Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

¿La sociedad pasará facturas por la deuda externa que condiciona su vida cotidiana?

A pocos días de las legislativas y con spots publicitando las listas, el gobierno nacional dialoga extramuros con el FMI, con la delicadeza de quien manipula un jarrón de la dinastía Ming. Aunque cueste creerlo parecen realidades disociadas. No está claro si la sociedad pasará factura por la megadeuda que ahora se intenta redimir con el menor costo posible para la vida cotidiana. Mientras el macrismo intenta sacarse el sayo forzando estadísticas, el gobierno va por la casuística: no se usó un solo dólar adeudado para mejorar la capacidad productiva. Y lo prueba con una suma algebraica, de los 45 mil millones de dólares, se usaron 21 mil millones para repago de deuda y 24 mil millones para financiar formación de activos externos, más conocido como fuga de divisas.

¿Hay conciencia sobre esto? “Hay varias dificultades para que esto se pueda entender en la vida cotidiana”, advirtió el diputado nacional por el Frente de Todos, Leopoldo Moreau. Y dijo que se tiende a considerar que la responsabilidad del gobierno está desgajada del bolsillo, sin advertir que los dólares de la deuda externa compiten con los dólares que se necesitan, por ejemplo importar insumos para la actividad industrial o turismo externo, sólo a modo de ejemplo.

“El endeudamiento externo es un condicionante brutal para el crecimiento de la Argentina, empobrece a la sociedad, decrece la actividad industrial con menos puestos de trabajo y el gobierno de Mauricio Macri, endeudó como ningún otro en la historia del país”, enfatizó. Y enumeró los casos contrarios, Hipólito Irigoyen, Juan Perón y Arturo Illía, no tomaron deuda, mientras que las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner no se endeudaron en dólares y saldaron cuentas con el FMI, lo que explica el ciclo de crecimiento 2013/ 2015.

En su opinión no se puede obviar el vértigo en el endeudamiento durante el ciclo Macri. “En dos años, 2016 al 2018, 100 mil millones de dólares”. Y dijo que hasta supera a la dictadura, que pasó de siete mil a cuarenta mil millones de dólares en siete años. Pero hay algo más, Macri firmó un plan de pagos imposible de afrontar, no hace falta el horóscopo chino para advertir que no están dadas las condiciones, aún con la descompresión de haber renegociado la deuda con acreedores privados, para pagar la cuota de 19 mil millones de dólares el año próximo. 

¿El escenario así descripto no excede en mucho a los mensajes de los spots? Lo escamoteado es la génesis de la situación, dijo Moreau y repasó el mecanismo de una de las secuencias conocidas: se traen dólares, ergo deuda, el mercado los absorbe a través de bicicletas financieras u otros mecanismos y los llevan afuera. ¿Queda algo a nivel estructura o producción? Tal parece que no. 

“De lo producido en riqueza nacional, año tras año, un 60 por ciento se va, se transforma en divisas que salen del país o se esconden, esto genera necesidad de tomar deuda y que el país no prospere, un país rico, con una población pobre”, dijo, y desmintió que se haya tomado deuda para pagar la dejada por el gobierno de Cristina Kirchner: “el país estaba desendeudado en dólares y es importante remarcar la moneda, porque otra cuestión es la deuda en pesos”. Lo que sí estaban al rojo vivo eran los reclamos de los fondos buitres: “apenas asumió Macri les pagó 15 mil millones de dólares, a pesar de que teníamos una resolución de las Naciones Unidas que nos respaldaban para no pagar esa cifra”, describió.

Con ese pago también quedó expedito el mercado de capitales, libre de regulaciones, se aceleró la falta de divisas que se obtuvieron tomando deudas con fondos de inversión, lo que se cortó en 2018 cuando era evidente que la dificultad del repago. Sólo les quedó una bala de plata: el FMI y el préstamo más grande concedido por ese organismo a un gobierno al que le habían cerrado los grifos internacionales. 

Aunque la secuencia del endeudamiento es casi lineal, los esfuerzos por naturalizarlos o subvertirlos, no son pocos. Pero aún resta una relación por establecer. Según Moreau, en los cuatro años del ciclo Macri, el PBI (Producto Bruto Interno) retrocedió un 4 por ciento, es decir decreció la economía. “Nos endeudaron, nos hicieron más pobres y achicaron la riqueza anual producida”, cerró el diputado nacional.  

Leopoldo Moreau

Déficit ¿la madre de todos los males?

El ex presidente Mauricio Macri llevó a TN un gráfico exculpatorio por el endeudamiento que se le endilga. En su opinión, y según promedios anuales, Cristina aumentó la deuda en 17.500 millones de dólares y Juntos por el Cambio, en 12.000 millones de la misma moneda. Y además acuñó la famosa frase “la deuda es hija del déficit que heredamos”. Ambas consideraciones se replicaron en las redes y en programas. En una pormenorizada nota de opinión, el economista Alfredo Calcagno calificó a la metodología utilizada por JxC, como “un gigantesco ejercicio de maquillaje estadístico… un desafío parecido a esconder un elefante en un departamento”.

“Esta aparición del expresidente no puede ser entendida como un llamado a repensar la economía de su gobierno o de otro, sino como una estrategia con argumentos falaces, manipulando datos para atraer la atención, polarizar la opinión  pública y distraer de temas centrales”, aseguró el licenciado en economía y portavoz de la Fundación Pueblos del Sur. Y agregó que “ellos mismos dijeron que la gente no entiende estos temas, es decir no es para hacer pensar”. 

“Mi opinión se basa en datos oficiales que no tienen nada que ver con el cuadrito que mostró y con sus declaraciones, que terminan teniendo éxito en tanto que son replicados por los medios”, sostuvo. Y afirmó que durante el gobierno de Macri se tomó una deuda externa en moneda extranjera por valor de 97.900 millones de dólares, y al mismo tiempo que la fuga de capitales, es decir el acceso al dólar y después el uso con fines que no son productivos, fue de casi 100 mil millones de dólares, casi el mismo valor de la deuda externa”, detalló. 

“Por lo tanto el uso de ese endeudamiento externo no fue para atender al déficit fiscal, ampliar la capacidad productiva del país, sino que fue para financiar la fuga de capitales de quienes sí pudieron comprar dólares, es decir una cuestión netamente especulativa”, explicó. Además dijo que el mentado déficit fiscal que argumenta Macri, como motivo del endeudamiento, se paga con pesos, con moneda nacional, inclusive hasta con emisión monetaria si se quisiera y no hay necesidad de endeudarse con el exterior por semejante monto ni en la forma en que se hizo, plazos cortos y altas tasas”, argumentó.

Además, hizo referencia al promedio anual de los 12 mil millones de endeudamiento que cita Macri: “se manipulan los datos porque se omite que solo en los dos primeros años tomó una deuda de más de 60 mil millones de dólares, y después como los mercados internacionales no le prestaron más porque había colapsado la economía, el endeudamiento cayó y el único que le prestó fue el FMI, de una manera nunca vista en su historia, por 57 mil millones de dólares”.

En su opinión, hacer un promedio forzado “es un insulto a los argentinos y un engaño, hay que tenerlo muy en claro porque los datos para nada reflejan lo que dice”. Y agregó que en base a los datos del Ministerio de Economía, cuando asume Macri en 2015, la deuda externa era de 65 mil millones de dólares y pasó a 156 mil millones cuando se fue. 

Esteban Guida

Según Esteban Guida, economista y presidente de la Fundación Pueblos del Sur, centro de estudios dedicado al estudio de la deuda pública argentina, durante el gobierno de Alberto Fernández la deuda externa cayó, el último dato oficial es del mes de marzo 2021 y la fija en 148 mil 800 millones de dólares. Lo que sí aumentó es la deuda bruta total del Gobierno Nacional, que incluye la deuda interna, es decir la que tiene el Estado con organismos del propio Estado, como puede ser el Banco Central y Anses, entre otros. “Esta es la deuda más inteligente porque no es lo mismo sacar un crédito en un Banco que pedirle plata a un pariente, en el país pasa lo mismo, siempre es mucho mejor endeudarnos entre nosotros porque a pesar de que tendremos problemas, no es lo mismo que endeudarse con un extranjero por los condicionamientos que pone”, enfatizó.

Para Guida no quedan dudas al respecto. “A quien le importan la soberanía y los intereses nacionales, no hace lo que hizo Macri y mucho menos tergiversar datos para su propia conveniencia”, sostuvo. Y repasó conceptos aludidos en las comparaciones señaladas con el ejemplo de una familia con una deuda. “Pongamos que ingresa 8 mil y se gasta 10 mil, el déficit total es la diferencia entre ambas cantidades, es decir 2 mil. Ahora, de esos 10 mil, hay 5 mil que son ropa, alimentos, escuela, todos los gastos, y cinco mil que son intereses de la plata que le prestaron a esa familia, se le llama déficit fiscal primario al de los gastos reales y déficit financiero a los intereses de la deuda que van pagando”.

“Esto es muy importante porque en general cuando se habla de déficit se oculta esta diferencia, no se dice cuál es la parte del gasto y cuántos los intereses, porque el peso de los intereses de la deuda es tanto o más grande que el déficit fiscal”, explicó. Y dijo que esto “se oculta porque si los argentinos supiéramos que la mayor parte de este déficit corresponde a intereses de una deuda que sólo sirve para financiar fuga de capitales, dirían aflojen un poco con este tema”. Además dijo que si bien otros países del mundo tienen déficit fiscal, los fuertemente endeudados como Argentina tienen un déficit fiscal total por los intereses de la deuda que, en la mayoría de los casos, está contraída de manera fraudulenta, a tasas usurarias y deuda sobre deuda, no para construir un puente, y a eso se le llama la usura internacional”, destacó Guida. 

Lo primero que se debería poner sobre la mesa, al analizar el tema, es el corsé de hierro que representa el endeudamiento, no vaya ser cosa que algunos candidatos se abusen de la falta de interés o de conocimiento del tema.

Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020