Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Cómo se gestó la candidatura de Carolina Losada, la apuesta ganadora que llegó de afuera de la política

Un almuerzo en Nordelta. Fue todo lo que necesitó Carolina Losada para entusiasmarse con la posibilidad de saltar a la política. Tres meses antes de las elecciones, la ganadora de las internas de Juntos por el Cambio en Santa Fe no estaba en el radar de nadie, y solo tenía en mente un trabajo como panelista en la televisión porteña. Su rápida decisión revela detalles de cómo se arma una construcción política en estos tiempos.

Parada al lado de un histórico como Mario Barletta, la periodista no se cuidó en decir lo que piensa de la política: “Es muy importante, admiro el altruismo de la militancia, pero ahora necesita oxigenarse, porque la gente está cansada de los dirigentes tradicionales”.

Ya había dado hace un par de años un paso que la acercó a las discusiones de la grieta, cuando dejó la presentación de noticias en los mediodías de América para ser panelista en Intratables o con Baby Etchecopar. Sus opiniones la pusieron rápidamente más cerca de uno de los espacios políticos en los que se divide la Argentina.

Tan cómoda estaba con su presente profesional que la única duda que tuvo para ser precandidata fue si daba un salto al vacío y renunciaba a su trabajo o, como pasó, le permitían tomarse una licencia hasta ver qué pasaba con su postulación.

Ninguno de los cuatro comensales de aquel 3 de junio en el barrio privado del partido de Tigre la conocía demasiado. Julián Galdeano, el gestor principal de la postulación de Losada, no venía viendo los programas donde su próxima candidata se lucía. 

Tampoco debe haber reparado en las presentaciones que hacía cada lunes, dos años atrás, ataviada con los colores rojo y negro, en un guiño explícito a Newell’s, el club del que es hincha. Incluso llegó a ser la voz del estadio en el Coloso un Día de la Mujer y a animar la fiesta por el 150 aniversario del diario La Capital junto a Luis Novaresio.

Una familia radical

Puertas adentro del radicalismo era más conocida la hermana de Carolina, Georgina, una militante radical de años, como la familia Losada. Ella no tuvo postulaciones electorales, pero ocupó un cargo público en la Municipalidad de Rosario en la secretaría de la Producción cuando estuvo al frente Ignacio Del Vecchio, en tiempos de Mónica Fein. 

Antes de la elección de la candidata inesperada hubo un proceso reflexivo en el laboratorio de los radicales alineados con Juntos por el Cambio. La conclusión era que cualquiera de los candidatos más tradicionales del espacio medían mucho menos que el sello del partido. La marca subía a los candidatos, pero estos sacaban menos que el espacio. Ese comentario fue compartido por Galdeano incluso con otros dos candidatos que tuvo la interna, Federico Angelini y José Corral, pero el diputado provincial radical fue el único que se lo tomó en serio. 

De Amalia a Carolina

La decisión entonces fue buscar un candidato que potencialmente se acercara al porcentaje de 20 puntos que medía Juntos por el Cambio. Amalia Granata fue una primera opción, descartada porque “desdibujaba el espacio en una elección general”, según explican ahora.

La idea fue ir por alguien más identificada con el radicalismo, aunque tuviera menor imagen pública o conocimiento.

El primero que propuso el nombre de Losada fue el ex concejal Martín Rosúa, quien la conocía de la militancia junto a su hermana Georgina. “¿Quién es?”, le contestaron los propios armadores, más concentrados en Santa Fe que en los medios de Capital Federal. “¿Será para tanto?” se preguntaban. Los que la conocían puertas adentro de ese armado decían que era una decisión “fenomenal”, pero otros varios la ponían en duda.

Los “focus group” aclararon el panorama y convencieron de que, aún sin una gran imagen en la provincia, tenía una alta potencialidad de crecimiento. Cuando se la nombraban a la gente consultada, muchos no la reconocían, pero al mostrarles una foto empezaban a asociar el nombre con la imagen, y empezó a haber mejores resultados. Ya con los videos y las opiniones de la panelista, les empezó a cerrar a un alto porcentaje de entrevistados.

Pasos de una decisión

Antes del almuerzo en Nordelta, Georgina le comentó la posibilidad a Carolina y sorpresivamente no rechazó la idea de entrada. Con todo, cuando se hizo esa comida, nada estaba decidido. En la previa hubo más sondeo que decisión.

En ese encuentro la ahora candidata a senadora de Juntos por el Cambio dijo lo que viene declarando. Que pensaba dedicarse a la política pero dentro de diez o quince años, no ahora.

Aunque también comentó sentirse preocupada por amigos que se estaban yendo del país y que no eran ni jóvenes aventureros ni personas que tenían un mal pasar. “Si no meto ahora los pies en el barro, me voy a arrepentir de no haberlo hecho y tal vez yo también termine yéndome del país el día de mañana”, pensó en voz alta.

Durante la campaña repitió que le iba muy bien haciendo lo que hacía, que estaba en el mejor momento de su carrera, pero le agregó lo que le hizo click para su decisión: “Lo que estoy haciendo ya no es suficiente. Tengo que poner mi granito de arena, meterme en la cancha y hacer algo desde adentro. La política es la única forma de cambiar las cosas y es lo que vengo a hacer”.

Acostumbrados a los condicionamientos de cada negociación política, a los armadores  les sorprendió que nunca puso como condición ser la única candidata del espacio. Y no le ofrecieron demasiado, salvo decirle que había una alta probabilidad de ganar en Santa Fe.

No lo dicen, pero en ese momento confiaban en que la aparición de Losada podía hacer el milagro de la unidad. Pero pasó todo lo contrario: se armaron cuatro listas diferentes en el mismo espacio.

Pasó una semana del ofrecimiento y Carolina contestó que sí, que le entusiasmaba la idea, pero no quería que se filtrara hasta que arreglara su salida del canal; si era con una licencia, mejor.

Simultáneamente se empezó a preparar en los temas de Santa Fe, especialmente en el área económica.

La segunda reunión política fue en el despacho del presidente del radicalismo nacional, Alfredo Cornejo, en el Congreso. Y ahí ya estaba en el baile.

El resultado que no vieron venir

El resultado de la elección de Losada no deja de sorprender, porque en su debut electoral le ganó a dirigentes de trayectoria política en la provincia, y superó por poco al ex ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro.

En esa victoria la ayudó una diferencia que logró gracias a otro detalle de la ingeniería electoral que armó Galdeano: instalar como segundo candidato a senador al intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpin, que le permitió sacar 20 mil votos de ventaja en el departamento General Obligado.

Pero eso era previsible. Lo que no sabían que iba a pasar fue conseguir ocho mil votos en el departamento donde es fuerte Pullaro, General López, donde éste sumó 28 mil adhesiones. “No repartimos el voto ni tuvimos un cartel rutero”, cuentan sorprendidos.

La conclusión que sacan mirando todo el mapa con los resultados es simple: “en los lugares que visitamos, ganamos; en los que no fuimos, empatamos o perdimos”.

Durante la campaña, Losada demostró que audacia no le falta. Hasta se animó a enfrentar a Mauricio Macri, el máximo referente de su espacio, cuando visitó la provincia para darle su apoyo a otro candidato.

La inesperada ganadora de la interna tendrá que repasar al menos dos frases que ya explicó pero que hicieron ruido en la última campaña: la primera, que recién ahora iba a tratar de empezar a conocer la provincia a la que se propone defender, y la otra, que en Rosario los chicos sueñan con ser narcos.

Sobre su futuro político, habrá que tomar en cuenta sus propias palabras: “La vida nos va llevando por lugares inesperados, vamos a ver cómo funciona”. 

Facebook comentarios

Autor

  • Periodista. Licenciado en Comunicación Social de la UNR. Ex jefe de Redacción de La Capital. Twitter: @DanielAbba_

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020