Connect with us

Hi, what are you looking for?

Economía

El estornudo chino: causas y efectos de una Argentina expuesta al vaivén del mundo

La relación con China se enmaraña desde el corazón de la interna oficialista. Los impactos en la cadena de distribución global a raíz de los cierres portuarios por su política de Covid 0 tendrán consecuencias en su nivel de crecimiento. Y si China no se expande de forma tan acelerada como estaba previsto, los efectos llegan a todo el mundo. 

La Argentina, con dependencias ligadas a sus principales productos exportables y la necesidad de financiamiento para avanzar en obras de infraestructura, es uno de esos países que necesitan replantearse su inserción internacional en el nuevo orden mundial. Sin equilibrios, el ingreso al proyecto de la Ruta y Franja y la volatilidad de los posicionamientos internacionales, pueden derivar en pésimas noticias comerciales.  

Con la salida de Roberto Felletti de Comercio Interior no se produjo el “retiro” total del cristinismo. Aún la interna se mantiene en su foco más intenso: el área de Energía. El aumento de las importaciones reduce el excedente de dólares por comercio exterior y la distorsión de precios relativos generada por la brecha cambiaria favorece a los privados que pagan sus deudas con cotización oficial. 

El cuadro de salarios bajos y falta de reservas en el Banco Central parece incongruente con la soja por encima de los 600 dólares y las exportaciones récord del sector agroindustrial. En abril, las agroexportadoras de CIARA liquidaron 3.171 millones de dólares. El acumulado de los primeros cuatro meses alcanzó el récord histórico de 11.097 millones de dólares. 

Sin embargo, la suma de más volumen y más ventas no es igual a un mayor margen neto para la producción. La vaguedad del concepto de “renta inesperada” y los desequilibrios políticos del gobierno, son factores que impiden una traducción directa. Es en ese punto donde empiezan los problemas. 

El cuadro de salarios bajos y falta de reservas en el Banco Central parece incongruente con la soja por encima de los 600 dólares y las exportaciones récord del sector agroindustrial

Con nuevo plazo ante el FMI, el ministro Martín Guzmán se apresta a negociar con el Club de París. El riesgo de incumplimiento se posterga hasta setiembre. Otra vez la duda caerá sobre el resultado fiscal, la acumulación de reservas y la contracción monetaria. La posibilidad de un waiver cobra una apariencia más amigable. 

Federalismo de quién

El eje del federalismo se dirime en torno a qué hacer con los recursos generados por el sector más dinámico de la Argentina. Es decir, cuánto les corresponde a las provincias que originan los productos cuyas ventas se transforman en ingresos. El maíz es, precisamente, el cultivo que concentra en sí, como una suerte de cáliz, la cuestión federal. Entre marzo y abril del 2022, las exportaciones de maíz generaron 1.850 millones de dólares. También fue un récord histórico. Las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior de la cosecha 22/23 registraron en mayo 2,6 millones de toneladas. Hasta el momento, los exportadores llevan compradas 23 millones de toneladas. Se espera que el Ministerio de Agricultura amplié el cupo exportable del 21/22 a 35 millones de toneladas. En la campaña 2021/22 se están terminando de cosechar 49 millones de toneladas en un área de 7,3 millones de hectáreas.

Son las corrientes de influencia y pensamiento opuestas a las que atraviesan las aguas del gobierno. Algo que se pudo ver claramente con las declaraciones contradictorias en referencia al aumento de retenciones. El presidente primero dijo que sí, luego que no, y finalmente que tal vez. Un ministro dijo que no, pero que depende. El otro ministro avisó que rotundamente no. La vocera especuló que podría ser. Lo único firme es la incertidumbre. 

La ñata contra el vidrio de la Nación

El campo, como cualquier actividad económica, se regula con proyecciones. Está iniciando la siembra de trigo y la falta de lineamientos concretos implican la adopción de planes mucho más conservadores. Al trigo le queda un 3 por ciento de suba de retenciones sin necesidad de pasar por el congreso. Es por eso que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires redujo sus estimaciones. 

El federalismo, la logística y el transporte, los combustibles y la coparticipación, formaron parte del pliego de reclamaciones que elevaron los gobernadores del Norte Grande. A ese club intenta sumarse Santa Fe, en función de su región norteña. La Provincia aporta un 70 por ciento de los Recursos Aduaneros del Estado Nacional correspondiente a Derechos de Exportación. 

Las convulsiones de un mundo en pleno reacomodamiento a partir de la guerra y los coletazos de la pandemia, demandan una mayor claridad en el horizonte de acción política. Algo que en la Argentina del presente brilla por su ausencia. En el trajín, la disputa por los recursos cobra mayor relevancia. Con la obscenidad de los fondos concentrados entre CABA y el AMBA, las provincias comienzan a moverse. 

La falta de coordinación, los anuncios que luego no se concretan o la aplicación de medidas intempestivas, tienen como resultado un efecto de desincentivo. Y si la producción se reduce, en el corto plazo los precios aumentan. Los costos de la desprolijidad, la improvisación y las decisiones repentinas, las suele pagar el interior, que desde afuera mira cómo entre ellos se pelean. 

Facebook comentarios

Autor

  • Hace periodismo desde los 16 años. Fue redactor del periódico agrario SURsuelo y trabajó en diversos medios regionales y nacionales. En Instagram: @lpaulinovich.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar