Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Grieta en el Parque Independencia: Newell’s ante una elección que define mucho más que autoridades

Una nueva etapa se abre en Newell’s con el voto del socio en las elecciones. Lo que viene para el club del Parque Independencia es administrar una entidad que fue refundada institucionalmente en 2008, con la llegada de Guillermo Lorente a la presidencia, y logrará su independencia económica el próximo 29 de mayo, cuando el juez del fideicomiso dejará de tener formalmente tutela sobre la tesorería de la entidad. El futuro del club encuentra dos opciones polarizadas: un oficialismo degradado y que tiene a Cristian D’Amico reciclado como candidato a presidente, y una oposición que cerró filas detrás del candidato con más bajo perfil entre los posibles: Ignacio Astore. En el medio de ellos, Ariel Moresco vuelve a postularse con Movimiento 1974, aunque con serias dificultades para interpelar al socio y encontrar un lugar de identidad entre las opciones claramente contrapuestas.

[NdeR: tras conocerse las nuevas restricciones por la pandemia, los comicios fueron postergados]

El mes que viene el socio de Newell’s recuperará la administración total de la entidad, dejando atrás los profundos daños generados por la administración de Eduardo López, al salir el club del Fideicomiso. Pero el club tiene problemas que son menos visibles: bajo la presidencia de Eduardo Bermúdez la institución perdió casi 20 mil socios. Hoy el padrón es de apenas 18 mil que pagaron cuota en los últimos tres meses. Un número que no representa en nada la grandeza de la entidad pero que es consecuencia de las decisiones de gestión de los últimos años —potenciadas por la pandemia— si se revisa que Central preserva un padrón de más de 40 mil socios que pagan a pesar de la crisis económica.

Estos números de recaudación son la mecha que harán explotar una nueva crisis financiera en el Parque, dado que el club hoy tiene un presupuesto de fútbol profesional de casi 40 millones de pesos por mes cuando la televisión entrega 18 millones cada 30 días. Este déficit crónico se generó para sostener la candidatura de D’Amico: un plantel lleno de nombres, oneroso pero aún poco competitivo.

Esta coyuntura de deterioro institucional moldeó ideas en la oposición y por decantación las agrupaciones desembocaron en la figura de Astore como candidato a presidente. El ex médico de Newell’s mantuvo su perfil bajo, lo que aumenta el enigma sobre su figura, y definió su grupo de trabajo dando lugar a diversos movimientos políticos del club pero sin descuidar la necesidad de poner gente de su confianza, como el puesto de secretaria, donde propone a Sharon Romero. Se presenta como “la primera mujer que va a tener un puesto con firma en una Comisión Directiva”, pero logró la confianza de Astore después de trabajar dos años junto al ex médico de Newell’s.

“Astore tomó la decisión de ser presidente en 2019. Desde entonces se dedica a eso y Sharon (Romero) está a su lado. Astore no tuvo reparos en la oposición porque logró en este tiempo vínculos con empresarios y mantiene excelente relación con los jugadores. Pero su mayor mérito fue encontrar diálogo con los socios. Lideró muchas reuniones y su figura vimos que convocaba y era muy bien aceptada”, confió un histórico militante de la política de Newell’s.

En su construcción política, Astore sumó en Comisión Fiscalizadora a Daniel Ponce, apoderado de la lista de Guillermo Lorente que logró en 2008 echar a López del club, y a Juan José Bartalini, miembro de la agrupación Faustino González. Como tesorero, Astore eligió a Hernán Cardozo, de extensa trayectoria en Movimiento Centenario. Una de las agrupaciones más reconocidas en el club por su convocatoria es Pertenencia Leprosa y su referente, Federico Ripano, es candidato a secretario de Actas.

El Movimiento Independencia Leprosa que lidera Astore confeccionó una lista donde predominan los profesionales, entre abogados y contadores, y nombres que tienen recorrido en la vida política del club. Pero Astore también encontró lazos de apoyo con ex jugadores como Julio César Saldaña, Ricardo Rocha, Fernando Gamboa, entre otros. Recorrió la ciudad y alrededores llevando sus ideas, a veces acompañado por Saldaña o miembros de su agrupación. Siempre sin llamar la atención. El contacto con el socio fue su método de campaña. No hizo publicidad comprando espacio en redes sociales de periodistas. En contraposición al oficialismo, donde la imagen en redes de D’Amico está financiada y trabajada con obsesión. A D’Amico se lo presenta como la figura que salvó al club del caos, como si todo lo bueno fuera responsabilidad del candidato a presidente y todo lo malo del resto de los directivos, los que se fueron, los que echó el juez del Fideicomiso o los que nunca ni siquiera aparecieron, como Juan Matías, con cargo de vicepresidente hace cinco años y desconocido para el socio.

D’Amico fue un oportunista y conspiró para ganar poder en una dirigencia irresponsable y que a días de asumir tuvo sus primeras renuncias. Pero no aprovechó la oportunidad. Se coló en la lista de Bermúdez en 2016 relegado a vicepresidente segundo. La sucesión de renuncias y la expulsión de los directivos encargados de la tesorería por parte del juez del Fideicomiso, Fabián Bellizia, lo llevaron al primer plano, incluso marginando al propio Bermúdez. Sus hábitos de gestión aparecieron rápidamente: quiso aprobar una asamblea donde opositores fueron agredidos en 2017, en Bella Vista le abrieron las puertas a trescientos barras para apretar al plantel antes del clásico con Central por Copa Argentina en 2018 y estrechó lazos con el jefe de la barra, “Gatito” Sosa.

Se mueve en auto blindado y con custodia desde que recibió un ataque a balazos en 2016, nunca esclarecido. En Tribunales aún todos recuerdan cuando D’Amico visitó al juez Bellizia. Ingresó al despacho con el personal armado que lo protege y el magistrado salió raudo al tercer piso del edificio a buscar explicaciones en la Corte: “Tengo dos hombres armados en mi despacho, ¿qué seguridad hay en Tribunales?”, bramó el magistrado, iracundo por la postura intimidatoria de D’Amico. Desde entonces el juez encontró en el ex secretario Juan José Concina al directivo que respondía con seriedad a las medidas administrativas del club. Concina fue el nexo entre la entidad y el juzgado desde que Bellizia dispuso la intervención del club, en 2018.

En su afán de ser presidente, D’Amico se ocupó por mantener vínculos con las peñas, donde descansan votos que le son imprescindibles para ganar en las elecciones. Pero su figura no despierta empatía y por eso tuvo muchos problemas para armar una lista con figuras representativas y con buena imagen. En su necesidad, acudió a la figura de Jorge Griffa, el ex coordinador de las divisiones inferiores del club. Con 85 años, Griffa es hoy un apellido. No podrá involucrarse en la gestión diaria de la entidad.

D’Amico tampoco construyó relación con los dirigentes de la actual Comisión Directiva. El ex vocal José Luis Conde, promotor de la promesa de la ampliación del Coloso del Parque, es la figura más importante que logró sumar y lo acompaña como candidato a vicepresidente. Es que en Newell’s cuando había reuniones de Comisión, las discusiones eran agresivas. Hubo quien mostró sus genitales para desafiar a sus pares, otros no iban nunca, Bermúdez fue descalificado y subestimado permanentemente por su edad y en una ocasión, donde el agravio pasó de tono, un directivo tomó por el cuello y lo levantó del piso a D’Amico, en la escena más violenta que se recuerde.

El rechazo que genera su figura le impidió a D’Amico hacer campaña. No convocaba. Su apuesta fue por otro lado: intensificó la relación con peñas afines, barras y empleados, y se dedicó a preservar su imagen en redes sociales. Los votos que tiene son quizá dos mil, el promedio de cualquier oficialismo. Aunque es incierto el voto infiel. “Nos dicen en la peña que los votos están marcados, que se van a dar cuenta si no votamos al oficialismo, nos tratan de tontos”, contó un socio miembro de una peña oficialista.

La última apuesta política del oficialismo es integrarse al grupo de socios que presentaron el “Masterplan”, una propuesta de gestión explicada en filminas didácticas. Pero este grupo está integrado por empresarios que tienen relaciones comerciales con el club, ya sea por ser proveedores o bien prestamistas, como descubrió el juez Bellizia en 2017, con toma de créditos irregulares por parte del club que aún se investigan. Con ellos, D’Amico lanzó el Frente Rojinegro. Aunque sin cautivar al socio independiente, el que no tiene participación política ni intereses creados pero acude a cada votación a depositar el sobre. Su suerte parece echada: necesita que no más de seis mil socios vayan a votar para hacer valer los votos cautivos y así aspirar a imponerse en los comicios.

La candidatura de Ariel Moresco es la tercera posición, pero no parece entrar en la compulsa. Movimiento 1974 no logró colarse en la agenda del socio para pelear el liderazgo opositor. Su campaña fue de menor recorrido. Moresco se instala como nombre de la política del club, pero posterga una vez más el salto necesario para disputar con chances concretar la gestión de Newell’s.

La agrupación Unen tiene al ex secretario Juan José Concina como candidato a presidente, aunque la Comisión Electoral vetó su candidatura por “carecer de diez años consecutivos como socio pleno” del presidente. Su lista reunía gente respetada y que estuvo junto al movimiento Te Llevo en el Alma en las elecciones de 2016. Pero Concina tampoco pudo perforar la polarización que reina en el parque, entre oficialismo y oposición. Si bien renunció a su cargo de secretario con graves acusaciones a D’Amico, a Concina le faltó tiempo para tomar distancia de la directiva de la cual participó durante cuatro años para pulir una figura de perfil renovado. No encontró puentes con Astore y sus chances se empañaron.

El socio de Newell’s juega en las elecciones una carta de dos caras: D’Amico o Astore. A uno ya lo conocen todos, el otro es un enigma que cautivó a muchos. Pero el futuro lo decide el socio.


Nota relacionada


Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020