Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Los recuerdos y anécdotas con Lifschitz, contadas en primera persona por las diputadas y diputados

Amalia Granata contó el día que lo conoció, Rubén Giustiniani evocó los comienzos en Ingeniería y dio tal vez una clave de su futuro político, desde el PDP se ocuparon de recordar que un candidato de ese partido iba a encabezar una lista de concejales del Frente, y otros se quejaron de los asados a los que no eran invitados. Entre anécdotas, escritos y frases célebres, los homenajes de sus pares, los diputados, a Miguel Lifschitz, mostraron emoción y dolor, especialmente en las palabras de Clara García, pero también recuerdos de su vida cotidiana.

https://twitter.com/AmelieGranata/status/1391548839497195522

Un consejo a Granata

“Al principio estaba tímido”, reveló Granata, quien participó el jueves del homenaje de manera virtual desde Buenos Aires. La diputada por Santa Fe dio detalles de la primera vez que se encontró con Miguel Lifschitz, en julio de 2019, cuando él era gobernador y a ella recién la habían elegido legisladora.

Relató que decidió conocerlo y le escribió a su WhatsApp. El ex gobernador le contestó rápido y le prometió recibirla pronto. A la semana la diputada de “Somos vida” atendía una llamada para combinar un encuentro que tuvo un diferimiento laboral. Lifschitz la citó para las 17 en la Casa de Santa Fe en Capital, pero la conductora le contestó: “A esa hora estoy al aire” en un programa de TV. A las 18 se vieron.

Contó Granata que del trato distante del comienzo pasaron a las anécdotas a partir de una persona en común, la madrina de la diputada que trabajó durante varios años en la Municipalidad de Rosario y elogiaba mucho al entonces intendente rosarino.

Le envió después Granata una foto que le había tomado su madrina y donde se lo ve a Lifschitz con uno de sus hijos todavía pequeño. Reveló que entonces el ex gobernador le dio un consejo: “Cuidá a tus hijos, disfrutalos, porque los chicos crecen rápido”.

Farías y las instrucciones

Fue el flamante presidente de la Cámara Pablo Farías quien ofreció un detalle de la personalidad del ex gobernador al contar que el 15 de abril, cuando ya estaba con covid, le daba instrucciones por teléfono para preparar la sesión de renovación de autoridades de la Cámara. Aunque no dio detalles de lo que le pedía para esa sesión que, dijo, “ahora no queríamos hacer”. También registró Farías que él era el primero que se iba a sentar en el sillón que ocupó Lifschitz como presidente, ya que Ricardo Olivera, que ofició de presidente temporario, se mantuvo durante toda la sesión de pie.

La impotencia frente al Covid

Clara García lo tranquilizó desde la pantalla virtual: “Pablo, ni vos querés estar ahí, ni yo acá”, le dijo, y reveló el mensaje que le dieron los médicos cuando ya no había nada que hacer: “El covid tiene su propio camino y nos invade la impotencia de no haber logrado modificarlo”, le escribieron los médicos para darle la noticia.

Clara evocó la sonrisa plena de Miguel con sus dos nietas y su nieto recién nacido, y su par Lionella Cattalini, después de confesar que con la muerte de Lifschitz “nos quedamos huérfanos”, deseó que “alguien nos mire con el amor que miraba Clara a Miguel”.

https://twitter.com/JSRosario_/status/1393308283084156930

Candidato acordado

Gabriel Real, diputado del PDP, resaltó un detalle muy particular de sus contactos con Miguel Lifschitz. Habló de una escuela de Las Tunas que ahora propone llevar el nombre del ex gobernador, y de un encuentro que tuvo con Lifschitz en Rufino con un candidato a concejal del PDP que iba a encabezar la lista del Frente. Más que una evocación pareció un “recordatorio” de algo que se había acordado.


El arrepentido

Varios legisladores le pidieron disculpas a Lifschitz. El presidente del PJ, el diputado Ricardo Olivera, contó que ya lo había hecho. A la vez rompió la regla en este tipo de homenajes y admitió que no lo conoció demasiado al ex gobernador.

En cambio recordó un día en el que lo trató muy mal en la prensa. Arrepentido, quería llamarlo, pero no se animaba. Cuando lo hizo se sorprendió de la reacción de Lifschitz: “Son las reglas de juego, venite a tomar un café”. “Siempre ante una diferencia había un café de por medio”, resumió Olivera.

Las fotos de un tipo feliz

Julián Galdeano recordó los WhatsApp de Lifschitz los domingos a la noche, que eran “audios potentes con un repaso de la semana” y los postits (notas autoadhesivas) que pegaba por todos lados con indicaciones, adornadas con signos y resaltadores. También se sorprendió de ver fotos con un Lifschitz sonriente cuando en realidad no era esa su imagen más habitual. “Fue un tipo feliz”, opinó.

Aseguró que “era duro para negociar y complicado llevarle la contra. Nunca gritaba, no tenía necesidad, y -dijo- no conozco a nadie al que no le haya contestado un mensaje. Porque respetaba al otro”, destacó Galdeano.


Un asado en el cielo

Ariel Bermúdez (Creo) lo diferenció a la hora de las discusiones de Antonio Bonfatti, porque mientras éste “se sacaba el saco y te peleaba, Miguel te miraba y se reía”.

También recordó que a veces reprochaba al interior del Frente que Lifschitz comía asados con diputados de otros partidos, pero no invitaba a los de su misma coalición. Y remató con un deseo: “comeremos ese asado en el cielo, porque te nos adelantaste”.


Un adiós y algo nuevo

Rubén Giustiniani despidió al “compañero socialista” y aseguró que a pesar de las visiones distintas entre ambos, siempre hubo “mucho diálogo y consenso”. Sobre el covid rescató que “Miguel no se saltó la fila, porque no concibió la política desde los privilegios”.

También trajo de la memoria los años en la Facultad de Ingeniería cuando se conocieron décadas atrás. “Fue a fines de los 70 con las noches negras de la dictadura militar”. Evocó las reuniones en la casa de los padres de Lifschitz sobre avenida Pellegrini, la que tenía en el frente las flores celestes de los jacarandás.

Coincidió con Joaquín Blanco que en esos tiempos desde la militancia en un partido no se pensaba en ningún cargo. “Eran sueños de recobrar la democracia y construir en la Argentina un país con justicia social”.

También mencionó haber compartido el gabinete de Hermes Binner en la Municipalidad de Rosario. Giustiniani era secretario de Gobierno y Lifschitz secretario general. Destacó su “honestidad y decencia” en el manejo del Estado. “No es poco en la Argentina”, remató.

Contó que se habían reunido por última vez en marzo, y señaló que en esos encuentros “Miguel siempre preguntaba primero”. Lo despidió con una frase que dijo utilizó en el sepelio de Guillermo Estévez Boero, en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso nacional. Es de Walt Whitman y puede contener en clave los próximos pasos del diputado, que hoy está fuera del Partido Socialista y el Frente Progresista. “Detrás de todo adiós se oculta en gran parte el saludo de un comienzo nuevo”.


Las tropas y las estampitas

Cachi Martínez recordó cuando Lifschitz arrancó sólo su campaña como candidato y dijo que, como en su momento a Rubén Giustiniani, “no le llegaban las tropas”. Ante la nueva realidad, deseó con dudoso sentido de la oportunidad que el Partido Socialista “siga siendo una fuerza provincial y no termine como repartidores de estampitas”.

También citó a Eduardo Galeano con una imagen del fuego que brilla y no se aplasta ni por el viento, y al uruguayo Pepe Mujica cuando dijo que “los árboles grandes sólo se dimensionan cuando caen”.

La aclamación de los pastores

Walter Ghione, que ingresó por el sector de Granata y después formó su propio bloque, explicó su incorporación a la política gracias a Lifschitz, cuando lo visitó en una reunión en su iglesia del movimiento evangélico. Dijo que ese fue un click en su vida que lo decidió a militar en política. Repitió que Lifschitz lo sorprendió y lo movió a la acción.

El Padrenuestro

En el cierre del homenaje, la diputada Natalia Armas Belavi habló de que con la muerte no se termina todo, de las trompetas del final y de que la muerte es absorbida en la victoria. Terminó  rezando el Padrenuestro completo, para sorpresa de los diputados presentes y los conectados virtuales.


Nota relacionada


Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020