en la AIC, investigaciones, para que las fuerzas policiales a mi cargo se ocupen de la temática de prevención. Estas instrucciones fueron trasmitidas expresamente a la cúpula policial, por lo que resulta altamente llamativo que se prevean coimas para dependencias o cargos que no se ocupan de la represión de los ilícitos que en la investigación mencionada se persiguen”.

Para completar el círculo de su referencia con único destinatario, el jefe policial dice con todas las letras que “a excepción del ministro de Seguridad, nadie que conozca me llama con el diminutivo de mi apellido”, sugiriendo que en ese escrito puede haber participado el propio ministro.

Sarnaglia señala que por ser su función de “alto grado de exposición pública, que lleva a que se puedan articular maniobras u operaciones políticas, para desprestigiar, en este caso mi honor, o una gestión política e institucional, creo oportuno proceder a ponerme a disposición de la investigación, para contribuir a desentrañar la verdad objetiva de lo ocurrido, que mansilla a la institución policial y me afecta de manera directa”.

No obstante aclara que no le consta la existencia de sea prueba y “menos su veracidad”, pero admite que “de existir, sería de gran importancia para la investigación y el descubrimiento de lo ocurrido, profundizar la misma”.

El escrito finalizaba solicitando que “se me tenga por presentado, domiciliado y a disposición de la investigación”.



Notas relacionadas



Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020