Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Explícito guiño de la Casa Gris para la reforma de la Constitución de Santa Fe

Aunque suele reprochársele que su gestión no tiene política, el gobernador Omar Perotti hizo una movida que lo deja en una situación ideal para balconear la reforma de la Constitución de Santa Fe. Ganar si sale y no perder si se traba.

A su regreso del viaje por Kuwait se pronunció sobre el tema que desvela a los diputados de la provincia, que ya ingresaron seis proyectos y se proponen aprobar en octubre la necesidad de la reforma de la Constitución más antigua del país. 

Lo hizo a su manera, como cuando era senador y en las vísperas de la votación por el aborto ingresó en soledad un proyecto alternativo al que dividía las opiniones de sus pares.

Esta vez con la reforma se subió al impulso político que el asunto tiene en la provincia, pero no pareció entusiasmado ni anunció que va a liderar las negociaciones que conduzcan a lograr esos cambios.

Como aquella vez en el Senado logró ubicarse en un lugar equidistante de las tensiones y podrá usufructuar si prospera el resultado de un cambio de la Constitución, algo que no pudieron ninguno de los gobernadores que lo precedieron, o quedar al margen si fracasa la intentona porque no consigue que la vote el Senado, por ejemplo.

A raíz de una serie de preguntas de la periodista Ivana Fux en Santa Fe, Perotti tuvo varias definiciones que significan más de lo que expresan. Señaló ahora más claramente que antes —cuando se había expresado sobre el tema— que, efectivamente, es necesaria una actualización que mejore y cambie la Carta Magna provincial: “que los santafesinos puedan tener una percepción clara que les mejora y les cambia la vida”, expresó, como insinuando que eso no estuviera tan entendido por la ciudadanía.

En segundo lugar aclaró que él mismo no será un obstáculo para que el tema avance, pero puso como condición que haya consenso: “no soy el que pondría esta discusión por sobre cualquier otra cosa sin consenso”, aclaró, haciendo una lectura del humor social que advierte más inclinado a poner otros temas como prioridad en la agenda.

Y en tercer término sumó un aporte decisivo: adelantó que su interés personal no será un obstáculo que frene el proyecto de reforma, ya que resignará nada menos que la posibilidad de su reelección si hace falta, un detalle nada menor, ya que es el que viene frustrando las últimas movidas pro reforma, especialmente la que impulsó Miguel Lifschitz en el anterior mandato.

“No voy a ser yo el que genere un obstáculo para algo que todos consideran tan valioso para la provincia. Si es importante, lo primero es que se actualice; lo segundo, será el interés de cada uno. Si ponemos las cosas al revés, los resultados ya han hablado por sí solos”, señaló.

También se desentendió de que tenga que ser el gobierno provincial el que envíe la iniciativa que deba ser discutida. “El proyecto propio tiene que ser el que genere el mayor nivel de consenso. No pretendo que el gobierno mande el proyecto sobre el que se discuta un acuerdo.  Tiene que ser un proyecto de consenso para que le sirva a todos y para avanzar en este tema. El derecho de autor, la primacía, el ponerle el nombre y que sobre ese proyecto se sancione, son aspiraciones secundarias”, completó. 

Aunque a Perotti no le disgustaría que se apruebe una reforma constitucional durante su mandato, se puso a resguardo de las críticas que ocuparse de este tema le podría generar a su gestión. “Cuando salgo a la calle la gente no me para para pedirme la reforma”, dijo dejando la responsabilidad de que este tema ocupe la atención de la política en manos de los dirigentes de los otros partidos que vienen impulsando la idea desde hace unos meses.

Con todo insistió con su idea de que hay cuestiones que se podrían concretar sin modificación constitucional, a través de un paso más corto como sería la sanción de leyes. Se refiere a la autonomía municipal o la extensión de los mandatos, que opina ya podrían estar avanzando por esa vía.

Una movida que no tiene riesgo. Si prospera el proyecto, será el gobernador que logró reformar la Constitución, y contribuyó renunciando a lo que todos querían: la reelección. Si no sale, no fue él quien impulsó el tema y podrá decir que había advertido que no era el momento y que los intereses de la gente están en otra parte.

Nota relacionada

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar