Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Lisandro Cavatorta y su candidatura a concejal: “La política necesita de buenas personas”

El periodista le deja su lugar al político. Después de 22 años de darle su impronta y ser el conductor del programa Bótelos, Lisandro Cavatorta buscará acceder a una banca en el Concejo. Dice que aceptó ser candidato porque “la política necesita de buenas personas” y que, después de años de recorrer las calles con una cámara en mano, se siente seguro para competir con otros periodistas y también con dirigentes tradicionales. “En la cancha se ven los pingos”, asegura, y saca chapa: “En los últimos 20 años estuve presente en cada problema que se repitió en la ciudad, fui al lugar, lo conozco, hablé con la gente”.

Cavatorta encabezará la lista que responde al gobernador Omar Perotti, a quien reivindica por las políticas que aplicó desde que llegó a la Casa Gris. “Creo en la justicia social”, dice para definirse como peronista, y afirma que el mejor camino para enfrentar la inseguridad es achicar la desigualdad social.

Este domingo saldrá al aire por Telefé Rosario el último envío de Bótelos. 

—¿Qué te decidió a pasar del periodismo a la política?

—Hay que ocupar los espacios. Alguien iba a ser concejal en mi lugar, alguien va a ser intendente, gobernador. Seamos nosotros los políticos, porque si no nos vamos a seguir quejando, nos vamos a seguir embroncando. En algún momento hay que ocupar los espacios que se nos presentan porque la política necesita buenas personas que ayuden para  que la gente viva un poco mejor.

—En este paso, vas a ser candidato por el PJ y en particular por la línea interna que responde al gobernador Perotti. ¿Por qué?

—Creo en la justicia social. Toda mi vida puse el acento en la igualdad sobre todas las cosas. Y también en la libertad, pero hay que rediscutir el concepto de libertad. Para mí libertad es un concepto distinto del que puede tener Juntos por el Cambio. Libertad es poder elegir, pero si alguien no tiene lo básico, como es la alimentación de un niño, no tiene la libertad de elegir. La libertad en mi mirada tiene mucho que ver con la igualdad. Mi pensamiento tiene que ver con el PJ y después de muchos años de invitaciones a participar, incluso de otros partidos, me decidí. Me dijeron vení, me gusta lo que hacés, como te metés en lugares donde otros no se meten. Perotti personalmente me dijo que le gusta cómo hago mi trabajo, cómo escucho a la gente, que voy al lugar donde pasan las cosas, y me dijo seguí haciéndolo, eso es lo que tiene que hacer un político, estar con la gente, escuchar a la gente.

—Dijiste que tuviste propuestas en varias ocasiones, ¿por qué esta vez aceptaste?

—El año pasado y este año se hicieron muchas cosas. El boleto educativo gratuito es revolucionario en el sentido amplio de la palabra, muchas veces se había hablado y nunca se había concretado; que haya fiscales procesados y detenidos no había pasado nunca; que se investiguen los vínculos entre el juego clandestino y la política tampoco había pasado. Se fueron dando algunas cosas que nosotros veníamos reclamando, con coraje, con convicción. Lo mismo con Billetera Santa Fe, que está creciendo extraordinariamente.

—Tu programa, Bótelos, tiene 22 años en el aire y es lo que ahora te lleva a ser candidato. ¿El nombre no es básicamente una crítica a los políticos?

—Bótelos es hablemos de política y botemos a los malos políticos, a los malos empresarios, a los malos curas, a los malos sindicalistas, a los malos médicos. No es un programa antipolítica. La be larga tiene que ver con los malos políticos y no con la política. Me encanta la política, no me siento un tipo que viene a aportar un granito de arena y salir de la zona de confort.

—¿Qué pensás de la proliferación de periodistas candidatos?

—El buen periodista está en contacto con la gente, cuenta lo que le pasa a la gente, habla con la gente. En mi caso además voy a los lugares donde están los problemas. No es antinatural que al periodista le interese el otro. Lo raro sería que a un periodista no le interese la política. Que los periodistas participen en política me parece hasta natural.

—¿No hay de parte de algunos partidos la búsqueda de la cara conocida, del personaje?

—Seguramente, pero no es exclusivamente eso. Si a los periodistas los buscan sólo porque son famosos, vamos a ver cómo responden: en la cancha se ven los pingos. Se verá quién conoce más la ciudad, los problemas de la gente, quien está más preparado para el mundo legislativo. No sé si van a buscar a alguien solamente para que gane la elección.

—En algunos casos pareciera que es así.

—Pero después tendrá que demostrar que está a la altura. Me parece que no deja de ser una persona, como un abogado, un escribano, un referente de los comerciantes, un feriante, que se mete en política. Pero es verdad, no soy necio, que el hecho de que uno tenga un reconocimiento más grande de la gente puede contribuir.

—Tres periodistas van a participar de las Paso. ¿Cómo te ves compitiendo con ellos?

—Me veo bien compitiendo con ellos y con todos. Los problemas hay que sentirlos, afrontarlos, vivirlos, y en ese sentido siento que estoy preparado. En los últimos 20 años estuve presente en cada problema que se repitió en la ciudad, fui al lugar, lo conozco, hablé con la gente. Me siento muy seguro compitiendo con ellos y con cualquier otro porque estoy seguro del trayecto que me trajo hasta acá.

—¿Cómo evaluás la gestión del gobierno nacional ante la pandemia?

—La pandemia modificó la agenda de trabajo y las propuestas de todos los gobiernos del mundo. La de Alberto Fernández, de Javkin y de Perotti. Hubo que adaptarse a un nuevo escenario, allí cada uno mostró su inteligencia y capacidad de adaptación. Unir lo racional con lo emocional y adaptarte a las circunstancias. El gobierno de Alberto Fernández se adaptó lo mejor que pudo y el resultado es positivo.

—Dijiste que llevás 20 años cerca de los problemas de los rosarinos. ¿Cuáles te parece que son las demandas más urgentes?

—Una de las principales demandas es vivir más tranquilos, más seguros. Es verdad que no estamos bien y hay que seguir mejorando. Pero también es verdad que la inseguridad no empezó hace un año y medio, es un proceso largo, que viene desde hace mucho tiempo. Yo soy de los que piensan que se soluciona con mejor y más policías, con más tecnología, con prevención del delito, pero también estoy convencido de que si no mejoramos la situación social y achicamos los niveles de desigualdad, es imposible, no hay manera. Las ciudades más seguras son las que tienen menos índices de desigualdad. Pero entiendo que eso es tarea de mediano y largo plazo, y mientras tanto hay que enfrentar las urgencias del día a día. La capacitación de las fuerzas de seguridad, el policía caminando por el barrio, pueden contribuir a la solución. Estoy trabajando en proyectos de ese tipo con el ministro de Seguridad de la provincia. Creo, en definitiva, que el mayor de los problemas tiene que ver con la desigualdad y la falta de empleo. Y ese es un tema que desde el Ejecutivo municipal no se aborda desde hace muchísimos años. Hay que empezar a hablar de una ciudad que genere todo tipo de empleo; industrias tradicionales, industrias del espectáculo y el entretenimiento, no puede ser que haya sólo inversiones en shopping y complejos de cine y no un cine en San Martín al 6000, en Echesortu o en Alberdi. Hay que atraer inversiones, por supuesto, pero a la vez generar una ciudad multicéntrica.

—¿Y qué ciudad ves? ¿qué cambió entre el arranque y el final de Bótelos?

—Lo que veo en los últimos diez años es que la ciudad no se transforma, se gerencia. A las ciudades no hay que administrarlas, hay que transformarlas. Intendentes e intendentas me han dicho: hago lo que puedo porque es muy difícil con los recursos que tengo. La sensación es que se administra lo que hay. En líneas generales, para no puntualizar en problemas concretos, faltan ideas para transformar las cosas en lugar de administrarlas. Las herramientas que se tienen, porque hay pocos recursos, porque hay poca capacidad de respuestas, hay que modificarlas, hay que encontrar otra manera de representar a la gente. El gerenciamiento tiene que ver con los empresarios y la transformación con la política.

Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020