Connect with us

Hi, what are you looking for?

Política

Un cañón espantapájaros y nuevas tecnologías de drones para hacer más operativo el aeropuerto de Rosario

“La importancia de ambos convenios es realmente grande, porque implican una mejora en todo el sistema aeronáutico de la provincia”, dijo la titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli, sobre los compromisos rubricados con su presencia en la ciudad, entre el Aeropuerto Internacional Rosario (AIR) y la Universidad Nacional de Rosario (UNR), respectivamente, con el organismo que dirige desde marzo 2020. La fecha es significativa, tres meses después, el coronavirus levantaba vuelo con una pandemia que debió enfrentar con su bagaje de alto expertise y pocas horas de sueño.

“El aeropuerto de Rosario es uno de los más importantes del país, que estamos certificando bajo los estándares internacionales de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), y que va camino a cumplirse”, dijo la funcionaria, sobre la puesta a punto que viene realizando la aeroestación local. La certificación nacional e internacional será el reflejo de la ampliación del nivel operativo y de la robustez en la seguridad. Las expectativas son altas y están puestas en los próximos meses cuando se obtengan ambos vistos buenos.

El convenio firmado aplica justamente a estos requisitos. Se trata del control aviar y de fauna que desde la ANAC se realiza a dos vías, con la provisión del equipo necesario (cañón espantapájaros) y el acompañamiento en su rol regulador. Por su parte el AIR se compromete a lograrlo con un plan “muy completo”, según valoró Tamburelli. La ingesta de un ave en el motor  de un avión es un incidente tan factible como temido por el riesgo que implica en momento de aterrizaje o despegue.

El acuerdo fue sellado por la funcionaria con el presidente del Directorio de AIR, Eduardo Romagnoll e incluyó además el análisis de otros ejes de trabajo. La sinergia de la tarea conjunta dotará de “una mayor solidez al prestador de la aeroportuaria local”. Un objetivo de máxima para la pospandemia, que permitirá ampliar el rango operativo a nuevas líneas y destinos.

Drones

La Administración Nacional de Aviación Civil también firmó en la ciudad un acuerdo con la Universidad Nacional de Rosario, para articular programas y proyectos de asistencia técnica e investigación científica, en el marco de la seguridad del sistema aeronáutico. “Vengo del área de capacitación, a veces no se tiene conciencia de los beneficios que implica, cuando todo el personal que trabaja en la aviación se actualiza e incorpora conocimientos sobre una nueva tecnología, como los drones en este caso, hay índices muy concretos de mejoras del funcionamiento”, analizó Tamburelli. 

“Cuando estábamos buscando los medios para capacitar encontramos en la UNR un socio importante para este resultado”, explicó. Y destacó la importancia de haber llegado a este acuerdo, ya con el curso de pilotos de drones en marcha, con unas 70 personas de distintos lugares del país, 10 de las cuales son de Rosario, realmente “se abre un panorama muy grande a nivel federal, porque ya hay otras provincias interesadas, como Mendoza, en el curso de la UNR”.

Según Tamburelli, el compromiso firmado es muy amplio e irá tomando especificidad a medida en que así lo indiquen las necesidades. “Hoy pusimos el foco en estas nuevas tecnologías de drones y en capacitar a la gente, eso es lo que se está haciendo, pero hay asistencias técnicas donde seguro habrá posibilidades de seguir colaborando”, explicó. 

El convenio de cooperación recíproca promueve que durante los próximos tres años UNR y ANAC articulen objetivos en la capacitación profesional incorporando el conocimiento de las nuevas tecnologías y su actualización permanente. “La aviación es una actividad dinámica que va modificándose, por eso debemos mantener a todo el personal involucrado en los aeropuertos actualizado en los últimos avances”, aseguró. Y destacó el carácter innovador de la capacitación en las últimas tecnologías de drones, además de los requisitos legales para obtener la certifiación de la máxima autoridad aeronáutica. 

Gestión

El foco en los drones formó parte de tres de las fichas que movió Tamburelli al asumir al frente de la ANAC, días antes de que el coronavirus alterara la vida cotidiana. Gestionando en modo pandemia puso en agenda una mirada de género y la preocupación por el  medio ambiente y la capacitación. Así generó tres ámbitos: una comisión de género, el área de medio ambiente para fiscalizar la emisión de gases del efecto invernadero y la regulación de drones. 

“Todos los días surgen temas nuevos, es parte de la dinámica de la aviación y hay que tratar de no correr atrás de los mismos para estar al día con las nuevas tendencias”, explicó. Y dijo que el tema drones  es algo que viene y no se puede evitar, con una aplicación muy útil para la agricultura y la seguridad, por lo que es necesario capacitar y regular para que se realice de la mejor forma posible.

Con respecto a su innovadora comisión de género, Tamburelli no pasó por alto que aunque tradicionalmente la aviación es un ambiente muy masculino la recibieron “muy bien por. Poe eso es importante la capacitación, es lo que abre puertas tanto a hombres como mujeres para poder asumir cargos para los cuales están preparados”. Con respecto al área de medio ambiente consideró que “hay que trabajar mucho, hay otras regiones que están mucho más  avanzadas que nosotros y crear conciencia me parece un objetivo de los más importantes”.

La ANAC  se creó en el 2007 para que la aviación civil, que estaba bajo la órbita de la Fuerza Aérea, cobrara especificidad en las regulaciones de líneas comerciales, agroaplicadores y aviación en general. “Entonces se decidió al igual que en el resto de los países crear un organismo específico para la aviación civil, convergiendo las áreas que estaban en distintos ministerios en la Administración Nacional de Aviación Civil que comenzó a funcionar en 2010”, explicó la funcionaria, primera mujer en presidirlo, y también primera Directora Nacional de Transporte Aéreo entre 2012 y 2015.

Tamburelli es licenciada en Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas, con un promedio que le permitió obtener un pasantía en el Ministerio de Relaciones Exteriores, donde descubrió “casi sin querer los acuerdos bilaterales de transporte aéreos”, un ámbito que la fascinó. Así realizó un posgrado en Derecho Aeronáutico y Espacial, un camino que la llevó a la Subsecretaría de Transporte Aéreo y experiencias en el exterior, en la Asociación Internacional de Transporte Aéro (IATA) y consultorías en la  OACI.

“A medida que pasan los días uno se da cuenta de que cada vez sabe menos”, dice Tamburelli, con un bagaje técnico que le permitió llegar a presidir la máxima autoridad de aviación civil, después de haber gestionado en distintos lugares del mundo. “Argentina es el país que uno ama, pero sabemos enfrentar muchos desafíos, esto permite una empatía, que cuando uno va al exterior hace posible aportar experiencias y sugerencias, realmente da una gran capacidad de vinculación, que no sé si la da otro país”, comentó.

Pandemia

Fue un impacto inmediato, un shock, algo inédito y un decreto determinó que todo el mundo se quedaba en tierra”, evocó sobre el cierre de fronteras dispuestos para amortiguar la circulación del virus que asola al planeta y que a esa altura, estaba comprobado, llegaba en avión. “Había que controlar eso, algo que no había sucedido antes, y comenzar a compartir desde la autoridad aeronáutica con la autoridad sanitaria, que por supuesto tenía un rol fundamental porque la prioridad era la salud y la vida”, enfatizó.

“Había que compatibilizar, integrarse, informar sobre cancelación de vuelos, fue un trabajo muy duro y muy integrado con otros organismos del gobierno para tratar de mantener el sistema vivo”, dijo.  

“Desde el año pasado trato de no hacer previsiones, nadie imaginaba en el 2020 este 2021, que nos sorprendió con nuevas cepas. Hay que ir con mucho cuidado y tratar de planificar distintos escenarios”, advirtió Tamburelli sobre la pospandemia. “Somos optimistas con respecto a que se va a ir abriendo cada vez más, la vacunación tan avanzada reduce los riesgos, de a poco vamos a ir retomando la conectividad, primero las rutas locales multiplicando hasta llegar a que todo sea como antes”, aseguró. Y dijo que el impacto de la pandemia superó al del 11 de septiembre, “cuando se pensó que nada iba a ser igual, ahora también sentimos que la normalidad será diferente”, enfatizó. 

Facebook comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Suma Política. Todos los derechos reservados. 2020