mega888
Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

La oposición apuesta a la marcha del 24 mientras el dólar planchado anestesia el conflicto social

Hay clima de empate en el tiempo político de finales de marzo. El gobierno nacional, mientras se deteriora la actividad económica, los empleos y salarios, celebra la novedad de una estabilidad financiera que, si bien no detiene la inflación, al menos por una alquimia transitoria viene domesticando al dólar, el gran fetiche que organiza buena parte de las proyecciones de los hacedores del humor nacional. Baja el dólar y baja el “riesgo país”, justamente cuando está más en riesgo que nunca —desde 2001 a la actualidad— la vida de millones, que de manera creciente no se alimentan ni se curan con lo mínimo indispensable, y todo indica, trabajarán y se educarán cada día menos, a medida que se profundicen las consecuencias de la planificación económica liberal conservadora.

Los triunfos parlamentarios que obtuvo la oposición, bloqueando el primer intento con la ley ómnibus en Diputados, y luego dándole un golpe al DNU 70/23 en el Senado, no encuentran por ahora un entramado que reúna a todos los factores de las organizaciones sociales y ciudadanas que padecen daño en democracia. La caída en la consideración del presidente entre sus votantes —Milei navega por debajo del 50 por ciento de opinión positiva— no tiene correlación con el tsunami que vienen sufriendo al menos cuatro de cada 10 de quienes lo apoyaron provenientes de la base de la pirámide social.

Con todo, los diagnósticos de ambos lados de la grieta política son irreconciliables. Mientras el gobierno promete un horizonte de salida luego de un ajuste draconiano, este viernes el PJ empezó a desperezarse y concretó su primer congreso nacional (con cerca de 900 congresales en el Club Ferrocarril Oeste, en Buenos Aires) tras la derrota de noviembre pasado. Allí se dio un paso que ya apremiaba: la aceptación del pedido de licencia del expresidente Alberto Fernández, que dejó la presidencia del partido. Un paso obvio y tal vez tardío, pero paso al fin. 

Una nueva Mesa de Acción Política conducirá el partido, aunque no fueron todavía nominados sus integrantes. Esa conducción colegiada quedó abierta a negociaciones, aunque la impronta surgirá de mezclar factores diversos, con Axel Kicillof y Gildo Insfrán como los dos máximos referentes, ambos ganadores de las elecciones en sus provincias, incluso en el balotaje.

La comisión “para el modelo argentino” se encargaría de “fortalecer, ampliar y unir al peronismo”. La caracterización de la etapa que hace el peronismo es definitiva: “La Argentina está atravesando una situación dramática, en lo económico, social y cultural. El gobierno actual desató una cantidad de medidas brutales que golpean sin piedad a la mayoría de nuestro pueblo”. Sin embargo, en otro párrafo, el PJ es austero y cuidadoso en sus propuestas; habla de “fortalecer los bloques parlamentarios en las elecciones de medio término del año próximo y triunfar en las elecciones provinciales y nacionales”.



Según Germán Martínez, el rosarino jefe de bloque de UxP en Diputados, el PJ tiene como objetivo inmediato aglutinar a todas las expresiones del movimiento peronista en una sinergia común para expresar la adversidad al gobierno de Milei. El rosarino también cree que hay un segundo plano temporal en la reorganización del campo popular, y es proponer un proyecto de país alternativo al modelo liberal conservador y autoritario del macrimileismo. “En el menor tiempo posible, necesitamos un nuevo proyecto nacional para proponerle a los argentinos”, definió Martínez en las inmediaciones del estadio cerrado de Ferrocarril Oeste.

Otro rosarino, y también diputado nacional, Diego Giuliano, fue ungido este viernes como titular del Frente Renovador (FR) de Sergio Massa, que reapareció de manera lateral en el congreso partidario y no ocupará ningún cargo. “Nos proponemos como punto de encuentro para no seguir exacerbando diferencias que nos llevan a un péndulo y perdemos todo”, definió Giuliano. Massa, que se encontraría volcado a la actividad privada, cede a las nuevas generaciones el protagonismo. Aunque Giuliano es un par etario del tigrense. Si bien integrado a UxP, el FR ahora busca otra vez la avenida del medio.

En tanto, la oposición apuesta fuerte a la marcha recordatoria de este domingo 24 de marzo, a 48 años del golpe militar de 1976. Un campo donde el oficialismo busca dar su batalla cultural para descalificar al movimiento de los derechos humanos, aunque toma el riesgo de aullarle a la luna. Victoria Villarruel habló del presunto “morbo” con que el peronismo, el progresismo y la izquierda evocan la fecha. La transitoria tolerancia e incluso aceptación que amplios sectores sociales parecen mostrar con el ajuste fiscal y desmonte profundo del Estado, no implican una revisión radicalizada sobre los pilares de la democracia y la condena al terrorismo de Estado de los años 70.

Mientras tanto, ya no suena tan fuerte la música de la pelea sindical como se expresó con el gran paro nacional del 24 de enero. Y no hay fecha para un segundo paro. El dólar “dormido”, pareciera, construye orden, disciplina, organiza la vida, e incluso genera alguna esperanza en sectores que adoran al billete verde como sentido de la existencia. La Argentina ya lo probó, en parte lo disfrutó (mientras duró), luego lo sufrió por años: dictadura militar, convertibilidad de los años 90, el corto período de bonanza macrista 2016/17 y ahora va otra vez, la cuarta, por la misma senda. Con los mismos hacedores desde el poder económico e institucional. ¿Será una remake o trae alguna novedad la dupla Milei-Caputo?

Finalmente, el Palacio del Congreso tendrá descanso hasta abril. La próxima semana, corta, no es la indicada para ninguna proeza, de ninguno de los actores principales. Porque además hay virtual empate, sobre todo en Diputados, para cualquier tema de fondo que se encare. Y torcer el empate requiere de tiempo, rosca, y que surja la oportunidad política que por ahora no está a la vista.


Facebook comentarios

Autor

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar