Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Perotti acordó con Cristina: Lewandowski y Sacnun para el Senado nacional y Mirabella a Diputados; Rossi se lanzó a la interna

Marcelo Lewandowski y María de los Angeles Sacnun serán los candidatos a senador nacional, y Roberto Mirabella encabezará la lista para diputados. Ese es el acuerdo al que llegó el gobernador Omar Perotti con Cristina Kirchner, con un detalle revelador: el propio mandatario santafesino figurará en la boleta como senador suplente, para dejar claro que esa es su lista.

Si como aseguran, estas coincidencias tienen también la bendición del presidente Alberto Fernández, el interrogante a develar será qué decisión tomará el ministro de Defensa Agustín Rossi que horas antes lanzó su candidatura a senador acompañado en segundo término por la vicegobernadora Alejandra Rodenas. Las primeras reacciones fueron que la lista se mantiene, con lo que habría internas, pero todo es variable.

Recién a la medianoche de este sábado se sabrá si el peronismo santafesino tendrá listas únicas para la elección de diputados y senadores, una aspiración de la Casa Rosada, o se presentan otras alternativas para disputar las Paso del 12 de setiembre. Antes del encuentro entre Perotti y Cristina se habían hecho varias reservas de inscripción de nombres, la principal del sector de Rossi.

El acuerdo conocido anoche incluye al propio Perotti como senador suplente, el mismo espacio que ocupó el actual senador Mirabella cuando reemplazó al gobernador en su banca. Y es un sello que ya tiene antecedentes en la provincia: lo inauguró en 1995 Carlos Reutemann cuando se puso al frente de una lista de diputados provinciales que encabezaba Jorge Obeid, y después cuando se decidió el nombre de Rolando Echeverría como candidato también al Senado nacional y se ideó respaldar de ese modo la postulación del ex intendente de Roldán, a unque después fue bajado de la candidatura.

Esta vez Perotti suscribe dos nombres conocidos: Lewandowski ganó la elección de senador provincial y es uno de los dirigentes de mejor imagen en el sur santafesino, y Sacnun viene de seis años en el Senado y es la candidata preferida de Cristina Kirchner, que pretendía para ella el primer lugar de la lista.

Lewandowski le posibilita así a Perotti una salida negociada a su postura de que sea Mirabella el primer senador. El rafaelino y mano derecha del gobernador se cambiará de Cámara y encabezará la nómina de diputados, y en su lugar irá el rosarino, que si bien pertenece al sector de María Eugenia Bielsa, integra el bloque de los seis leales al gobernador en el Senado santafesino.

La movida descoloca al ministro Rossi, que le había ofrecido a Perotti que Mirabella encabece la lista de Diputados pero desalojaba a Sacnun, a quien también postulaba en el segundo lugar de esa misma nómina.

El acuerdo incluye al propio Perotti como senador suplente, el mismo espacio que ocupó el actual senador Mirabella cuando reemplazó al gobernador en su banca

Una pulseada al más alto nivel

Sólo el peronismo puede llegar al límite del cierre de listas con tanta tensión. La definición del primer candidato a senador por Santa Fe enfrentó nada menos que al presidente de la Nación con su vice y al gobernador con la compañera que llevó en su fórmula. La pulseada deja la sensación de que ya se juega el 2023.

A horas de que expire el plazo para inscribir candidatos al Congreso nacional, el PJ provincial se enfrenta a la posibilidad concreta de ir a internas. Los aprontes para esa disputa fueron en paralelo a los intentos por lograr la unidad, a la que cada vez le queda menos tiempo, pero que hasta el último minuto nadie descarta.

Por ahora hay dos sectores en carrera: el de Perotti con Cristina y el aval del presidente, y el de Rossi con Rodenas y los senadores del NES, opositores al gobernador, cuyos movimientos en principio también habían sido bendecidos por Alberto Fernández.

El panorama a un día del cierre arrojó varias novedades: la última y más relevante fue el acuerdo de Perotti con la ex presidenta. Antes, Agustín Rossi y Alejandra Rodenas hicieron pública en las redes una foto juntos para anunciar su binomio de candidaturas al Senado. Cuentan con el respaldo de los senadores provinciales del NES y el diputado provincial Luis Rubeo. Invitaron al resto de los sectores internos del peronismo para que adhieran.

Como una formalidad, el plan incluía ofrecer al sector interno del gobernador Omar Perotti que se sume con un nombre en el primer lugar de la nómina de diputados, que suponían podría ser el de Roberto Mirabella. “Que se olviden”, contestaron de arranque desde el gobierno provincial.

La propuesta era que Mirabella y Sacnún encabezaran la lista de Diputados y Rossi-Rodenas la del Senado. “Eso nos incluye a todos”, se entusiasmaban desde el rossismo. La alternativa para que Marcelo Lewandowski sea el primer candidato a senador nacional, en lugar de Mirabella, surgió después de una reunión de Perotti con Cristina. Por ese encuentro pasó también María Eugenia Bielsa, a cuyo sector pertenece el ex comentarista deportivo de Rosario. El nombre del senador rosarino le permitió al gobernador una salida intermedia a sus pretensiones y las del resto, o parte de ellos.

Perotti quería a Mirabella en el primer término del binomio para el Senado y Cristina Kirchner deseaba lo mismo para su candidata María de los Ángeles Sacnun. Ambos cedieron algo.

Los argumentos de Perotti se apoyaban en una promesa que el gobierno nacional le hizo a todos los gobernadores peronistas: que serían ellos los encargados de elegir al primer candidato a senador.

“No es un capricho de Omar”, sostuvieron teniendo en cuenta que la banca fue ganada por Perotti hace seis años, que logró sumar a Sacnun detrás de sí, y además hoy ese lugar está ocupado por quien lo sucedió en el cargo, Mirabella.

Desde el gobierno nacional apoyaron la postulación de Rossi con el argumento de que mide más y querían, con una fórmula más competitiva, mejorar las chances de ganar la elección. Ahora con Lewandowski se cae ese argumento.

Desde el oficialismo santafesino sospechaban que detrás del lanzamiento de Rossi hay otra cosa: que la jugada estaba preparada de antes y tenía más que ver con la interna entre el presidente y su vice, que con Santa Fe.

En el rossismo se agrandaron al momento del lanzamiento e imaginaron otro cuadro: “lo que le molesta a Omar es que si Rossi gana, él empieza a ser un pato rengo y ya se le instala un candidato a gobernador para el 2023. Es eso lo que le preocupa y no el techo bajo que dice que tiene el Chivo en una elección general”, especulan a la hora de las explicaciones.

Alberto Fernández junto a Sacnun

Perotti con Cristina

Perotti volvió a viajar a Buenos Aires este viernes para reunirse con Cristina Kirchner y acordar parte del armado de listas. Aceptó mover de Cámara a Mirabella y Cristina mantiene a Sacnun en el segundo lugar.

Si Rossi no se baja, esta alianza le permitiría a Perotti enfrentar más cómodamente en una interna al ministro de Defensa y no distanciarse tampoco del presidente de la Nación, con lo que eso implicaría para su gestión. Antes de este acuerdo, Alberto Fernández había avalado la candidatura de Rossi.

En ese camino de tender puentes, Perotti había descartado la insinuación de intendentes que un día antes le propusieron ir por fuera del PJ, esquivando la interna. “Quedaría pegado a Schiaretti, que hizo lo mismo en Córdoba”, explicaron sus seguidores.

“Tal vez haya que ir a las Paso para ver quien tiene más”, se entusiasman desde las filas del perottismo, confiados en doblegar a Rossi. En ese contexto celebraron el acuerdo con Cristina y antes la foto que el ministro de Defensa se tomó con los senadores provinciales encabezados por Armando Traferri. Confiaban que “alguien le contará a Alberto quienes son esos que aparecen ahí”.

Desde el oficialismo provincial hacían un particular cálculo con el número de adhesiones que podrían sumar: “sólo dos senadores nuestros, el de Rosario y el de la Capital, representan a 2.100.000 habitantes de la provincia, mientras que los seis que se oponen a Perotti apenas suman 400 mil. ¿Cómo no les vamos a ganar?”, arengaban.

Las jugadas de Rossi y Rodenas

Más allá de cómo termine el armado de candidaturas, el proceso de negociación interna ya produjo dos efectos que no podrán desandarse. El primero es que Rossi pareció abrirse del cristinismo, al menos si es cierto su encuentro con la ex presidenta en la que esta sutilmente le negó su apoyo.

La reunión habría sido así, según pudo confirmar Suma Política: cuando Rossi le contó de su candidatura, Cristina como respuesta le habló muy bien de Sacnún, y además le dijo que él era un muy buen ministro. De ahí a pedirle que no se presente o a aclararle que si lo hace no lo va a apoyar, es sólo unir dos puntos.

El otro quiebre es el de la vicegobernadora Alejandra Rodenas, que se animó a dar el paso de mostrarse junto a Rossi, en un desplante a los intereses del gobernador. Cuentan que tomó esa decisión a pesar de algunas presiones previas, y que después de la foto que difundió junto a Rossi hasta dejó de atenderle el teléfono a quienes la llamaban desde el perottismo. Antes les aclaró que su nominación fue producto de un acuerdo político y no una concesión de alguien.

Pero habrá consecuencias. La movida de Rossi de enfrentar a Perotti puso en incómoda posición al ministro de Gobierno, Roberto Sukerman, y el salto de la vicegobernadora afectó de la misma manera a su esposo, el actual ministro de Cultura, Jorge Llonch. “Hay que ver si el lunes se presentan a trabajar”, comentaban con maldad desde el corazón del perottismo sobre los dos funcionarios, sin importarles demasiado si la lista Rossi-Rodenas finalmente se presenta.

En el esquema de Rossi, la lista de diputados quedaba por armarse. Y ahí podrían tener lugar el propio Sukerman y el diputado provincial Leandro Busatto, que en el plan de Perotti figuraba cuarto, pero que si hay interna dejaría de formar parte de ese borrador.

A la nómina de Perotti para Diputados, que iba a encabezar Marcelo Lewandowski y en la que ahora se pondría al frente Roberto Mirabella, le seguía un nombre propuesto por Cristina, como podría ser el ya sugerido de Florencia Carignano. El tercer lugar estaba reservado para alguien del massismo. Ahora habría que ver cómo se integran el resto de los sectores.

Todo eso ya es detalle fino. La tensión política del peronismo santafesino sumió en debate a todas las líneas internas. El Movimiento Evita decidió parar la pelota y esperar el final de la pelea antes de posicionarse.

Al inicio de las negociaciones, la decisión del perottismo era no pelearse con los dos jefes del peronismo nacional, al menos no con los dos al mismo tiempo. Ahora el gobernador Perotti aparece fortalecido si finalmente logra el aval de ambos.


Notas relacionadas


Facebook comentarios

Autor

  • Periodista. Licenciado en Comunicación Social de la UNR. Ex jefe de Redacción de La Capital. Twitter: @DanielAbba_

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020