Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Un tren surca las aguas de La Picasa

En agosto próximo, o quizás en los últimos días del corriente mes, quedará habilitado oficialmente el ramal ferroviario emplazado sobre el pedraplén asentado sobre la laguna La Picasa, en el extremo sur del mapa santafesino: literalmente, el tren de la vieja línea del ex Ferrocarril San Martín volverá a cruzar a través la laguna. De hecho, ya una formación realizó el cruce días atrás, con el 70 por ciento de los trabajos concluidos. “La traza podría quedar rehabilitada totalmente en las próximas semanas”, dijeron fuentes oficiales a Suma Política, y no descartaron que —por el impacto simbólico y visual que la reconstrucción tiene para la zona—, sea el propio presidente Alberto Fernández quien inaugure las obras, junto con autoridades del Ministerio del Transporte de la Nación y de Trenes Argentinos Cargas.

El tráfico de la vieja línea del Ferrocarril San Martín por el histórico pedraplén de La Picasa fue interrumpido intempestivamente hace cinco años, cuando la extraordinaria crecida de la laguna, en 2017, todo lo cubrió, incluidos grandes tramos de la Ruta Nacional 7. Los trabajos de reconstrucción —que abarcan unos 15 kilómetros de vías— fueron licitados en septiembre de 2019, durante los últimos meses de la presidencia de Mauricio Macri, y adjudicados a la firma Herso-Emepa, que comenzó a realizarlos ese mismo año.

Hace cuatro meses, la mega estructura ingresó en su última fase. Para entonces, los “trenes de obra” habían descargado sobre la laguna 34.500 toneladas de balasto, de las 50.400 previstas. Además de la reconstrucción del pedraplén, debió rearmarse la totalidad de las vías, sus fijaciones, y reemplazar un diez por ciento de durmientes severamente dañados.

Según Trenes Argentinos Cargas la entrada en funcionamiento del pedraplén a través de La Picasa reducirá “10 horas o más” el tiempo total de recorrido entre Mendoza y Retiro

Después que la laguna todo lo inundara en 2017, las formaciones de carga de la línea San Martín debieron hacer un gran rodeo, por fortuna posible, de unos 167 kilómetros (desde Laboulaye hasta Melincué, Hughes y, después sí, retomar la vía principal hacia Junín). Todo significó entonces un notable incremento de costos y tiempo. Trenes Argentinos Cargas dice ahora que la entrada en funcionamiento del pedraplén reducirá notablemente aquellos costos “y hasta 10 horas o mucho más” el tiempo total de recorrido entre Mendoza y Retiro. Vale recordar que la crecida de 2017 también obligó a interrumpir en Junín, provincia de Buenos Aires, el servicio de pasajeros semanal que partía desde Retiro y llegaba a Rufino.

“La línea San Martín transporta carga relacionada al consumo (cemento, envases, mercadería, pallets, agua mineral, cerámicos, vino y polipropileno); áridos (arenas, caliza, finos de caliza, carbón de coque, piedra partida, cal cálcica y cales); agrícolas (cebada, maíz, soja, trigo, aceite de girasol, pallets de girasol, harina de soja, pallets de soja); carga general (durmientes) y contenedores (bronce, cobre, estaño y vino en cajas)”, dice un informe difundido esta semana por el Ministerio de Transporte.

Según esos datos, entre enero y mayo del 2021, la línea San Martín transportó un total de 1.779.353 de toneladas, aproximadamente un 31 % más que lo transportado para la misma época de 2020, y un 69 % más que en durante el mismo período de 2019.

Agua e historia

Lo ocurrido en 2017 no fue, sin embargo, una novedad. Hace veintitrés años, en 1998, las aguas de La Picasa crecieron y borraron del mapa el ya vetusto terraplén de la línea del San Martín. También tornaron invisible la vieja estación ferroviaria que llevaba el nombre de la laguna.

Así las cosas, durante el primer gobierno de Cristina Fernández, en 2008, una inversión millonaria del Estado permitió la construcción de un pedraplén, con vías que se ubicaron casi tres metros por encima de la altura que tenían las anteriores. Pero en 2016 el agua ya había alcanzado prácticamente ese nivel y un año después lo desbordó.

Expertos y poco entendidos comparten hoy la duda sobre si eso volverá a repetirse, ya que, observan, la reconstrucción del pedraplén sobre la magnánima laguna ha sido posible en esta época, también, por el poco caudal de precipitaciones y la sequía de los últimos años.

Inmensa, La Picasa inunda parte del sur de la provincia de Santa Fe, en el Departamento General López, y la zona noroeste de la provincia de Buenos Aires, en el Partido de General Pinto; son unos 300 kilómetros cuadrados. Pero toda la cuenca endorreica de La Picasa, integrada por muchas lagunas y bañados, abarca casi 5.500 kilómetros cuadrados e involucra también al sur cordobés.

El ramal que se rehabilitará en pocos días más a través de sus aguas también impulsará a Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) a reestablecer la prestación del tren semanal de pasajeros entre Retiro y Rufino, pasando por Junín. “El San Martín” corriendo a través de La Picasa devolverá así a muchos pasajeros el extraño y fugaz placer de mirar por la ventanilla e ilusionarse con estar navegando, en un tren, sobre la llanura inundada.

Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020