Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Perotti juntó a la tropa: un asado con doce senadores

Como una señal de lo que se viene, el gobernador Omar Perotti reunió después de dos años a los doce senadores del peronismo. Fue un asado en la casa Amenábar, como se conoce en Santa Fe a la residencia del jefe del Ejecutivo ubicada detrás de Gobernación.

Temas legislativos, presupuesto, política, fecha de elecciones, distribución de fondos de la deuda, estrategia electoral, ordenar la interna, nuevos tiempos. De todo eso se habló de cara al último año de un mandato durante el que hubo más de un cortocircuito.

Fue más un acercamiento, un sondeo, antes que un encuentro para resolver algo o sacar grandes conclusiones. “¿Cómo se dice? ¿un approach?”, se aproximó uno de los comensales al dar detalles de la reunión.

“Me parece que primero le interesaba ver si iban todos”, comentó alguien cercano al encuentro. Y la asistencia fue perfecta: doce de doce.

Una pregunta que sobrevoló la reunión fue sobre la fecha de convocatoria a las elecciones provinciales. A diferencia de lo que se creía hasta hace unos meses, las nuevas expectativas por la gestión de Sergio Massa y sus consecuencias en la economía, podrían animar a las provincias a llevar sus comicios lo más cerca posible de las fechas nacionales.

Otro tema de los que se habló fue el del reparto de fondos que vendrán por el cobro de los bonos de la deuda histórica por coparticipación. A algunos municipios y comunas no les tocará demasiado de esos 26 mil millones que se cobrarán este año, pero la provincia podría auxiliar con algunas obras.

Eso formará parte de la estrategia electoral, al igual que la decisión de “no impedirle a ningún compañero que compita en internas”. De ahí la deducción de que no se habla en Santa Fe de suspender las PASO.

El encuentro también sirvió para aventar fantasmas de operaciones y persecuciones, un tema que motivó en otros tiempos algún cruce entre esa parte de la Legislatura y el Ejecutivo provincial.

“Fue un asado normal”, dijo sin grandes descripciones uno de los participantes, que no dejó de reconocer su sorpresa porque se trató de un servicio de primera calidad. De postre hubo frutillas con crema, y para acompañar la carne una variedad de ensaladas. “Por las dudas, vino no tomó nadie”, admitió un testigo.

Era tanta la amabilidad que alguien comentó: “hay que estar atento a ver de donde viene la puñalada”, pero no pasó nada.

“Quieren juntar la tropa”, admitió un vocero. “El gobernador nos dijo todo lo que queríamos escuchar”, sospechó uno de los participantes, que no pasó por alto que de parte de los senadores “nadie preguntó nada”.

“Hacía dos años que no nos reuníamos, creo que fue para sondear los ánimos”, comentó otro comensal sin dejar de observar que la comida fue servida por los mismos empleados que llevan el café en la Casa de Gobierno.

“Si cuando comíamos una picada nos peleábamos, por qué ahora con un asado nos llevamos tan bien”, se preguntó sin respuestas.

No sólo estuvieron los doce senadores del PJ, también los ministros de más vuelo político en el gobierno provincial: Marcos Corach y Celia Arena, y el de Economía, Walter Agosto.

Si fue para ver qué onda, ahora habrá que esperar los próximos movimientos.


Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar