Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Concejo: se impuso Ciro Seisas, pero el verdadero ganador es el intendente Javkin

Recién cuando el recuento se acercó al 70% de los votos, el intendente Pablo Javkin comenzó a aflojar las tensiones que lo habían acompañado hasta ese momento. Allí comenzó lentamente a consolidarse la diferencia a favor de su candidato para el Concejo, Ciro Seisas, y ya no hubo nuevos sobresaltos hasta el final. El primer examen electoral en su gestión había sido superado con éxito.

Paridad y dispersión fueron el sello de la elección. Seisas superó por apenas cinco mil votos a Lisandro Cavatorta, y muy cerca quedaron Ana Laura Martínez, Miguel Tessandori y Juan Monteverde. Cinco candidatos en menos de nueve puntos y un reparto muy ajustado de las bancas dan cuenta de esa realidad política: el Frente Progresista, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio se quedaron con tres bancas cada uno, mientras que Mejor y Ciudad Futura sumaron dos.

Si bien para la conformación definitiva de los bloques falta tiempo y rosca política, a trazos gruesos se podría decir que el Frente Progresista tendrá ocho bancas; el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, seis; Ciudad Futura, cinco; Mejor, dos, y Unite uno (Ariel Cozzoni).

Una síntesis, no necesariamente rigurosa, podría ser: el candidato del intendente le ganó al del gobernador, aunque el Frente de Todos conservó lo que puso en juego; el socialismo perdió más de lo que ganó; el macrismo retrocedió tres bancas pero siempre supo que debía resignarse a perderlas; Tessandori, que viene del periodismo deportivo, celebró un gol propio, y Ciudad Futura sumó y creció pero esperaba más. 

“Ganamos porque lo tenemos a Pablo”, dijo Ciro Seisas cuando se proclamó vencedor. Un justo reconocimiento en realidad, porque la identificación con el intendente fue el principal argumento de campaña del periodista televisivo. 

Lo cierto es que tanto Seisas como Cavatorta y Tessandori llegaron a la política hace pocos meses, tras dejar cada uno de ellos su trabajo frente a las cámaras. Del periodismo al Concejo Municipal, sin escalas, empujados por el conocimiento que los rosarinos tenían de cada uno de ellos. Para ser electos les alcanzó; habrá que ver si les alcanza además para aportar ideas y trabajo para resolver los problemas de la ciudad. Pero esa será una respuesta que recién se conocerá dentro de cuatro años. 

A la hora de las lecturas políticas, en cada búnker pueden encontrar razones para el optimismo. Javkin porque ganó la elección y además consiguió tres concejales, de los cuales dos son de su partido Creo (Seisas y Nadia Amalevi), que se sumarán a Fabrizio Fiatti. La tercera banca será para Verónica Irizar, la única socialista que logró la reelección (Lorena Carbajal —que en 2019 ocupó la de Javkin cuando este asumió la intendencia— se queda afuera).

El Frente de Todos volvió a pelear el primer lugar y, aunque no le alcanzó para ganar, retuvo las tres bancas que puso en juego, repitiendo las buenas elecciones de los últimos años. La novedad radica en que dos de los tres que ingresan responden al gobernador Omar Perotti (Cavatorta y Julia Irigoitia), en lo que supone el desembarco del perottismo en el Concejo de Rosario. La tercera banca será para Norma López, que fue reelecta y está alineada en La Corriente de Agustín Rossi.

El escenario más complicado lo tenía Juntos por el Cambio, que puso en juego lo que cosechó hace cuatro años, en plena primavera del gobierno de Mauricio Macri. En ese momento el macrismo arrasó en Rosario; ganó en todas las seccionales menos en Empalme Graneros, y se quedó con seis bancas. Una cosecha fabulosa. Ahora era imposible repetir esa elección, ya que, entre otras cosas, el ex presidente es uno de los dirigentes con más alta imagen negativa en la ciudad. Ana Martínez —que es mejor candidata que concejala— salvó la ropa: obtuvo tres. Entre esos tres que ingresan está Carlos Cardozo: hubiese sido difícil explicar para el macrismo local que uno de sus referentes en el Concejo no consiguiese la reelección. También entra el radical Martín Rosúa.

La performance de Tessandori fue uno de los datos salientes de la votación: sin estructura partidaria ni militancia, con un discurso simple y concreto, una especie de decálogo de buenas intenciones, cosechó casi 85 mil votos. Tessandori fue el único de los candidatos por fuera de las estructuras de los partidos políticos que superó el corte de las Paso en setiembre, y ahora cambiará el lugar que tenía en De 12 a 14 por una banca en el Concejo. Y no llegará solo: también ingresó Valeria Schvartz, que ocupó el segundo lugar en la lista de Mejor. 

El balance para Ciudad Futura es ambiguo. Desde lo estrictamente numérico, esta elección le permitirá incrementar su bloque desde el 10 de diciembre: pasará de cuatro a cinco ediles propios. Además de la reelección de Jesica Pellegrini, sumará a Juan Monteverde, uno de los máximos referentes políticos de la agrupación junto a Caren Tepp. No obstante, en la agrupación estaban convencidos de que era una buena oportunidad para dar un salto de los grandes; quizás por eso, esperaban más que los 77 mil votos que obtuvieron.

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020