Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Nadia Schujman: la causa por espionaje “es para que nunca más nadie toque determinados factores de poder”

“A nosotros nos quieren colgar en la plaza pública para que todo el mundo vea y sepa lo que le puede pasar a alguien que se mete con determinados factores de poder, para que nunca más nadie investigue, y para poner de rodillas al gobernador Perotti”.

“Muchos miembros del MPA, del Poder Judicial y de distintos poderes saben muy bien lo que está pasando en Santa Fe. Pero por miedo a perder el puesto o el ascenso, no dicen nada. Yo fui formada por una generación que estaba dispuesta a dar la vida por un proyecto colectivo; ahora hay gente que pierde su dignidad por un sueldo”.

Nadia Schujman estuvo a cargo de la Agencia de Control Policial del Ministerio de Seguridad de la Provincia durante la gestión de Marcelo Sain y hasta los allanamientos ordenados por dos fiscales de Santa Fe en distintas oficinas del organismo, el 26 de noviembre pasado, y ahora enfrenta una causa por supuesto espionaje ilegal junto con el propio Sain y otros ex funcionarios de su equipo. Es abogada, de extensa y reconocida trayectoria en causas de derechos humanos, y fue querellante en la mayoría de los juicios por delitos de lesa humanidad que se realizaron en los Tribunales Federales de Rosario. En una entrevista con Radio Gráfica (FM 89.3), en el programa “Ya nada será igual” que conduce Gabriel Fernández, calificó de “delirio, pesadilla y persecución” a la causa que se inició con los allanamientos y que como publicó Suma Política ha transcurrido hasta ahora entre el silencio de los fiscales y las acusaciones de lawfare. Estos son sus principales conceptos:

La pelea: “Les voy a dar toda la pelea que les tenga que dar. A mí no me van a quebrar. Nadie me va a quitar la dignidad, la identidad y el orgullo, por la coherencia por la que creo que he hecho las cosas, siempre respondiendo a determinados valores, y  peleando contra la impunidad”.

La Santafesina: “Nunca en mi vida pensé, por el palo del que vengo, trabajar en el Ministerio de Seguridad, pero cuando Sain me convocó era la posibilidad histórica de hacer otra cosa con la conducción de la Policía de la provincia, la Santafesina, que es bastante conocida por lo compleja, por lo corrupta, por los vínculos con el narcotráfico”. 

“Y con mucho compromiso con mi equipo de colaboradores dimos esa pelea. Nunca tantos altos jefes policiales fueron investigados, nunca hubo tantos policías presos. Uno de los jefes del Servicio Penitenciario me dijo que iban a tener que crear otro pabellón porque nunca habían tenido tantos policías presos”.

La gestión Pullaro: “También fijamos muchas pautas de conducción de la Policía. Participé de investigaciones en las cuales denuncié por ejemplo a altos funcionarios del ex ministro Pullaro por el pago de honorarios con fondos reservados a los abogados defensores de policías que estaban involucrados en una desaparición forzada seguida de muerte (NdR: se refiere al caso de Franco Casco). Que todo el mundo lo sabía, a media voz, pero que nadie lo investigaba y lo denunciaba”.

Mensaje: “Entiendo que todo esto tiene que ver con que nunca nadie más toque determinados factores de poder en esta provincia, que nunca nadie más investigue. De eso se trata esto”.

Después de Sain: “Esto comienza cuando Marcelo Sain termina renunciando como ministro porque eran insostenible determinadas cuestiones. Hubo un acuerdo con el gobernador y todo el equipo nos quedamos supuestamente a seguir haciendo lo que habíamos venido a hacer. Así fue los primeros meses, pero después se fue poniendo cada vez más duro. Y cuando Sain vuelve al Organismo de Investigaciones comienza toda una persecución para destituirlo, le abren sumarios hasta que la Legislatura lo destituye”. 

Dictadura legislativa: “La Legislatura es un factor fundamental en todo esto, porque vivimos en esta provincia la dictadura de la Legislatura, que amenaza a fiscales y jueces con destituirlos, porque son ellos los que llevan adelante los procesos, hay fiscales perseguidos por investigar, los denuncian por haberse querido meter con un senador.

El allanamiento: “En la semana que nosotros ya nos estábamos yendo, porque habían concluido las posibilidades de seguir adelante con este proyecto, teníamos todos las renuncias juntadas en una carpeta y estábamos esperando hasta el lunes, por un pedido del gobernador, el viernes, nuestro último día en el ministerio, de golpe irrumpen personas del Organismo de Investigaciones de Santa Fe, que fue creado por Pullaro, que es radical y fue candidato en una de las listas del PRO. Ahora me tengo que aguantar que Pullaro diga que esta es la empresa criminal más grande desde la dictadura. Que Pullaro me corra a mí con la dictadura. Además se ve que él conoce pruebas que yo todavía no conozco, porque a mí no me mostraron una sola prueba, pese a que me presenté y me puse a disposición después de los allanamientos y pedí que se me exhiban las cosas”.

Las carpetas: “Hay personajes clave que están hablando. Los medios, el día del allanamiento, decían que entraron gritando mi nombre, que me sacaron el teléfono, que revisaron la cartera, que secuestraron muchísima información. Y dijeron lo mismo de otros compañeros de la gestión Sain. A las dos horas del allanamiento, que duró como siete u ocho horas, los medios hegemónicos ya estaban hablando de las carpetas que se habían encontrado en el ministerio de Seguridad de sindicalistas, de políticos, de periodistas”. 

Sin testigos: “Fue un atropello absoluto. Soy abogada, lo primero que le pregunté a los fiscales fue por la orden. No, no hay orden porque es una oficina pública, me contestaron. Sí, es una oficina pública, pero el Código no habilita a ir sin una orden, aunque sea del fiscal, que diga el objeto de lo que van a buscar. Ellos vinieron a la pesca, las actas las hicieron diciendo que secuestraron documentación varia. A esta altura tengo temor que en documentación varia pongan cualquier cosa. ¿Y los testigos? Los policías mismos me dijeron que los fiscales no los dejaron buscar testigos. Así arrancó esta persecución”.

Una pesadilla: “Después de esto me notificaron los derechos del imputado, que es un invento santafesino porque en el Código no existe eso. Me notificaron de eso y quiénes son mis otros compañeros con los cuales en un futuro nos van a imputar no solo de espionaje ilegal, sino también asociación ilícita y violación de deber. Empezó un delirio, una pesadilla”.

Lo que va a venir: “Es terrible porque esto es un ejemplo de lo que va a venir. Porque acá a nosotros nos quieren colgar en la plaza pública para que todo el mundo vea y sepa lo que le puede pasar a alguien que se mete con determinados factores de poder con los que nadie se tiene que meter, y poner de rodillas al gobernador Perotti también. Porque si ves las fotos posteriores a esto, la realidad habla por sí misma.

El problema es que nosotros dejamos de investigar a las personas que viven en la periferia y empezamos a investigar al lavado, a los que viven en las torres más caras, a las concesionarias más caras, se allanaron mesas de dinero de gente súper poderosa, se empezaron a mostrar los vínculos con la policía, con la política. Eso es lo que no nos perdonan”.

El no derecho: “En esta provincia es todo muy complicado. Hicimos un montón de planteos y estamos esperando respuesta, pero en principio, por como se viene desarrollando todo, es el no derecho. Nos van a decir que no a todo. Eso es lo que nos demostraron”.

Quedarse callados: “Nadie se puede hacer el inocente con lo que acá está pasando. Algún ciudadano de a pie, al que le queman la cabeza los medios, puede ser, pero otros no. Me alegra y conmueve el respaldo que tuve, pero tengo la necesidad de exhortar a otros a que no se queden callados. Porque hoy vinieron por nosotros, pero mañana van por otros. Hay muchos miembros del MPA, del Poder Judicial, de distintos poderes, que saben muy bien lo que está pasando. Y por miedo a perder el puesto, por miedo a perder el ascenso, no dicen nada. Yo fui formada por una generación que estaba dispuesta a dar la vida por un proyecto colectivo. Y ahora hay gente que pierde su dignidad por un sueldo. Y eso me resulta inaceptable”.


Nota relacionada


La causa por supuesto espionaje ilegal en Seguridad, entre el silencio de los fiscales y las acusaciones de lawfare

Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020