Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

El “sí” de Javkin para ser candidato a la gobernación: sin apuro y en una “fuerza santafesina amplia, integradora y abierta”

No hay ningún cura que no quiera ser Papa. Pablo Javkin no es cura y tampoco podría ser Papa, pero ese razonamiento inicial puede aplicarse a sus proyectos políticos. Cuando los periodistas que lo abordaron en la ciudad de Santa Fe le preguntaron concretamente si quería ser gobernador, respondió: “Sí, yo hago política desde los 13 años. Pero no se arranca así. Además estoy en una tarea que soñé toda mi vida y recién ahora, por la pandemia, la puede hacer con normalidad. Déjenme disfrutarla un poco”.

El “sí” de su respuesta fue como al pasar, no volvió sobre el tema y se enfocó en su gestión y en los problemas que dejó la pandemia. Javkin formuló estas declaraciones al ser entrevistado antes de ingresar a la reunión de intendentes con autoridades del gobierno provincial para hablar sobre autonomía.

La consulta, además de la proyección de su figura, tiene un disparador puntual. Fue en la previa del Foro para la Reconstrucción, que se realizará mañana en Rosario, donde Javkin será anfitrión de referentes de todos los partidos que integraron el Frente Progresista y de un grupo de intendentes. Sin embargo, negó que esa actividad sea el lanzamiento de su candidatura a la Casa Gris y la puso en el contexto de las urgencias actuales. “Nosotros tenemos que reconstruir. A veces no tenemos noción de lo que pasó, pero la pandemia dejó un tendal en muchos sentidos: emocional, económico, de funcionamiento de las sociedades”.

También le restó trascendencia a la suspensión de la cena convocada por el PDP con referentes de la oposición y que se leyó como el puntapié formal del Frente de Frentes. “Hay que administrar egos”, disparó sin dar precisiones, aunque después volvió sobre el tema e incluyó en la lista su propio ego.

Sobre la conformación del Frente de Frentes para enfrentar al peronismo, instó a “no copiar la lógica del Amba” y se pronunció por una fuerza santafesina “amplia, integradora, abierta, plural. Yo creo en eso”. Fue más allá: “Lo otro es alquimia electoral. Sumo este sello más este sello y me da tanto. No existe”.

Más tarde, en contacto con Telefé Rosario, volvió a poner en primer plano las urgencias sociales y a postergar las definiciones político-electorales. “Si no encontramos respuestas a las necesidades de la gente, las elecciones de 2023 van a estar marcadas por el enojo a la hora de votar”, advirtió. “Por eso, primero a las cosas”, agregó. Y enumeró, entonces, entre las prioridades, “la ordenanza de control de lavado, la autonomía municipal para poder decidir dónde y cómo se designan los jefes de las fuerzas policiales, resolver la situación compleja que tenemos con una de las empresas de transporte, poner en marcha el plan de reconstrucción de la ciudad”. Para el intendente, “sobre fin de año tendremos tiempo de discutir las estrategias políticas cuando estén definidas las fechas electorales”.

No pasó por alto además el tratamiento médico que está realizando. “Antes tengo que resolver algunas cuestiones personales que son fundamentales para poder afrontar esta tarea, y ocuparme de que lo que hagamos en Rosario haga que la gente esté de acuerdo con que podamos asumir mayores responsabilidades”.

Y enmarcó su respuesta sobre si pensaba ser candidato a gobernador, que podría haber eludido, en la lógica de que “no quiero ser ingenuo ni poco sincero, porque hay que desterrar la hipocresía de la política”.

Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar